"Toda crisis afecta. Siento que es una crisis emocional, que nos golpea constantemente, creer en uno mismo, sacando adelante tu negocio y al equipo que está detrás", comenta. Foto: Lenin Tadeo.
"Toda crisis afecta. Siento que es una crisis emocional, que nos golpea constantemente, creer en uno mismo, sacando adelante tu negocio y al equipo que está detrás", comenta. Foto: Lenin Tadeo.

Hace cuatro años entrevistamos a Sandra Sevil, creadora de la marca , quien nos contó su historia en el mundo de los accesorios, pero está vez nos sorprende con una colección de ropa llena de color y brillo que trabajó en colaboración con Disney. En la pandemia cerró tiendas, pero salió adelante con su equipo. Está cerca a cumplir los 10 años y ahora cautiva a su comunidad con nuevas propuestas.

Sophie Crown - Trome

Durante la pandemia, muchos emprendedores quebraron, pero en tu caso fue diferente, te diste un tiempo para incursionar en textil, ¿Cómo tomaste la decisión?

La pandemia fue un momento difícil para todos. Este silencio operativo nos dio un momento de re agrupar todo lo que habíamos construido en ese tiempo. Verlo como una oportunidad. Llegó el miedo y dudas, pero no había otra que seguir avanzando, tengo un equipo detrás y una marca que nos dio la manera de salir adelante buscando maneras diferentes de hacerlo.

Tu mercado son los accesorios, ¿Cómo descubriste que podrías tener éxito con la ropa?

Sophie siempre se construyó con la idea de que sea un espacio para compartir, un lugar donde hemos priorizado siempre la conexión antes de la transacción. Empezamos con joyas porque me apasionan. No somos un producto, somos una marca, es importante priorizar, construir un mundo con un ADN claro, con valores, con una razón de un por qué. Cuando logras eso hay muchas más opciones que una sola categoría.


Foto: Lenin Tadeo.
Foto: Lenin Tadeo.

La gente se digitalizó, ¿de qué manera te ayudó a lograr que crezcan tus ventas?

En pandemia tuvimos venta cero por muchos meses, como pasó con empresas de retail, fuimos los últimos en reactivarse, pero el comportamiento del consumidor tuvo un cambio feroz hacia lo digital. Para el Día de la Madre vendimos unas tarjetas a través de la plataforma digital y logramos mantenernos vivos.

La colaboración con Disney es el sueño de muchos emprendedores, ¿Cómo lo lograste?

Es un sueño hecho realidad que me hace sentir muy orgullosa. Ha sido crecimiento profesional y personal. Siento que nos da ese plus a la marca. Son casi diez años construyendo junto a Sophie y lo logramos con mucho trabajo. Esto se hizo pre pandemia, tuve la idea de tener una conexión con Cinderella, empezamos a soñar y en dos años de construcción la sacamos adelante.

Las empresas buscan innovar, ¿qué lecciones aprendiste en todo este tiempo, tras la última entrevista que hicimos?

Me puse a ver el periódico que lo tengo guardado. Estaba embarazada de mi primera hija, ahora tengo a mi segundo hijo que llegó a la familia en pandemia. Sophie y yo estamos muy unidas. Aprendí que no hay nada más importante que el equipo, a seguir priorizando la conexión antes de la transacción, a valorarme, a decir no, a confiar en mí.

Cerraste algunas tiendas, ¿cómo vino la expansión en lo digital o creando nuevos productos?

Van de la mano. Me encanta la parte de construcción hacia adentro, me gusta los procesos, buscar la eficacia. Además, el crecimiento interesante hacia la moda, estoy explorando ese lado y me interesa seguir. La venta digital nos ayudó, las tiendas han agarrado fuerza. Conectar un mix de maneras de conectar.

¿No sientes que la marca se puede des posicionarse creando otras líneas?

Los importante es siempre haciendo el check, que la ruta por la vas, siga siendo el ADN de la marca. Es crear un mundo y no solo un canal de transacción. Ese mundo hoy tiene una razón de compartir diferentes categorías.

¿Cómo ha sido la respuesta del público?

La respuesta fue muy buena. Empezamos en pandemia, era una necesidad, la gente quería ropa para estar cómoda, la comunidad lo pedía. Cuando uno está en la puerta del negocio escuchando, tiene la sensibilidad de poder dar esto de la mejor manera posible.

¿La crisis que vive al Perú te afecta?

Toda crisis afecta. Siento que es una crisis emocional, que nos golpea constantemente, creer en uno mismo, sacando adelante tu negocio y al equipo que está detrás. Es importante mantenernos fuertes, resilientes, positivos, que uno construya su camino a punta de constancia, que todo es un momento de trabajo, pero el día a día, las cosas suman.

¿Sophie tiene competencia?

Por supuesto. Y eso es saludable, pues hace que el mercado se más ágil, que la industria se desarrolle, que cada persona encuentre la marca que hable por ella y nos diferenciamos con nuestra identidad, con las cosas que buscamos que nuestros productos tengan. Trabajamos para adentro y esos valores y el ADN nos diferencia.

Accesorios, ropa, belleza, ¿se viene algo más?

Se viene mucho más siempre. Se vienen tres colecciones que están increíbles. La más esperada son las joyas junto a Disney que se lanza para cumplir y celebrar los diez años junto a Sophie.

¿Qué colores estarán en tendencia?

Tenemos una colección enfocada los colores vivos, neones, pasteles, rosados, naranja, celeste, lila, colores que despiertan una sonrisa.

Ping Pong:

Sophie Crown: corazón

Emprendedores: resiliencia.

Perú: fuerza.

Te puede interesar: