Samir Giha nos ofrece su secreto para triunfar en el mercado. (Trome)
Samir Giha nos ofrece su secreto para triunfar en el mercado. (Trome)
Por: Katty Gines

Samir Giha y Eduardo Lanfranco se unieron por una pasión. Durante mucho tiempo investigaron de dónde vienen los granos perfectos del cacao para crear el mejor chocolate del mundo, ‘Cacaosuyo’, que ha ganado 120 premios, con medallas de oro y plata. En plena pandemia llegaron a Estados Unidos, Ucrania y Taiwán. Samir nos cuenta más de su espectacular crecimiento.

Samir, todos te conocían como cantante. ¿Cómo es que llegas a un negocio de chocolates?

La música fue un emprendimiento, empecé a cantar cuando el negocio textil en el que estaba metido cayó en el primer gobierno de Alan García, luego me dediqué a la discografía y regresé al rubro textil, pues Perú era visto por el algodón y la confección, pero este insumo iba a desaparecer, así que pensé en qué podía invertir. Pensé en el cacao porque me encanta el chocolate, ¿y por qué no tener un chocolate de campeonato? Hacer un negocio con socios es a veces complicado.

¿Cómo encontrar el idóneo?

Es una pregunta complicada, por suerte con Eduardo trabajamos hace muchos años. Él es más ejecutivo, ve la producción, ventas, y yo veo dónde nos proyectamos, busco clientes afuera, nos complementamos bien. Hay que tener en cuenta que nadie es dueño de la verdad.

¿Qué dificultades han tenido y cómo lo han superado?

Todo lo que se pone en el papel a lo largo del tiempo no se cumple. Lo que va a faltar es el financiamiento. El emprender es una lucha constante y ganan los que persisten, nosotros luchamos por el chocolate y es recontra agradable.

Su producto es el más premiado…

Sí, somos campeones mundiales, actualmente tenemos 120 premios, medallas de oro y de plata. Ahora hay muchos emprendimientos de chocolates que vienen de diferentes regiones.

Samir Giha: "En esta crisis nacieron muchos pequeños negocios". (Trome)
Samir Giha: "En esta crisis nacieron muchos pequeños negocios". (Trome)

¿Cómo pueden realizarlo aquellos que desean hacer algo desde casa?

Proyectarse en lo que quieren, no incrementar sus costos, empezar poco a poco. Nosotros empezamos con una pequeña empresa, mandábamos a hacer lotes a una fábrica que no era la nuestra, encontramos el mercado, conseguimos clientes afuera, invertimos en maquinaria y todo fue paso a paso. Mucha gente pide préstamos al banco, cuando no cumples tienes deudas y gastos. En esta crisis nacieron muchos pequeños negocios.

¿Qué se debe tomar en cuenta para sacar al mercado un producto?

Si empiezas en casa, debes hacer probar tus productos a tu familia y a los amigos para encontrar la receta perfecta, sacar registro sanitario, vender por ferias o por internet. Asesórense con gente que les dé buenos consejos. Cuéntanos un poco de toda la línea que tienen ahora… Tenemos chocolate del Cusco, de Piura con presentación de lujo ofreciendo más información en el contenido, por qué se llama ‘Cacaosuyo’, de dónde viene el cacao.

¿Por qué es tan importante la presentación de los productos?

Es importante, hemos venido cambiando a lo que pedía el público, que busca más información. Esta es la tendencia ahora, pues a los consumidores les interesa saber cómo fue fabricado, a quién compraste el insumo, si hay un precio justo, si se apoya al medio ambiente o las comunidades. ‘Cacaosuyo’ es una marca fuerte.

¿Qué tener en cuenta al momento de poner el nombre?

En el empaque pusimos en inglés: ‘El secreto mejor guardado de los incas’ porque estaba pensado en un chocolate del Perú para el mundo. Cacao que tenemos y los ‘suyos’. Antes se buscaban nombres de países extranjeros, pero todo eso ha cambiado, los peruanos estamos orgullosos de lo que tenemos.

¿Qué consejo les darías a los jóvenes que quieren incursionar en algún rubro?

Este año hemos vivido una gran lucha y todo pasa, vendrán tiempos mejores, el emprendimiento es bueno, he aprendido del éxito y del fracaso. El Perú es país de emprendedores, hagan un plan de negocios, escuchemos los consejos, aprenderán de gente que tiene experiencia y quiere compartir sus ideas. Así se aprende.