10 respuestas para esos potenciales clientes que siempre dicen “solo estoy mirando”

Trome, ¿sabes cómo responderle a los clientes que dicen “solo estoy mirando”? Te recomendamos 10 respuestas.

Clientes satisfechos

Un cliente feliz es un cliente que volverá a tu negocio y que dará a conocerlo. Conoce cómo satisfacerlo, aquí te explico.

Un cliente feliz es un cliente que volverá a tu negocio y que dará a conocerlo. 

Más sobre:

Emprende Trome

¡Emprende Trome!, ¿entran clientes a tu tienda, les preguntas “¿cómo lo puedo ayudar”, y te responden “solo estoy mirando”, y te quedas callado? ¡No Trome! La venta no se acaba allí. En estas situaciones, si el vendedor no sabe qué responder, pierde el manejo de la conversación y posiblemente del proceso de venta.

Normalmente, los clientes dicen “solo estoy mirando” para evitar la presión del vendedor, que a veces puede resultar fastidiosa si el cliente sabe lo que quiere y va a buscar por él mismo.

A lo mejor solo necesita más información, tiene un par de preguntas o incluso no sabe lo que estás buscando realmente, pero quiere evitar la presión del vendedor a toda costa, quizá por las malas experiencias con vendedores entrometidos.

Emprende Trome

Emprende Trome

Emprende Trome aprovecha las visitas de tus clientes y no los dejes ir

Pero hay una diferencia entre el cliente al que no le gusta que lo molesten de aquel que utiliza la frase “solo estoy mirando” como una respuesta automática al entrar a una tienda. Y tú Trome, para ser un vendedor exitoso, debes aprender a reconocer las diferencias y sobre todo a cómo manejarlas.

Los vendedores poco habilidosos dejarán solos a los clientes sin venderles algo. Pero también puede ser una muy buena señal pues quiere decir que también están abiertos a comprar algo si les llama la atención.

El punto es que necesitas tener un arsenal de respuestas preparadas para atender al cliente que dice “solo estoy mirando”. Tus ganancias dependen de tu habilidad de cerrar ventas y tus operaciones comerciales dependen de tu habilidad de manejar cualquier mecanismo de defensa de tus posibles compradores.

Emprende Trome

Una tienda vacía demuestra que tus vendedores no tienen afin a las ventas

Una tienda vacía demuestra que tus vendedores no tienen afin a las ventas

Para esas situaciones, el portal Entrepreneur recomienda 10 posibles respuestas para aquellos clientes que dicen “solo estoy mirando” y seguir intentando ejecutar la venta.

1. “Mis mejores clientes hacen lo mismo. Mi nombre es Carlos, ¿y el tuyo?”

2. “Perfecto, mi trabajo es ayudarte a encontrar el producto correcto para tus necesidades a un buen precio, incluso si solo estás viendo”.

3. “Excelente, no hay problema. ¿Busca algo más grande o más chico de lo que ya tiene?”

4. “Excelente, tenemos una gran selección de productos para que elija. ¿Qué es lo que le interesa más?”

5. “Dígame qué está buscando y con gusto le ayudaré a buscar para que no pierda tiempo”.

Nuevo negocio

Ya tienes tu primer negocio consolidado. ¿Debes abrir otro? Primero, calma. Ahora, veamos.

Ya tienes tu primer negocio consolidado. ¿Debes abrir otro? Primero, calma. Ahora, veamos.

6. “Dígame qué necesita y con gusto reuniré algo de información para usted”.

7. “Tenemos algunos artículos de muestra. ¿Qué le gustaría ver?”

8. “Puede pasar el tiempo que necesite viendo. Aquí estamos para servirle”.

9. “¿Qué es lo que le gustaría ver? Para que tenga la información correcta para hacer después su compra”.

10. “Mi trabajo es darle todo el tiempo y la información que necesite para tomar una decisión que le satisfaga”.

Ya los sabes Trome, la venta empieza cuando el cliente entra a la tienda y sale con la compra en las manos. Todo lo que sucede dentro de tu tienda depende única y exclusivamente de tu habilidad para ejecutar la venta. Recuerda: si entra es porque quiere comprar algo. ¡Dale con todo!

Ir a portada