Para nadie es un secreto que quiere tener de regreso a para darle un nuevo impulso a su alicaída división femenil, pero a diferencia de unos años atrás, la empresa de Vince McMahon no solo quiere a Rousey, sino también a su esposo, el peleador de peso completo de MMA, Travis Browne.

Ronda Rousey dejó de aparecer en pantallas, tras caer ante Becky Lynch en una lucha de triple amenaza, junto a Charlotte Flair. Tras ser derrotada, 'la mujer más mala del planeta' decidió retirarse del ring, para formar una familia con Travis Browne.

Pero con el ascenso de Paul Heyman como nuevo gerente general de WWE Monday Night RAW, Ronda Rousey mostró su interés en regresar a WWE.

Tras el retiro de Ronda Rousey de WWE, la división femenil ha caído en la irrelevancia, sin mayor protagonismo en las historias. Por ello esta vez quieren a Ronda de vuelta, junto a su esposo Travis Browne.

El plan es que Ronda Rousey y Travis Browne se enfrentan a la campeona de RAW Becky Lynch y 'el Arquitecto' Seth Rollins.

Esta no sería la primera aparición de Travis Browne en WWE ya que hace unos meses fue parte de un ángulo, 'atacando' a un agente de seguridad en WWE Monday Night RAW.

Travis Browne formó parte de la división de peso completo de UFC, en su última pelea en agosto del 2017 cayó sometido por el ruso Alexey Oleinik.

tags relacionadas