Cifra que tiene coherencia con los datos brindados por INEI, en donde recalca que la vulnerabilidad laboral femenina en el Perú aumentó en un 57%, durante el último año.
Cifra que tiene coherencia con los datos brindados por INEI, en donde recalca que la vulnerabilidad laboral femenina en el Perú aumentó en un 57%, durante el último año.

Pese a que la inteligencia artificial, el big data y las tecnologías de optimización de procesos han impulsado, a un ritmo inimaginable, la transformación digital y obligado a contar cada vez más con profesionales; aún la participación de las mujeres en el ámbito de la ciencia, ingeniería y tecnología es muy baja.

Según la  , solo el 22% de los profesionales que trabajan en el campo de la inteligencia artificial son mujeres. Cifra que tiene coherencia con los datos brindados por , en donde recalca que la vulnerabilidad laboral femenina en el Perú aumentó en un 57%, durante el último año.

Ante esta situación, el reto es trabajar en una comunicación asertiva que permita que más mujeres se sientan motivadas de involucrarse en estos puestos y aprovechar al máximo sus habilidades científicas, estratégicas y comunicacionales que las predispone a comprender diferentes contextos. Además, de su facilidad para acoplarse a nuevas herramientas y situaciones, lo cual las convierte en un anclaje perfecto para la realización de tareas de investigación en todos los niveles jerárquicos.

Hoy en día, las ejecutivas cuentan con sistemas que permiten dirigir bajo un mejor control operacional y gestionar el trabajo en equipo, de una manera más eficiente, a través de tecnologías como Sparta AI, que brinda KPI de negocio y fidelización sumamente importantes para la compañía; o sistemas de omnicanalidad que facilitan los procesos y mantienen a todos los colaboradores alineados con los objetivos de negocio.

“Su perfil de liderazgo y agilidad para implementar estrategias y tácticas, ayudan a prevenir crisis e incluso a solucionarlas. Es por ello que, como empresa debemos velar por el bienestar físico y emocional del personal, fomentando una cultura de concientización e igualdad para erradicar la violencia de género laboral. Ante esto, campañas como Cambia el Chip, la cual fue creada para fomentar el respeto hacia la mujer pueden ser de gran utilidad para las organizaciones”, comenta César López, Head of Strategic Development en Grupo Covisian y presidente de GSS.

La incorporación de más mujeres en las compañías, no solo es trabajo de estas, pasa por que los sectores públicos y privados reconozcan el talento de las mujeres y trabajen por incentivarlas a apostar por este tipo de carreras o aprendizajes relacionados a la nueva tecnología. Solo de esa manera, y siendo conscientes de la importancia de esto, podremos generar un cambio positivo y eliminar los estereotipos de género.

Te puede interesar: