Scarlett Wilson. (Foto: Instagram | scarlettvfit)
Scarlett Wilson. (Foto: Instagram | scarlettvfit)

Historia de superación. Los casos de anorexia van en aumento en los últimos años, sobre todo entre las personas más jóvenes. Algo que ha hecho que cada vez sean más las personas que den visibilidad a este problema y compartan sus propias experiencias para poder ayudar a otros.

MÁS | La figurita de un beisbolista se vende por 12.6 millones y establece un nuevo récord

Así lo ha hecho Scarlett Wilson, una joven de 23 años de Northamptonshire, Inglaterra, Reino Unido, que se su ha vuelto en las redes sociales explicando cómo el deporte y, más específicamente el fisicoculturismo, le ha ayudado a superar la anorexia estos dos últimos años.

Los problemas de salud mental de Scarlett comenzaron cuando tenía 12 años. A esa edad tuvo depresión tras sufrir bullying en en la escuela. “Tuve una depresión que fue realmente difícil de gestionar a una edad tan temprana y comencé a autolesionarme”, revelaba la joven a .

Pese a que con el tiempo logró superar la depresión, pronto desarrolló otro trastorno: la anorexia. A sus cortos 14 años la tuvieron que ingresar por desnutrición. “Simplemente no me gustaba cómo me veía y mi dismorfia corporal me hacía querer cambiar”, confesaba la joven al citado medio británico.

Scarlett Wilson luchó contra la anorexia cuando era adolescente. (Foto: Instagram | scarlettvfit)
Scarlett Wilson luchó contra la anorexia cuando era adolescente. (Foto: Instagram | scarlettvfit)

Estrella del fisicoculturismo

La anorexia hizo que Scarlett fuera hospitalizada en un centro psiquiátrico en dos oportunidades. Sin embargo, con el tiempo, encontró en el fisicoculturismo la solución. “Me di cuenta de que tenía que encontrar una manera de mantenerme saludable, con un nuevo enfoque para fortalecerme mental y físicamente”, cuenta.

Desde entonces, empezó a comer mejor y ha hacer mucho ejercicio, una práctica que poco a poco la llevó a estar en mejor condición física. Por eso mismo, la joven se ha dedicado a compartir en su su vivencia para poder ayudar a otros jóvenes que han pasado por la misma situación.

“Nunca es tarde para empezar”, señala en sus redes sociales en las que comparte videos de su transformación física estos últimos dos años. Eso sí, Scarlett advierte que lo que funciona con ella no tiene por qué ser igual para otras personas.