Profesor creó el primer robot 'Kipi' ecológica, hecha con material reciclado que busca concientizar a los niños sobre el cuidado del medioambiente y enseñarles sobre diversos cursos.
Profesor creó el primer robot 'Kipi' ecológica, hecha con material reciclado que busca concientizar a los niños sobre el cuidado del medioambiente y enseñarles sobre diversos cursos.

Al inicio de la primera cuarentena, una noticia sorprendió a muchos, pues el profesor Walter Velásquez había creado a ‘Kipi’, un robot ecológico que ayudaba al aprendizaje de los niños de las comunidades rurales de Colcabamba en Huancavelica. A un año de la hazaña, el maestro nos sorprende con la creación de un videojuego educativo en quechua y en castellano con el irán aprendiendo del cuidado de la naturaleza y demás cursos de una forma divertida. Además, junto a sus alumnos elaboran más robots.

El profesor Walter nos cuenta que ‘Kipi’ que en quechua significa ‘cargar’ nació en medio de la pandemia, pues dentro de la escuela habían quedado alimentos y materiales educativos que se debieron dar a los niños, pero con el confinamiento nadie podía salir de sus casitas.

Ahora desarrollan un videojuego para que los niños aprendan otros cursos.
Ahora desarrollan un videojuego para que los niños aprendan otros cursos.

Así que como no había carros para llevarles los libros a los escolares, algunos padres de familia le prestaron sus caballos y burros a fin de que pueda ir a las comunidades en busca de sus alumnos, pero también al profesor se le vino la idea de reparar las radios para que pueden escuchar las clases.

Todo iba muy bien hasta que se encontró en el camino a la mamá de Anilfa, una niña con síndrome Down, lo cual agudizaba el problema para que la pequeña pueda estudiar, pues su madre era analfabeta y no podía guiarla en sus estudios.

Es así que un día, mirando en su taller vio que tenía mucha chatarra, producto del trabajo que hace de innovación desde hace 10 años con los chicos de la zona, y vio un a galonera de fumigación muy parecido a un tronco humano, luego unas luces led y unos lentes de soldador le iban dando forma a su pequeño robot.

Nacimiento de la robot ‘Kipi’

El 13 de abril, su hija robótica ‘Kipi’ encendió sus luces y eso ojitos iluminaron el rostro del profesor que conmovido no paró noche y día hasta darle movimiento con las rueditas y base que encontró. Además, del panel solar que lleva en la espalda para que funcione.

Niños de 19 comunidades rurales de Huancavelica aprenden de manera entretenida con la androide que es bilingüe.
Niños de 19 comunidades rurales de Huancavelica aprenden de manera entretenida con la androide que es bilingüe.

Luego fue ingresando cuentos, poesías, y mucho contenido para que el robot comparta a los alumnos. “A los niños les iba preguntando qué querían saber, qué curiosidades tenían, y con ello, pude armar más de 3 mil preguntas que las fui resolviendo e ingresando a ‘Kipi’. Toda la programación la hacía a través de mi celular”, cuenta.

‘Kipi’ a recorrido cerca de 19 comunidades junto a su padre Walter que la llevaba en el lomo de un caballo o de llamas para subir los cerros y llegar a alegrar a los pequeños que esperan con gran entusiasmo a la maestra robótica.

Robot Kipi
Robot Kipi

Han pasado casi un año del nacimiento de Kipi y las mejoras han sido sorprendentes, pues ahora ella tiene inteligencia artificial y puede entender muy bien la voz humana, interactúa con todos con total normalidad, respondiendo cualquier pregunta. También tiene una radio con la que muchos pueden disfrutar de la música.

Pero eso no es todo, ahora el profesor logró hacer 10 réplicas de Kipi ya para este año, la empresa Kallpa apoyara con materiales e insumos para 7 réplicas más que serán donadas a las comunidades del Vraem Colcabamba.

A finales del año pasado, Hughes Perú apoyó colocando una antena de Internet satelital en el laboratorio de creatividad.

Alistan videojuego educativo

El profesor Walter junto a sus alumnos elaboran el videojuegos en su taller donde se la pasan días y horas alegres desarrollando tecnología.
El profesor Walter junto a sus alumnos elaboran el videojuegos en su taller donde se la pasan días y horas alegres desarrollando tecnología.

Ahora alista un videojuego sorprendente, bilingüe hecho de manera conjunta con sus alumnos para que los niños puedan estudiar y aprender los cursos de una manera muy didáctica.

“Esperamos que más instituciones o personas puedan sumarse para culminar el videojuego educativo que es un complemento de la robot Kipi”, detalla.

¿Cómo apoyar al profesor para mejorar la educación?

Cualquier ayuda, pueden escribirle al correo : o en Facebook: kipi robot.

Les puede interesar: