Redes Sociales: Twitter: @ktyGines IG: @Katty.gines

| La reconocida actriz, Laly Goyzueta y su esposo Mariano Sábato han llevado una vida saludable entre el deporte y una buena alimentación. Un día decidieron hacer un postre sano para que lo puedan comer en cualquier momento del día y enviarlo a la lonchera de su hijo, pero la receta fue tan buena que sus amigos del gimnasio y de la actuación se convirtieron en sus principales clientes. nació como jugando.

Muffit - Trome
Laly Goyzueta y Mariano Sabato nos muestran su emprendimiento. MufFit

Laly, todos te conocen como actriz, ¿Cómo incursionas en el mundo del emprendimiento con este postre saludable?

Empezó como jugando, pues vimos que había una necesidad en las personas de tener un snack que los nutra. Al inicio lo hicimos para nosotros, pero la gente nos pedía cuando lo probaban. Decidimos compartirlo y hacerlo un negocio.

¿Cómo nace la idea de crear este producto?

Los primeros muffins se hicieron con una receta que trajo Mariano, ya que él entrenaba y se dedicaba al fisiculturismo y quería un postre sano. Poco a poco fuimos añadiendo insumos y logramos un producto rico. En el 2018, en los huecos de la grabación empecé a venderlos y sacamos el registro sanitario, para luego colocarlos en los gimnasios.

¿Cómo fue la respuesta del público?

Les gusta muchísimo. Al inicio la gente se imagina que es desabrido, pero cuando lo prueban dicen: ¡guau! Es buenísimo. Tenemos muy buenos comentarios y nos piden muchos.

¿Cuándo se dan cuenta que este dulce sano podría venderse?

Cuando los alumnos de Mariano le compraban y le hacían más pedidos. Mi esposo iba con su cooler lleno de muffins y volaban.  De un horno pequeño en casa pasamos a hornearlos a uno más grande. Ahora los ofrecemos en un envase bonito y estamos invirtiendo un poco más.

Son muchas las dificultades que pasa un emprendedor, ¿cómo ha sido en tu caso?

Fue difícil para mí, soy actriz nunca he vendido, no tenía conocimiento sobre negocios. Llevo cursos y participo en programas para emprendedores para aprender. Cuando uno inicia un negocio tiene que hacer el producto, empacar, vender, contestar los pedidos, manejar redes, etc. El cariño aquí no falta y le metemos muchas ganas.

¿Con cuanta inversión empezaron?

Al inicio compramos una bolsa de cinco kilos que me pareció demasiado, los hacíamos en el hornito de la casa, pero con la gran demanda tuvimos que comprar costales y tener un horno más grande.

Ingresaste a las tiendas de Thika Thani, ¿A qué te proyectas?

Nos gustaría estar en todas las ciudades, porque siempre nos piden fuera de Lima. Queremos que más personas lo pruebe, y que sepan que lo saludable también es delicioso.

¿Cuál es el plus que ofreces ante tanta competencia que existe en el mercado?

El plus es que mi producto es honesto, no disfrazo lo que hago, uso ingredientes de calidad, es de pura avena con fruta, rico en fibra y en proteína. Estoy orgullosa de hacer un dulce sin culpa que alimenta a mucha gente y eso me motiva a seguir.

¿Han pensado usar una estrategia para expandirse?

Hemos crecido orgánicamente y ya nos toca dar el siguiente paso, vamos a potenciar las redes sociales y entrar a más locales.

Las redes sociales fueron los canales que más usaron los negocios en la pandemia, ¿Cómo los benefició a ustedes?

Mis primeras ventas fueron por Twitter y agradezco a mis amigos tuiteros que me han apoyado. Luego ingresamos a Instagram y a Facebook, y ahora estamos en Tik Tok.  Me estoy actualizando en este tema. Tenemos el corazón y las ganas para que esto crezca.

¿Cuál de tus postres sale más?

El de manzana es la estrella. A mí me encanta el de chocolate que está hecho con cacao al cien por ciento.

Son más las personas que quieren comer saludable, ¿esta tendencia vino para quedarse?

Cada vez nos preocupamos por la alimentación. “Somos lo que comemos” y la gente le puso mayor atención a este tema en la crisis sanitaria.

Dices que te costó emprender, pero te arriesgaste, ¿Qué le aconsejarías a la gente que quiere tener un negocio y aún no se anima?

Es importante crear alternativas que satisfaga una necesidad, que esa idea sea diferente y que la puedan validar con los amigos para saber si va a funcionar. Hay que instruirse, buscar contenidos que nos puedan servir para manejar bien nuestro negocio.

Ping Pong

MufFit: delicioso y saludable

Emprendedores: fuerza, ingenio y garra

Sueño: Un futuro mejor.

Te puede interesar: