Como consumidores, tenemos derecho a acceder a información oportuna, suficiente, veraz, fácilmente accesible y relevante para tomar una decisión de consumo.
Como consumidores, tenemos derecho a acceder a información oportuna, suficiente, veraz, fácilmente accesible y relevante para tomar una decisión de consumo.

| ¿Qué pasa si un producto que adquieres no te brinda las funcionalidades que te ofrecieron? Son pocas las personas que conocen sus derechos como consumidor, por lo que desconocen las obligaciones legales que tienen las empresas que ofrecen un servicio o producto. La especialista en derecho corporativo y autora del libro ‘Manual legal del emprendedor peruano’ (Editorial UPC), Talía Chau Rivera, nos comenta que el Código de Protección al Consumidor del Perú (CPC) establece que todo proveedor debe garantizar que los consumidores puedan acceder a bienes y servicios de calidad en salvaguarda de sus derechos.

(Ley 29571, 2010, Art. 1). En ese sentido, la experta da a conocer algunas obligaciones y derechos que tienen tanto los consumidores como los proveedores a la hora de adquirir un producto o servicio y que debemos tener en cuenta:

Conocer lo que estamos adquiriendo:

Como consumidores, tenemos derecho a acceder a información oportuna, suficiente, veraz, fácilmente accesible y relevante para tomar una decisión de consumo.

En caso haya reparación o reposición del producto:

En algunas oportunidades corremos con la mala suerte de que algunos de los productos adquiridos estén dañados, es necesario que sepamos que para estos casos existe la posibilidad de que se haga una nueva ejecución del servicio o la devolución de la cantidad pagada de ser el caso.

Brindar información:

Por su parte, el proveedor tiene la obligación de ofrecer al consumidor toda la información relevante del producto o servicio para tomar una decisión o realizar una elección adecuada de consumo.

Libro de reclamaciones:

Es de vital importancia que este sea puesto a disposición de los consumidores en cada uno de sus establecimientos comerciales o plataformas de venta por internet con el fin de exponer las quejas y reclamos por inconvenientes tras la compra de un producto o servicio.

Omisión de información:

Cada proveedor debe evitar omitir cualquier tipo de información que induzca al consumidor a error respecto a la naturaleza, características o cualquier otro dato de los productos o servicios ofrecidos.

Además, es preciso mencionar que a partir del 21 de mayo del 2022 el plazo que tienen las empresas para atender un reclamo cambia de 30 días calendario (plazo actual) a 15 días hábiles, sin la opción de que la empresa pueda extender el mismo como se solía realizar con el plazo anterior.

Por ello, si te encuentras en una situación donde un producto o servicio no cumple con lo que se te ofreció, se recomienda presentar una queja o reclamo, dependiendo de la circunstancia, en el libro de reclamaciones. Es el derecho de todo consumidor exigirlo, así como manifestar su disconformidad y que esta sea atendida. De no ser atendida, el consumidor podrá denunciar a la empresa ante Indecopi y esta podrá imponer sanciones que van desde la amonestación a multa de 150 UIT (S/ 690,000).

Te puede interesar: