10 situaciones que debes evitar para no entrar en crisis

Trome, cuando todo parece felicidad, los problemas pasan desapercibidos, hasta que de pronto estás en una situación de la que no puedes salir. Para que no te pase eso, te ayudamos a identificar una crisis, para que sepas anticiparte a los problemas antes de que sucedan.

Evita crisis en tu negocio así

Siempre hay que tener los pies sobre la tierra y el mundo del emprendimiento no es la excepción. Tranquilo, aquí te ayudamos.

Siempre hay que tener los pies sobre la tierra y el mundo del emprendimiento no es la excepción. Tranquilo, aquí te ayudamos.

¡Emprende Trome! Cualquiera que se anime a montar un negocio en este momento debe ser una persona tenaz, persistente, austera y con mente de largo plazo. Pero, aunque no lo creas, a pesar de todas esas virtudes, son más frecuentes de lo que crees los casos en los que un emprendedor se enfrenta a una crisis sin salida, que lo lleva ponerle fin a su emprendimiento. ¿Por qué? Generalmente, se trata de una crisis que se fue gestando al interior de la empresa, cuyos signos visibles no se notaron sino hasta que fue demasiado tarde para hacer algo.

En estas situaciones el emprendedor reacciona a veces tan tarde, que todo esfuerzo por intentar revertir la crisis resulta en vano. Trome, para que eso no te pase a ti, hablamos con otro Trome: Eduardo Lastra, presidente del Instituto Latinoamericano de Desarrollo Empresarial ( ILADE), quien nos ayudó a identificar 10 situaciones que debemos evitar para no entrar en una crisis difícil de manejar. Muchos de estos casos están directamente vinculados a cosas que haces todos los días y puede ser que no seas muy consciente de eso.

1. Falta de información: Cuando no planeamos y tomamos decisiones equivocadas por falta de información y análisis sereno de los problemas. Trome, No tomes decisiones a la ligera, piensa y ten información antes de actuar.


2. Falta de organización:
Cuando trabajamos desordenadamente, teniendo que repetir varias veces determinado proceso. Trome, estructura las labores del día a día de tal forma que ahorres tiempo y dinero. Hacer cosas dos veces genera sobrecostos.



3. No medir los gastos: Cuando no hacemos un adecuado uso del dinero cayendo en sobrecostos. Trome, como te hemos dicho antes, no puedes gastar más de lo que ingresa. El control de gastos y egresos es fundamental.

4. No preocuparte por las ventas:
Cuando descuidamos las ventas y estas disminuyen en sus volúmenes. Trome, las ventas y los contratos para tus productos y servicios son la base de tu negocio, no descuides a tus clientes, búscalos.

5. Perder calidad: Cuando disminuye o no se mantiene y mejora la calidad de los productos que vendemos, ya sea que los produzcamos o revendamos. Trome, no te sientes en tus laureles, la calidad ni el estándar de un inicio no se deben descuidar jamás.

6. Mal clima laboral: Cuando tenemos un clima laboral poco armonioso y productivo. Trome, no vives en el siglo XIX, en el que puedes agarrar a latigazos a tus trabajadores. Si ellos no están contentos tu productividad caerá.



7. No preocuparnos de la reputación: Cuando nuestra imagen empresarial se va deteriorando y se habla mal de nosotros. Trome, en el mundo de los negocios, la marca tiene un valor. Si tu marca lo tiene podrás cobrar más.

8. Falta de formalidad: Cuando evadimos nuestras obligaciones tributarias, cayendo en peligro de sanciones y multas elevadas. Trome, la informalidad puede llevarte a tener una multa de la Sunat que no podrás pagar. No evadas, paga.

9. Ser muy optimista: Cuando crees que basta con ser positivo para enfrentar las horas de crisis. Trome, está bien ser positivo, pero hay que ser realista. Resuelve, enfrenta y ocúpate de los problemas. Soluciones más que optimismo.

10. Ser poco flexible: Cuando te pones terco y crees que lo que haces está bien a pesar de todas las señales en contra. Trome, debes ser flexible. Las estrategias no están hechas en piedra, se deben acomodar a la situación.

Trome, toma atención de cada una de estas situaciones, probablemente estás atravesando más de una y todavía no te has dado cuenta.

Ir a portada