Por: Katty Gines

En esta pandemia las bicicletas se han convertido en un medio necesario para las personas que se movilizan a sus centros de trabajo y las que hacen repartos a domicilio. ¿Pero sabían ustedes que desde hace 7 años existe una empresa peruana que fabrica vehículos especiales para llevar buena cantidad de peso? Se trata de ‘Cargo Bike Perú’ de Jefrie Díaz y sus socios, quienes han visto a esta crisis como una gran oportunidad.

¿Cómo ves el futuro de tu negocio luego de la pandemia?

Las bicicletas de cargo están teniendo una posición en el mercado, incluso más acelerada que la de recreación. Ahora la están viendo como un tema de transporte y como un medio de prevención y distanciamiento para movilizarse. Hay un panorama bastante exitoso.

Han llamado mucho la atención, ¿qué modelos tienen más demanda?

Los tráilers, que se adecúan a cualquier bicicleta, y los triciclos (tres ruedas) para hacer compras.

Cargo Bike en Emprende Trome. (Trome)

Esta situación de la pandemia fue inesperada, ¿cómo los afectó?

Cuando empezó la cuarentena hubo incertidumbre, hablamos de contraernos como empresa. No cerramos, pero regresamos al punto donde empezamos, que fue el taller de mi padre, quien tiene 32 años haciendo bicicletas y nos dio grandes lecciones de cómo afrontar la crisis.

¿Qué hicieron para volver a empezar?

Tuvimos que recurrir a todos nuestros contactos, profesionales, administradores y grandes importadores, para saber cómo estaban afrontando esto. Hacíamos reuniones virtuales y les compartimos nuestra idea. Ellos nos dijeron que los cargos tendrían un lugar importante, así que decidimos crear nuevos modelos para las necesidades del mercado.

¿Cuál es la diferencia con un Glovo o Rappi?

La salud laboral. Alguien que lleva una mochila puede tener daños en la zona cervical y la zona lumbar por el peso. Con nuestros productos, el ciclista está libre para poder reaccionar ante cualquier circunstancia y sin tener daños en su cuerpo.

¿De qué manera cumplen con las medidas de seguridad?

Cada 15 días se hacen las pruebas de coronavirus porque tenemos un taller casero y a diario llegan de 20 a 30 personas para implementar sus bicicletas. Contamos con todas las medidas de protocolo, mamelucos, lentes, mascarillas, desinfección de las unidades.

¿Qué plus les dan a sus clientes?

Diseñamos y asesoramos opciones para optimizar el transporte de carga de bicicletas o triciclos para pequeños negocios y también para adultos mayores que son un gran porcentaje. Pueden llevar carga desde 50 a 130 kilos, vemos la necesidad del cliente y la cobertura de su presupuesto para darle solución.

¿Cuál es el mejor medio para promocionarse?

Los modelos que diseñamos en 3D los publicamos en redes sociales y arrancamos la preventa con el prototipo que tuvo gran acogida; con eso tuvimos un buen capital de arranque.

¿Cómo han ido las ventas a pesar de la pandemia?

Hemos sacado 5 modelos más y con respecto al año pasado las ventas crecieron, parece como una campaña de Navidad que se mueve muy fuerte.

¿Qué modelo sería el indicado para un emprendedor que quiere hacer delivery?

Para que pueda mover su mercadería o para quienes quieren hacer compras pueden usar el tráiler que cuesta 380 soles y lleva una carga de 70 kilos de manera segura, con un sistema que permite subir o estar en calles inclinadas.

Nuestra ciudad no está preparada con las ciclovías. ¿Qué pedirían a las autoridades?

Habrá más ciclistas mientras las ciclovías estén garantizadas teniendo en cuenta la seguridad, reglamentación y protección de los usuarios. El Estado debe hacer campañas para concientizar a la población y, si hay estacionamientos para bicicletas, que exista la garantía de que no las van a robar.

¿Qué otros servicios ofrecen?

Asesoramos proyectos para los estacionamientos de bicicletas, hemos hecho algunos en ministerios, empresas privadas y municipalidades. Ahora estamos haciendo para el aeropuerto Jorge Chávez.

¿A dónde envían sus trabajos?

Oxapampa, Tacna, Chiclayo, Arequipa, Trujillo y otras provincias.