Por: Katty Gines

| Ismael Matos, Mariano Escobal y Daniel Cuesta son tres dueños de restaurantes que la vieron bien difícil en esta cuarentena, pues sus locales están cerrados y no tenían ingresos económicos para pagar sus deudas. Estos tres emprendedores decidieron reinventarse y crear ‘Casero’ para vender frutas y verduras frescas por delivery. Debido a la gran demanda que tuvieron aumentaron carnes en la lista y se proyectan a ser un minimarket virtual.

Ustedes tienen gran experiencia en negocios gastronómicos, como ‘Agallas’ y ‘Provinciano’. ¿Cómo ven el panorama?

Daniel: Bastante complicado con todo esto del protocolo, pero no lo vemos como una amenaza, sino como una oportunidad para pensar y lanzar cosas nuevas.

¿Por qué no optaron en hacer envíos con sus restaurantes?

Daniel: Es que recién se puede hacer y estamos haciendo los trámites que piden Produce y el Ministerio de Salud para el delivery. De todas formas yo siento que al principio será difícil y queremos esperar un poco para ver cómo se va desenvolviendo.

Se dice que los más golpeados por la pandemia son los pequeños emprendedores...

Daniel: Es verdad porque muchos de nosotros tienen alquileres altos de locales, es mi caso y no trabajo, pero esta situación me sirve para crear otras cosas.

¿Y cómo nació la idea de ‘Casero’?

Mariano: Daniel con Ismael trajeron la idea mientras pensábamos cómo íbamos a reactivarnos con los restaurantes porque habíamos tenido el golpe más grande al estar parados. Se tenía que pagar a la gente y ver por nuestras familias, y como teníamos experiencia de 7 años en negocios de comida contamos con un taller de verduras y frutas.

¿Por qué ese nombre?

Mariano: Somos un grupo que trae soluciones frente a problemas o inquietudes, así salió ‘Agallas’ y ‘Provinciano’, cada nombre representa el ADN de la marca de lo que hacemos en la vida; el primero fue por el mar y porque somos provincianos. Ahora esta marca nace con ese espíritu, me acordé de la relación que tenía en provincias con los caseros.

¿Por qué verduras y frutas y no abarrotes?

Daniel: Comprar frutas y verduras es lo que hacemos siempre, sabemos de las calidades, tenemos nuestros propios proveedores, porque es comprar y vender. En abarrotes su margen es menor y se necesita tener stock, espacio para almacenar.

¿‘Casero’ se mantendrá con el tiempo?

Mariano: Tengo la visión de tener productos de marcas propias en un tiempo lejano y al ver que tiene buen margen y buena aceptación, la idea es que sea un minimarket virtual con una ventaja frente a un supermercado porque los pedidos son de un día para el otro.

¿Con qué otros productos están ingresando al mercado?

Mariano: Hoy vendemos pollo, carne y cerdo, tendremos marcas propias de pastas y salsas después.

¿De dónde vienen sus insumos?

Mariano: De nuestros proveedores que nos abastecían en los restaurantes.

¿Cómo han hecho con las personas que trabajaban en los locales físicos?

Mariano: Se creó el negocio para ayudar a todos los empleados y esperamos reabrir los restaurantes.

¿Cuáles son sus canales de venta?

Daniel: Facebook, Instagram y WhatsApp.

Ahora son muchos los que venden frutas y verduras por repartos a domicilio. ¿Qué plus dan?

Daniel: La facilidad de tomar el pedido, hemos creado un bot (robot) por messenger de Facebook, pueden hablar con el robot y hacer el pedido las 24 horas, el WhatsApp contesta automáticamente y yo resuelvo las dudas, la desinfección y el tiempo de entrega.

¿Qué medidas de seguridad han tomado en el taller?

Daniel: Todos cuentan con traje de seguridad completo, tenemos tres pozas de lavado. Se lava, se desinfecta y se enjuaga con agua y yodo. Las bolsas se desinfectan y se entrega en javas, la persona lo toma. El pago es por transferencia bancaria y recomendamos el lavado de sus productos otra vez en casa.

¿Creen que el gobierno está apoyando a los emprendedores?

Siempre hemos bailado con nuestros pañuelos, hay que buscar oportunidades, sabemos que todos necesitan ayuda, que están dando préstamos, AFP, pero no llegan al tiempo que se necesita y no queda otra.