Foto: Pexels.
Foto: Pexels.

| El emprendimiento es clave para el desarrollo económico personal y el crecimiento de un país ya que se ponen en juego aspectos como la innovación, la competitividad, la creación de empleo y el crecimiento económico. Podemos pensar en grandes compañías que hace 25 o 30 años no existían y que han comenzado como emprendimientos, incluso solitarios, como ejemplo podemos pensar en Google, eBay, Amazon y otras tantas.

El emprendedorismo es tan relevante para el desarrollo que algunos países europeos ya incluyen como materia optativa la “iniciación a la actividad emprendedora y empresarial”, ya que se trata de fomentar el capital simbólico de un país, en tanto fuente de riqueza.

Dice que es importante mantener una actitud de curiosidad y de disposición de asumir riesgos, “el que no arriesga no gana”, dice el dicho y es muy cierto, porque justamente se trata de poner en práctica la motivación, la convicción y una actitud positiva en el proceso.
Dice que es importante mantener una actitud de curiosidad y de disposición de asumir riesgos, “el que no arriesga no gana”, dice el dicho y es muy cierto, porque justamente se trata de poner en práctica la motivación, la convicción y una actitud positiva en el proceso.

Giuliana Rivera, psicóloga clínica y fundadora “Tótem & Taboo” nos comenta: El emprender implica convertir ideas en actos mediante la preparación de un proyecto que ofrezca respuestas a un problema a una necesidad específica del mercado, generando respuestas efectivas y válidas que ofrezcan resultados eficientes para cubrir esa demanda específica. Para ello, desde la psicología, se ha demostrado que intervienen aspectos como la creatividad, la innovación, la toma de riesgos y la habilidad para planificar y gestionar proyectos destinados a lograr objetivos.

Prosigue; es importante mantener una actitud de curiosidad y de disposición de asumir riesgos, “el que no arriesga no gana”, dice el dicho y es muy cierto, porque justamente se trata de poner en práctica la motivación, la convicción y una actitud positiva en el proceso. Por otro lado, tenemos que apostar a la tolerancia y la perseverancia, sabiendo que al final del camino encontraremos una recompensa que tendrá que ver no solo con los resultados financieros sino también con la gratificación de saber que hemos hecho todo lo posible por nuestro sueño. Por eso, a quienes piensan emprender les decimos: Cree en ti y en el proceso, es el primer paso para decidir y lanzarte a emprender.

Con todo esto dicho, Giuliana nos deja estos cuatro consejos a la hora de emprender:

1) Persevera y enfócate en los pasos necesarios para ejecutar tu plan:

Iniciar un emprendimiento es una gran aventura que necesita toda tu constancia y atención.

2) Analiza las sugerencias y desecha los comentarios enteramente negativos:

Durante el emprendimiento, no des crédito a los pesimistas, siempre podrán aparecer comentarios desmotivadores, lo importante es seguir tu convicción.

3) Sé realista con los tiempos de crecimiento:

No todos los emprendimientos inician siendo ampliamente populares, confía en tus procesos y construye una base sólida de clientes.

4) No cedas ante tu primera caída:

Quizás falles en tus primeras ventas, puede que durante el primer mes no todo vaya de acuerdo a lo que pensaste; pero no es motivo de desalentarte. Analiza tu estrategia y ve ajustando el acercamiento, sin perder la esencia de lo que quieres lograr.

Te puede interesar: