José y Pablo llegaron a tener cinco tiendas en Lima, pero la pandemia hizo que se quedaran con una y volvieran a empezar desde cero. 
Foto: José Bashe.
José y Pablo llegaron a tener cinco tiendas en Lima, pero la pandemia hizo que se quedaran con una y volvieran a empezar desde cero. Foto: José Bashe.

| El Perú siempre ha tenido un gran magnetismo que no solo atrae a sus hijos que están fuera de su tierra sino también a los extranjeros. Un ejemplo de ello, es José Loera, quien junto a su familia huyeron a Estados Unidos luego de que el terrorismo acabara con la vida de sus seres queridos. Su abuelita siempre le dijo que debía volver a su patria algún día. Dejó un gran trabajo en el Bank of America para emprender junto a su amigo Pablo Pihn una marca de ropa que pone en valor nuestra cultura y las telas de exportación.

También puedes leer: Wisqa: “El reto es que el peruano consuma su propia materia prima”| Emprende Trome

José, a través de su ropa plasman cosas bonitas del Perú, ¿Qué llama la atención en el extranjero de nuestro país y cultura?

La marca nació en Nueva York, somos migrantes, hemos trabajado allá. Yo he regresado al Perú después de 20 años. Me di cuenta que el peruano se queda con ese recuerdo lindo y cuando ve algo plasmado de peruanidad en la ropa se lo lleva. Esa es la esencia de la marca.

Estudiaste administración en Nueva York y tu amigo es diseñador, ambos dejaron sus trabajos para emprender aquí, ¿por qué esa decisión?

A los 17 años salí del país, parte de mi familia que eran policías y militares murieron en la guerra contra el terrorismo, nos refugiamos en Estados Unidos y mi abuela siempre me decía que debíamos de regresar, cuando tuve la ciudadanía decidí volver.

Me gradué de la escuela de negocios de The City University of New York, trabajé en bancos y retails, pero retiré mis fondos que tenía y me vine a emprender, muchos me decían que estaba loco por dejar un buen trabajo, pero el amor por mi país era más grande.

Las ventas mas fuertes se dan en Fiestas Patrias y en Navidad. La casaca con escudo tiene gran demanda y se llega a agotar. 
Foto: Kjari.
Las ventas mas fuertes se dan en Fiestas Patrias y en Navidad. La casaca con escudo tiene gran demanda y se llega a agotar. Foto: Kjari.

¿A qué público se dirigen?

A toda la familia, desde adolescentes, jóvenes hasta los padres, también estamos incursionando un poco en niños. Un estilo urbano, clásico y básico.

La propuesta de la marca es poner en valor nuestra cultura y el insumo peruano.
Foto: Kjari.
La propuesta de la marca es poner en valor nuestra cultura y el insumo peruano. Foto: Kjari.

¿Cuántas tiendas tienen?

Llegamos a tener cinco tiendas, empecé en Comas, lugar donde crecí y conocía bien, luego un concurso hizo que ganara una tienda en Mega Plaza, luego empezó el ascenso. La pandemia nos golpeó duro y nos hemos quedado con la tienda en Gamarra, la tienda virtual y ahora estamos en ferias del Ministerio de la Producción.

Más historias de éxito: Pucallpino la está ‘rompiendo’ con sus utensilios de madera que se distribuyen a todo el Perú| Emprende Trome

Conoces mucho de retails, ¿Cuál fue tu estrategia en este mercado?

La marca estaba estudiaba hecha para crecer en un mercado retail, la venta al público directa es mi estrategia de venta.

¿Podemos decir que el Perú está de moda?

Con nuestra marca, el Perú está de modo todo el año. El pico más alto de venta son Fiestas Patrias y Navidad. Plasmamos una peruanidad que, en 28 de julio, la gente se queda sorprendía.

¿Cuál es la prenda que causa más sensación?

La casaca con el escudo del Perú es lo que más se vente y está agotado, hemos vuelto a sacar otra producción. Este trabajo se hace con artistas del país que le dan un toque especial.

Me comentabas que aprendiste a hacer de todo, tras la pandemia…

Antes tenía una modista, un patronista, a todo a mi equipo y lo perdí por pandemia, pero aprendí a hacer colecciones más dinámicas y rápidas. Mi diseñador y yo empezamos todo de cero de nuevo.

Hay mucha más competencia en el mercado, ¿de qué manera se diferencian?

El trato al cliente que damos es superior a las demás. Hemos entrenado a nuestro personal que se enfoca mucho en servicio al cliente.

¿Cómo se activaron en esta crisis sanitaria?

Antes del confinamiento teníamos en el taller unos cortes de polos y cuando se dio la cuarentena decidimos usar ese material para confeccionar mascarilla y eso fue lo que nos ayudó a respirar un poco. Potenciamos el .

¿La tienda física es más importante o ya es casi similar al ecommerce?

Hace un mes era la tienda virtual, pero ahora la gente compra en las tiendas, les gusta salir. No compran como años anteriores, pero es aceptable para tener un punto abierto.

¿Han exportado?

Tenemos contratos firmados con Dinamarca, Estados Unidos y Argentina, que es de manera individual.

¿De donde es la materia prima?

Todo es peruano, contamos con el certificado de Marca Perú. Nuestra propuesta es devolverle al peruano sus telas de exportación. Cuando caminábamos por la ‘Quinta Avenida’ de Nueva York mi amigo que es argentino vio que la ropa era hecha en Perú y me preguntó el por qué, y le dije que nuestro algodón es uno de los mejores del mundo. Al llegar al país vio que la ropa se hacía en China y en otros lados.

¿Cómo ha cambiado el consumidor que busca ahora?

Ven primero su economía, hemos sido muy golpeados por esta crisis. Antes vendíamos un polo a 50 soles, ya no cuento con el personal que tenía antes, hemos tenido un ‘reset’, un volver a empezar como al inicio. Ahora vendemos los polos por feria a 15 soles con varios diseños peruanos y con la misma calidad.

¿Qué significa Kjari?

La palabra Kjari significa en quecha joven.

PIN PONG

Kjari: Mi hijo

Perú: Mi vida

Textil peruano: Lo mejor del mundo.

Bicentenario: Memorable.

Te puede interesar: