Emprende Trome: 'La Calaca', las paletas mexicanas favoritas por las que los clientes regresan y recomiendan | VIDEO

Economista y su socio convierten ricos postres en helados, tienen tres tiendas y dicen que lo importante en un negocio es tener un plan, la fortaleza de tu marca y conocer bien a tu competencia.

La Calaca en Emprende Trome
La Calaca en Emprende Trome
La Calaca en Emprende Trome
La Calaca en Emprende Trome

Más sobre:

Emprende Trome

José Enrique Pardo es economista y estuvo siempre ligado a negocios relacionados con la industria alimentaria. Él, junto a un chef argentino, trabaja hace cinco años creando paletas de diferentes sabores y nos presenta ‘La Calaca’, una de sus marcas que ha convertido el arroz con leche, el tiramisú y la fresa con leche condensada en deliciosos helados que ya están en tres tiendas, en supermercados y minimarkets. Aquí su historia.

¿Cómo es que un economista decide ingresar al mundo de las paletas?
Es una historia de más o menos 50 años. Mi familia, en especial mi madre, se dedicaba al negocio de repostería, siempre estuve en el tema de alimentos, tanto lo que es pastelería, alimentos congelados, snack, jugos...

Con tanta experiencia en este rubro, ¿qué es lo más importante que se debe de cuidar?

Creo que lo más importante es tener claro de cuál es tu mercado, la fortaleza de tu producto, quién es tu competencia y eso se llega a saber haciendo un plan de negocios. Mucha gente empieza al ‘champazo’ y eso es peligroso, porque acabas sin capital.

¿Cuál es el diferencial entre los productos masivos y el artesanal que ustedes hacen?
Los helados industriales se fabrican con grandes maquinarias y en el artesanal hay un chef y operarios que tienen sus jarritas que llenan los moldes uno por uno.

Emprende Trome: La Calaca paletas

Emprende Trome: La Calaca paletas

¿Cómo nace la historia con los helados hechos en paleta?
Fue la unión de un chef argentino con la mercadotecnia, mi socio se dedicó desde los 14 años a hacer helados. Empezamos con las paletas artesanales hace cinco años, fuimos los pioneros porque no había otras marcas en el país. Hay un tipo de paletas que se le conocen como paletas mexicanas y que existen allá y son de diferentes sabores, luego apareció un producto relleno que se creó en Brasil. Ese concepto lo trajimos al Perú y ha sido un éxito.

¿Por qué ‘La Calaca’?
Se hizo un estudio de marca y gráfica, al ver a la catrina (calavera) no dudamos más, fue amor instantáneo, nos quedamos con este dibujo tan representativo del ‘Día de los muertos’.

¿Qué les comentan las personas sobre sus productos?
Más de lo que digan, me importa lo que hagan, porque regresan, esto es la confirmación de que el producto les ha gustado, la gente lo dice acá, en las redes sociales, y el 70% vuelve y lo recomienda.

¿Qué tanto se han expandido?
Tenemos un local en la calle Berlín, en Aramburú y en Asia, abrimos un módulo en Surco, seguiremos creciendo y de hecho es crecer vía franquicia.

Con varios locales, ¿cómo ven el tema del control de sus productos?
Tenemos dos ventajas a diferencia de otros competidores. Nuestra producción es centralizada, contamos con una planta de producción con todos los requerimientos de la industria alimentaria moderna, de hecho atendemos nuestras propias marcas, lo que son autoservicios y cadenas de tiendas por conveniencia.

¿Cómo les va en época de invierno?
Los helados son de estación, no queremos perder posicionamiento y convertirnos en cafeterías como hacen otros. En invierno hacemos dos cosas: ajustar el portafolio de productos menos fríos (tiramisú, lúcuma con brownie), impulsamos el chocolate con cobertura y el chocolate caliente.

Un emprendedor siempre busca innovar y encontrar cosas nuevas, ¿en qué momento se encuentra?
Mi socio es el que ve la producción, él siempre me dice ‘para un poco con tus ideas’… hemos innovado mucho, el siguiente paso es la versión envasada que está en tiendas de conveniencia (grifos, minimarkets).

¿Cuentan con una planta de producción?
Sí, ahí laboran entre 12 a 14 personas. El próximo año pensamos estar en una planta más grande, fuera de Lima, para un segundo nivel de producción.

¿En qué invierten?
En las tiendas, en la infraestructura, en el producto envasado. También invertimos bastante en marketing, estamos activos en redes, participamos en eventos y desarrollamos productos.

¿Qué errores no volvería a cometer?
Lo difícil es cómo proteger la bajada de las ventas en invierno. Tenemos muy claramente el proceso para la franquicia y somos cuidadosos de la marca. Hemos trabajado duro y tenemos mucha experiencia para saber con qué cosas nos vamos a encontrar.

¿Cuáles son sus canales de venta?
Las tiendas propias, las cadenas de autoservicios, minimarket, grifos, cadena de Cineplanet…

¿Qué paletas tienen mayor demanda?
Tenemos 25 sabores y los que más piden es la fresa con leche condensada, lúcuma con brownie, paletas de tequila, mango picante y piña picante.

Ir a portada