Niños con valores. Foto Referencial: Lima Yoga.
Niños con valores. Foto Referencial: Lima Yoga.

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un pescado a la chorrillana bien encebollado, con arrocito blanco graneado, juguito de limón y, para tomar, un maracuyá fresquecito.

“María, bien se dice que los niños son el futuro del país, pues ellos cuando sean adultos asumirán las riendas, cada uno desde su lugar. Por eso es tan importante educarlos enseñándoles valores. Muy poco servirá a su familia, a la sociedad, una persona deshonesta e irrespetuosa. Un irresponsable, un intolerante, más es el daño que puede hacer. En las últimas décadas vemos que esta crisis de valores se agravó de manera alarmante. Lo vemos en los conductores de vehículos que arremeten contra otros choferes y peatones. También lo demuestran los miles de jóvenes que en plena pandemia del coronavirus, cuando cientos de peruanos mueren cada día, asisten a fiestas clandestinas, sin importarles que se contagiarán y que después contagiarán a sus padres y abuelos. Las autoridades corruptas, mentirosas, que le roban al Estado, son un gran ejemplo de la falta de valores. Los padres tenemos una enorme responsabilidad con nuestros hijos.

Algunos valores que debemos inculcar en los niños:

  • Responsabilidad.- Los niños deben entender desde chiquitos que sus actos tienen consecuencias, que pueden ser positivas o negativas. Papá y mamá deben servir de ejemplo cumpliendo con obligaciones.
  • Generosidad.- Hay que enseñarles a compartir. Es común ver a los niños llorar cuando otro pequeño coge sus juguetes. Se debe convencerlos de que tienen que compartir sin esperar nada a cambio.
  • Compromiso.- Se trata de marcarse metas y comprometerse a alcanzarlas. Definirse objetivos en el colegio y esforzarse para lograrlos es un buen ejercicio. Las relaciones personales serán más fuertes si existe compromiso de ambas partes.
  • Tolerancia. Deben entender y aceptar las diferencias que hay entre personas por el color de piel, manera hablar, lugar de procedencia, nivel educativo, formas de vestir, etc. Es importante luchar por construir una sociedad sin prejuicios.
  • Humildad.- Los chicos pueden crecer creyendo que son superiores a otros porque sus padres los halagan siempre. Hay que enseñarles respeto hacia los demás y también humildad, para que no menosprecien a otros y sepan aceptar las derrotas.
  • Honestidad.- Ser sinceros es fundamental. En niños y adultos. Ser honesto consigo mismo hará que los chicos maduren y entiendan que nadie es perfecto. Las consecuencias de la mentira les hará aprender de sus errores”.

Gary tiene razón. Me voy, cuídense.