Emprende Trome: ¡El café peruano ya triunfa en Rusia de la mano de Luis Piñas Caysahuana! [ENTREVISTA]

Huancaíno se considera un ‘guerrero’ porque empezó con una máquina tostadora artesanal e iba caminando de la avenida Abancay hasta Miraflores ofreciendo su producto.

Emprende Trome: ¡El café peruano ya triunfa en Rusia de la mano de Luis Piñas Caysahuana!

Emprende Trome: ¡El café peruano ya triunfa en Rusia de la mano de Luis Piñas Caysahuana!

Emprende Trome: ¡El café peruano ya triunfa en Rusia de la mano de Luis Piñas Caysahuana!

Más sobre:

Emprende Trome

El amor y la pasión son herramientas vitales para Luis Piñas Caysahuana, un huancaíno que dejó a medias su carrera de comunicador social para dedicarle su vida a los granos de café, que conoció de las manos de su futura esposa, Lucy Rodríguez, quien pagaba sus estudios vendiendo este producto que cosechaban sus padres en Chanchamayo.

El sueño de ‘ Samyél Coffee ’ empezó hace 10 años, ya ingresó a Moscú, y ahora alista sus maletas para estar junto a otras empresas en la Casa Perú , en Rusia , durante el Mundial .

Luis, el café que produces llegó a Rusia el año pasado, ¿qué dijeron cuando lo probaron?
El café les gustó mucho, por sus notas de chocolate, florales y frutos secos, y esto se debe a que son granos limpios, cuidados desde la planta hasta el embolsado.

¿Qué características especiales tienen sus granos?
Yo creo que lo principal es la pasión que se le pone al proceso, el producto expresa el sentimiento de quien lo hace...Vivimos en una sociedad que va de prisa, quiero devolver el romanticismo que se ha perdido al momento de preparar café gota a gota. Existen varias marcas de muy buena calidad que pasan peripecias para lograr sacarlo adelante.

¿Qué significa Samyél?
El que escucha la voz de Dios, representa a Samuel, mi hijo que tiene el nombre de este café.

¿Puedes contarme cómo fueron tus inicios?
Estudiaba en Huancayo Ciencias de la Comunicación y conocí a la que sería mi esposa. Ella es delgada y un día llegó con una caja grande de frutas y bolsas de café. Me contó que las vendía para pagar sus estudios y le dije que me las dejara. Ella se regresó a su chacra para trabajar y cuando volvió vio que vendí todo. Ella se vino a Lima para hacer su serum y yo por una beca como deportista. Aquí vendía el café.

¿Estudiaste algo relacionado a este rubro?
Conocí a un amigo italiano que me dijo que al café le faltaba algo, y decidí estudiar para ser barista y saber sobre el producto terminado, la presentación y la comercialización.

Emprende Trome: Luis Piñas Caysahuana de 'Samyél Coffee'

¿Es verdad que empezaste con diez soles?
Con menos de diez soles, una tostadora manual, pero con muchas ganas de salir adelante.

¿Qué es lo más importante para vender?
Para la venta, una buena sonrisa te abre cualquier puerta.

¿De dónde te viene ese espíritu emprendedor?
Fue la necesidad de poder salir adelante, habían agricultores que se amanecían trabajando estos granos y tengo una familia que depende de mí.

¿Cómo te enfrentas a un mundo tan competitivo?

Hay que ser sincero con lo que uno ofrece y dar calidad al cliente.

¿Cuánta gente trabaja contigo?
Son cuatro familias de la zona.

¿Es verdad que en Chanchamayo se producen los mejores cafés?
Por sus microclimas, los cafés se desarrollan mejor en mayor altitud.

¿Podrías decir que estás conquistando Rusia?
A paso lento hemos llegado, ahora tengo para enviar a Italia y a Inglaterra.

A la hora de exportar, ¿qué es lo que te piden para ingresar al mercado internacional?
Registro sanitario, registro de marca, certificaciones orgánicas.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia de llevar el café afuera?
Mi café lo mandé a Rusia el año pasado, me siento emocionado, se me hace un nudo en la garganta y lloro al saber que conoceré ese país que acogió muy bien mi producto.

¿Digamos que Samyél se asocia con la selección que es ‘guerrera’ y luchadora?
Sí, estuve a punto de perder mi casa, mi esposa lloraba día y noche, comía pan, arroz con huevo frito, me fiaba en la tienda y seguía vendiendo en verano e invierno. La exportación me ayudó a estabilizarme y salir adelante.

¿Cómo te sientes por este logro?
Caminaba de la avenida Abancay hasta Miraflores, iba tienda por tienda, cafeterías y muchos me cerraron las puertas teniendo una errada apreciación de que el café debía ser negro como petróleo en vez de achocolatado. Ahora que me vean a donde he llegado seguro se arrepentirán por no darme la oportunidad, pero no guardo rencor, pueden buscarme.

TIPS
* Sean honestos en lo que ofrecen.
* Si tropiezan en un proyecto, tómenlo como una experiencia, sigan.
* Hay personas que conquistaron el mundo con muy poco, ustedes tienen muchas cualidades para explotar, utilícenlas.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook , Twitter , y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada