Un emprendedor no tiene una guía que le indique la ruta que debe seguir para no fracasar, todo, absolutamente todo lo aprende esta en su propio camino. Las caídas, los fracasos y errores son parte de la enseñanza que pasa todo aquel que inicia un negocio propio, lo importante es que analice rápidos los procesos en el que falló, así podrá corregirlos sin mucho tiempo y evitar las pérdidas.

En esta oportunidad, Jeymy Merino, Gerente general y Fundador de nos da cinco consejos que por su experiencia como emprendedor nos coparte los puntos claves que él aprendió en el camino:

Crea un negocio que te apasione y con un propósito claro

El día a día de un emprendedor es muy exigente, al ver todas las áreas de la empresa siempre pasan problemas ya que tú ves todo. Y normalmente tienes muchos días negros donde piensas que todo va a seguir así y hasta llegar al punto de renunciar. Por ello si estás trabajando en algo que te apasiona y tienes un propósito claro te va a servir en esos momentos oscuros y vas a recordar porqué lo haces y te va a dar la fuerza suficiente para seguir luchando con tu negocio y sacarlo adelante.

Escucha el problema de los clientes y crea un producto/servicio que sea la solución

Siempre es muy importante estar hablando constantemente con tus clientes para entender cuales son sus necesidades, retos y problemas que enfrentan. Y lanzar soluciones para que satisfagan. Pero algo que muchas personas olvidan hacer es hablar con las personas que no te compraron. Ahí hay mucha oportunidad para crecer y mejorar tu solución ya que ellos te dirán las razones de porque no te compraron y que hubieses necesitado hacer para que te compren.

Un negocio se puede arrancar con mucho menos de lo que piensa cualquier persona

Pienso que los clientes no buscan la última app o web que les haga todo. Lo que quieren es que les solucionen sus problemas. Para que invertir en una web o app, alquilar un local, etc. Y esperar el tiempo de desarrollo o de armar el local. Cuando puedes ofrecer una solución super rápido y a poco costo. Por ejemplo, si hay una idea de crear una tienda virtual para vender comida de perros, puedes empezar vendiendo en grupos de Facebook, WhatsApp muy rápido, y a medida que el negocio crece y necesita escala puedes invertir en el desarrollo tecnológico de una tienda.

Medir absolutamente todo. Vivimos en una era donde contamos con muchas herramientas tecnológicas

Es muy importante medir la cantidad de cotizaciones, pedidos, ventas, facturación, encuestas de servicio al cliente de manera diaria y entender cuales han sido las iniciativas que se han realizado para saber porque tienen los resultados que están teniendo.

Trabajar con un socio que te complemente

Es muy importante cuando un negocio arranca el equipo, ya que ellos son los soñadores que van a construir el negocio y prácticamente a convivir todos los días. Y es importante contar con un socio que se complemente, que se ayuden, y que luchen codo a codo por sacar el negocio adelante.

Te puede interesar: