Daphne Scapa apostó por el algodón nativo y la Baby Alpaca muy valorada en el mundo textil. 
Foto: José Bashe
Daphne Scapa apostó por el algodón nativo y la Baby Alpaca muy valorada en el mundo textil. Foto: José Bashe

| De niña amaba pintar y el arte siempre lo llevó consigo. Estudió derecho ambiental y trabajó en importantes empresas, pero dejó su carrera para construir su propio sueño. Daphne Scapa creó su marca sostenible ‘Wisqa’ donde las fibras orgánicas peruanas dan vida a hermosas prendas que son muy valoradas en el extranjero y por el público local. Sus canales de venta eran los boutiques en hoteles y ferias, pero la pandemia le dio la oportunidad de hacerse visible en el mercado. Además, capto la mirada de la gran plataforma mundial ‘Novica’ que compra su ropa para venderla a todo el mundo.

También puedes leer: Pucallpino la está ‘rompiendo’ con sus utensilios de madera que se distribuyen a todo el Perú| Emprende Trome

Daphne, ¿por qué dejaste tu carrera de abogada para poner un negocio de ropa?

Desde niña pintaba, toda la familia de mi mamá pinta, cuando hacía mi maestría afuera conocí de las fibras peruanas, cuando regresé a Perú tenía en mente hacer un negocio sostenible no solo fiscalizando en derecho ambiental.

¿La particularidad es que haces moda sostenible y algunas personas te dijeron que el nicho era muy pequeño, por qué apostaste por este rubro?

Hace cuatro años el niño era más pequeño este nicho, el algodón nativo no se conocía, no sabía nada de moda sostenible y hable con alguien del tema y éste me dijo que no valía la pena porque era muy caro, pues los insumos eran fibras naturales. Empecé de cero, pues en el camino encontré gente que le gustaba consumir este producto.

La plataforma Novica asociada a la National Geographic compra sus prendas para venderlas a todo el mundo.
Foto: Wisqa.
La plataforma Novica asociada a la National Geographic compra sus prendas para venderlas a todo el mundo. Foto: Wisqa.

¿Qué dificultades tuviste al inicio?

Se sigue viendo como un producto exclusivo y no como algo masivo y ese es el reto. Empecé de cero, no tenía experiencia en el sector textil, busqué talleres que pudieran hacer realidad este sueño. Los costos eran altos y al inicio era todo prueba y error y las fibras naturales cuestan más, es la diferencia con un producto de material sintético que es barato.

¿Cómo ha sido la recepción de los clientes a los productos?

Al principio los primeros que aceptaron fueron los hoteles porque era para publico extranjero, pero la idea es que el peruano consuma su propia materia prima. Lo bueno de la pandemia es que la gente empezó a mirar los productos gracias al Internet y tengamos clientes aquí y en el exterior.

Desde que Daphne conoció de cerca de los grandes beneficios de la fibras naturales se enamoró, tanto así que aposto por un negocio en un nicho muy reducido en el país. 
Foto: José Bashe.
Desde que Daphne conoció de cerca de los grandes beneficios de la fibras naturales se enamoró, tanto así que aposto por un negocio en un nicho muy reducido en el país. Foto: José Bashe.

¿Cuál es tu público objetivo?

Son mujeres que consuman moda lenta, atemporal, valoren las prendas de calidad sin importarles las tendencias.

¿Por qué el nombre Wisqa?

Es la mezcla del apellido de mi esposo Wilson y el mío Scapa.

¿Me comentabas que la primera cliente fue tu mama, eso te dio mayor impulso para continuar?

Mi mamá siempre quiso que siga una carrera en una buena universidad, cuando le conté que dejaría de ejercer como abogada para hacer un negocio sostenible se preocupó y luego estuvo orgullosa de ver toda la colección, los primeros meses fueron duros entrar al mercado y ella me compro algunas prendas.

¿De qué manera tu marca puede llegar a mas consumidores?

Es un esfuerzo no solo de mi marca sino de varias marcas de difundir la moda lenta, preocupad de dónde viene el producto. Esto no es solo vender es difundir sobre las materias primas y el respeto que le debemos.

¿Cuál es el valor agregado de tu producto?

Yo creo que valor agregado son las fibras naturales peruanas orgánicas, hacemos diseños de piezas tejidas con diseño, trabajamos desde cero, para lograr que sean atemporales y que dure con el tiempo.

¿Cuáles son tus canales de venta?

Nuestra página web, redes sociales, en algunas ferias, en la plataforma de Novica que es de la National Geographic donde están muchos artistas y que llega a todo el mundo.

Wisqa es un emprendimiento sostenible que busca llegar a un consumo masivo.

Foto: Wisqa.
Wisqa es un emprendimiento sostenible que busca llegar a un consumo masivo. Foto: Wisqa.


¿Qué tanto te afectó la pandemia?

Se cerraron las ferias y no teníamos ingresos para hacer nuestra colección, tuvimos que reducir costos, si antes teníamos un equipo para la producción de fotos, yo las empecé hacer, veo las redes sociales y vendemos el producto.

¿Cómo lograste ingresar a la plataforma mundial de Novica?

Nos visitaron en una feria por recomendaciones de una emprendedora vieron nuestro producto, fue un camino largo, pero luego de un año decidieron comprarnos.

¿Qué consejos le darías a los emprendedores para no solo quedarse en el mercado local sino crecer a nivel internacional?

No debe solos ser de calidad sino parecerlo. La vitrina son tus redes sociales ahí te puede ver todo el mundo. Respetar mucho a la competencia y no copiarse. Yo empecé de cero hice mis redes de contactos, uno debe tener amigos y aliados, dejar que te enseñen y escuchar.

¿Cuáles son las prendas que tienen más salida?

Los vestidos siempre impresionan y los accesorios. Tengo novias que se han casado con mis prendas.

¿Qué país te hacen más pedidos?

Estados Unidos.

¿Qué te dicen los extranjeros del algodón peruano?

No creen que el algodón nativo tenga esa peculiaridad. Tenemos 10 colores y es oriundo del Perú, ya no se necesita teñirlo, está listo para trabajar con este. Les encanta el Baby Alpaca, una de las mejores fibras del mundo.

Pin Pong

Fibras naturales: sostenibilidad

Wisqa: alma

Algodón nativo: Perú

Moda sostenible: moda atemporal