Mariela y Mónica Cacho Zegarra han ingresado con diferentes productos al mercado. Y en setiembre abrirán su tienda en San Borja.
Mariela y Mónica Cacho Zegarra han ingresado con diferentes productos al mercado. Y en setiembre abrirán su tienda en San Borja.

| La historia de Mariela y Mónica Cacho Zegarra creadoras de , nace como un homenaje a sus bisabuelos y abuelos tacneños, pues siempre tuvieron el recuerdo de la infancia cuando disfrutaban del campo viendo los hermosos árboles de olivo. Ambas trabajaron para importantes empresas, pero en paralelo iban preparándose para emprender con el sueño de toda la vida. Con más de siete años en el mercado, Mariela y Mónica se han convertido en las proveedoras principales de aceite de oliva extra virgen. Y con sus dos marcas, han creado innovadores productos que están en todas las plataformas digitales del Perú, en tiendas especializadas, supermercados y bodegas.

También puedes leer: Dactilart Kids: “Aposté por las redes sociales y me fue muy bien”| Emprende Trome

¿A qué se dedicaban antes de emprender?

Mariela: Soy publicista con especialización en Marketing. Trabajé por más de 20 años en la cadena de supermercados Wong y Metro, en esa empresa hice línea de carrera y gracias a que estuve en diferentes áreas del negocio logré experimentar las diferentes facetas.

Mónica: En mi caso tenía experiencia más a nivel administrativo en empresas inmobiliarias. Teniendo a la gastronomía como hobby. Decidí estudiar como segunda carrera en Le Cordon Bleu Perú.

¿Cómo nace la idea de este negocio?

Nuestro producto emblema es el aceite de oliva y este nace por nuestra historia con Tacna, principal productor del país. Esto no solo es comercial, es también familiar, pues nuestros bisabuelos y abuelos fueron parte de la lucha por volver a ser peruanos y esos valores y fuerza nos motivaron a desarrollar productos a un nivel que compitan con cualquier país del mundo en un producto que conocemos desde niños.

Dentro de su portafolio, Mariela y Mònica tienen sal de maras con diferentes presentaciones
Dentro de su portafolio, Mariela y Mònica tienen sal de maras con diferentes presentaciones

¿Quiénes fueron sus primeros clientes?

Nuestros primeros clientes fueron restaurantes como, Matria, Catalina 555, Kilo, Panchita y hoteles como BTH, Marriott, Atton, entre otros. Tiendas como, Flora & Fauna además de clientes especializados en canastas corporativas como La Canasteria.

¿Cuáles son sus canales de venta?

Actualmente tenemos dos negocios, productores de alimentos bajo 2 marcas: Santolivo y Oli21 y comercializadores bajo la marca OLI market. Como productores estamos en la gran mayoría de plataformas de ecommerce de Perú, en las principales tiendas especializadas como Flora & Fauna, Organa, etc. En supermercados Wong, en más de mil bodegas y tiendas de Lima y algunas provincias. Otro canal muy importante para nosotros es Horeca que va reactivándose.

¿Qué hace especial a sus productos?

El nivel de calidad y practicidad que siempre priorizan el desarrollo de todos nuestros productos, priorizamos sin contemplaciones la producción con ingredientes peruanos o importados que cumplan con los requisitos indispensables y procesos que garanticen la inocuidad y el mejor sabor. Además, de ello diseñamos el packaging para que sea útil y de fácil uso para el consumidor.

¿Por qué el nombre?

Tenemos 2 marcas de productos Santolivo y Oli21, cada una con una personalidad y un público objetivo específico. Santolivo viene de la importancia y valor que tiene para nosotros ese fruto majestuoso que es la aceituna tacneña y Oli21 es una marca que nació para ser parte del día a día de los consumidores.

OLI market es nuestra tienda es la extensión de la marca de productos a la comercialización de alimentos.

¿De dónde vienen los insumos?

De Tacna y Cusco.

¿Qué fue lo difícil al emprender?

Ver los resultados que no son inmediatos. Cuando eres nuevo no tienes línea de crédito, los bancos te ven con riesgo. Necesitas tener socios comerciales estratégicos que crean en tu propuesta y les des las proyecciones necesarias para que apuesten por tu visión.

¿Qué hicieron en pandemia, como cambiaron la estrategia?

En los 7 años que tenemos de venta en el mercado nacional logramos ser uno de los principales proveedores de aceite de oliva extra virgen con nuestras marcas Santolivo y Oli21 en el canal Horeca (hoteles, restaurantes y catering). Con la pandemia y el cierre de toda la actividad comercial en el país, nos vimos afectados al 90% en la venta de nuestro producto principal del portafolio y tuvimos que reestructuramos el plan anual. La pandemia nos empujó a ampliar nuestro portafolio de productos. Nos enfocamos en el consumidor final, analizando el comportamiento y las nuevas necesidades de compra y productos, y le llevamos el producto a la puerta de su casa de forma segura.

¿Cuáles son sus metas a corto plazo?

En setiembre abrimos la primera tienda física de OLI market en San Borja. Antes de finalizar el año, esperamos entrar a otras marcas de supermercados locales con nuestras marcas Oli21 y Santolivo. Además, ampliaremos nuestros productos de marca propia en la categoría de desayuno.

Te puede interesar: