Ekaterina le encantaba cuando su abuelita hacia postres en casa y ese recuerdo la motivó a crear postres.
Foto: José Bashe.
Ekaterina le encantaba cuando su abuelita hacia postres en casa y ese recuerdo la motivó a crear postres. Foto: José Bashe.

| Ekaterina Piña Bezzubikoff es secretaria y por muchos años trabajó en diferentes empresas, pero sentía que lo que hacía no era lo suyo, pues tenía grabado en su mente la imagen de su abuelita cuando preparaba los postres que tanto le gustaba a la familia. Pensando en ella decidió emprender su propio negocio y, a pesar de que todo estaba cerrado por la pandemia, eso no fue impedimento para dar marcha a sus sueños. Hoy ‘Panquelandia’ tiene nueve meses en el mercado, sus productos los vende por redes sociales y aplicativos, y pronto abrirá su tan ansiado local.

Tambien puedes leer: Montcafé: Cafecito llegará fresco a las casas mediante suscripción| Emprende Trome

Ekaterina, estudiaste secretariado, ¿Cómo es que decides hacer panqueques?

Porque siempre me gustó la cocina, y yo quería algo propio, algo que me haga feliz. Empecé a investigar y vi que no estaba muy desarrollado el tema de los panqueques, la gente no tenía mucha llegada, así que opté por estos productos.

Nos contaste que este amor por los dulces viene por el recuerdo de tu abuela…

En parte si, este sueño viene por lo de mi abuela que nos preparaba deliciosos postres en casa, pero también porque yo quería crear dulces y divertirme con los colores.

Todos los que inician un negocio pasan por situaciones difíciles al iniciar, ¿Cómo fue en tu caso?

Al inicio era ser constante y llamar la atención de la gente, es o no es fácil, es una marca nueva en medio de tanta competencia. Lo bueno es que he sido terca y tirarme a la piscina, pues me lancé cuando todo estaba cerrado, no tuve miedo y di a luz a este bebe que dio luz a mi vida.

El sueño de Ekaterina era ofrecer sus productos en baby showers y en fiestas infantiles. 
Foto: José Bashe.
El sueño de Ekaterina era ofrecer sus productos en baby showers y en fiestas infantiles. Foto: José Bashe.

Pensabas abrir una tienda antes de que empiece la cuarentena y esto quedó paralizado por la pandemia, ¿Cómo fue con el delivery?

Me ha ido muy bien, tengo muy buena acogida, tengo muchos ‘panque lovers’ que siempre hacen sus pedidos, eso me motivo y sé que cuando abra mi local ellos me seguirán y tendré más clientes.

¿Con cuánta inversión empezaste?

Con algo de 3 mil soles y con todos los implementos que tengo en casa.

¿Cuál es tu público objetivo?

Primero eran los niños, tenía pensado ir a baby showers, cumpleaños, pero me piden adultos y pequeños. Además, incursionar en el mundo Fit ha sido muy bueno, la gente ahora le gusta comer cosas saludables y es un buen sector.

¿De qué manera fidelizas la marca, cómo cautivas a tus clientes?

Con el trato que les doy, los atiendo como a mí me gustaría que me atiendan, con cariño, con amor, siendo detallista en cada pedido, les regalo un poco más de fudge. El panqueque es generoso y eso lo valoran mucho.

A los panqueques clásicos le agregó la línea Fit que se ha convertido en el preferido de deportistas y amantes de la alimentación saludable.
Foto: José Bashe.
A los panqueques clásicos le agregó la línea Fit que se ha convertido en el preferido de deportistas y amantes de la alimentación saludable. Foto: José Bashe.

De las crisis surgen nuevas oportunidades, ¿crees que eso sucedió contigo?

Dios hizo que sea una oportunidad, he renunciado a muchas cosas, salí de mi zona de confort y a pesar de tener miedo, con sacrificio y dedicación logré mi sueño, haciéndolo único y especial.

El negocio va ‘viento en popa’, ¿tuviste que contratar personal?

Por el momento no, porque cuando tengo pedidos muy grande mi esposo me ayuda.

¿Qué planes se vienen para ti?

Sacar más promociones, y hacerme más conocida en las redes sociales. Tengo en mente ir por un local que está cada vez más cerca.

¿Qué productos tienen más demanda?

Sale mucho el clásico y el panque Fit. El primero es una explosión de colores y divertido y el segundo es para quienes quieren cuidar la línea de una manera nutritiva.

Ekaterina se apoya en su esposo para elaborar estos panqueques cuando hay alta demanda.
Foto: José Bashe.
Ekaterina se apoya en su esposo para elaborar estos panqueques cuando hay alta demanda. Foto: José Bashe.

¿Qué te dicen tus clientes sobre los productos?

Les gusta mucho, ellos escogen los topping que quieren agregar. Yo siempre les regalo el fudge de la abuela, una receta casera.

¿Cuáles son tus canales de venta?

Instagram, Facebook, WhatsApp y la plataforma de Rappi donde me hice muy conocida y de donde llegan muchos pedidos.

¿Reinviertes todo lo que ganas?

Si todo porque estoy ahorrando sol a sol para tener mi local en el Centro Comercial  de El Polo, siempre hay niños y adultos.

PIN PONG

Panquelandia: Amor, diversión

Sabores: Chocolate, fresca y plátano.

Emprendimiento:  Mi hijo

Sueño: Crecer en Lima y en provincias.

Te puede interesar: