Fútbol peruano sin estadios: Cuando clasificar al Mundial no lo es todo y el desorden continúa [OPINIÓN]

Partidos del Torneo de Verano empezaron a tener problemas y el Cristal vs UTC no se pudo jugar ya que los cajamarquinos no encontraron estadio donde ser locales. 

UTC

Utc

El estadio Héroes de San Ramón no será el escenario del UTC - Cristal. Y apenas es la primera fecha. 

Por Carlos Bernuy
​@BernuyCarlos


Vivir dentro de una burbuja. Dentro de un sueño donde la felicidad es total y las malas noticias no tienen cabida. Perú clasificó al Mundial, se vendieron millones de polos, la cerveza casi se agotó, los posters también y el fútbol peruano pasó a ser casi perfecto. Sí, tan perfecto a que a horas de iniciarse el Torneo de Verano del Descentralizado 2018, se habla de puntos en mesa y canchas que no fueron habilitadas.

Empecemos con el estadio Mansiche, sede del partido que debían jugar UTC y Sporting Cristal. No se habilitó, no pasó el examen pese a que se sabía con antelación que era la sede escogida por el cuadro cajamarquino ya que no podía utilizar el 'Héroes de San Ramón'. Ojo, UTC tampoco fue habilitado para jugar en el 'Casa Grande'. Ambos cuadros jugarían en Lima a puertas cerradas o los rimenses recibirían los puntos. El tema es que el torneo ya palpita el desorden propio de la mala organización.

Deportivo Municipal tiene el mismo problema con el estadio Iván Elías Moreno de Villa El Salvador. No fue habilitado y los 'ediles' debieron recurrir al costoso Estadio Nacional que seguro les arrojará una taquilla que no cubrirá ni la mitad del alquiler y generará pérdidas en el club limeño. Por lo menos aquí el partido ante Melgar no debió reprogramarse.

Municoipal

Municipal

Municipal dejará de ser local en Villa El Salvador, una sede que a la que se había acostumbrado.

Comerciantes Unidos también deberá mudarse de casa, ya que su recinto, el 'Juan Maldonado Gamarra' de Cutervo no cumple las exigencias y sería local en Guadalupe. Si a eso les sumamos que algunos clubes tienen deudas con sus jugadores, el resultado es que el Torneo de Verano podría acabar en un caos.

Pero claro, Perú está en el Mundial y el sol parece taparse con un solo dedo. El de la indiferencia.