| Durante el estado de emergencia que atravesamos las personas han sido afectadas en su economía. Ante este panorama es imperativo aprender a manejar, controlar y planear financieramente la gestión de las deudas para evitar consecuencias negativas.

También puede leer: Emprendedor: ¿Cómo evitar que tus clientes sean víctimas de estafas digitales?

Además, es muy importante implementar hábitos financieros de gestión proactiva de deuda, de esta forma se logra un buen historial crediticio en el sistema financiero, que permitirá el acceso a mayores oportunidades de financiamiento e inversión. Las deudas correctamente administradas permiten el cumplimiento de los objetivos financieros. Por ejemplo, la adquisición de un departamento a través de un crédito hipotecario.

Mario Cifuentes Vásquez, Gerente de la División de Banca Personas y Convenios Institucionales menciona: “Administrar con cuidado y anticipación nuestras deudas permitirá evitar los sobreendeudamientos, los cuales pueden arriesgar nuestros bienes familiares, en ese sentido en el Banco de Comercio siempre recomendamos a nuestros clientes cubrir sus deudas en los plazos establecidos, asignando una cantidad determinada de sus ingresos para el pago puntual de sus compromisos crediticios”.

Para que los usuarios puedan gestionar sus deudas de forma adecuada, el especialista recomienda los siguientes consejos para tener en cuenta:

1.-Reconoce e identifica tu panorama económico:

Es importante siempre conocer nuestro patrimonio financiero, identificar la situación económica de las deudas, tener claro el margen de gastos y mapear todas aquellas actividades y responsabilidades que implican egresos o significan gastos innecesarios o superfluos.

2.- Siempre determina tus prioridades financieras:

Desde el principio es fundamental saber el propósito de endeudarse y tener claro si la obligación financiera vale la pena o si la necesidad se puede cubrir mediante los ahorros. Otro factor a considerar es saber elegir las mejores tasas de interés en el mercado financiero para controlar los precios elevados y no afectar los ingresos económicos.

3.- Diseña tu presupuesto: 

Para tener salud financiera hay que diseñar presupuestos adecuados. Es clave realizar un listado ordenado donde se incluya los montos de las deudas, así como los ingresos destinados para inversión o ahorro.

4.- Realiza tu plan financiero de pagos:

Es recomendable ser consciente de los ingresos disponibles para los pagos de deudas, nunca se debe gastar más de lo que se percibe, los pagos de los créditos deben ser acordes a nuestra capacidad de ingresos, si se concibe y utiliza la deuda para el pago de gastos de consumo sería una equivocación dentro de la administración financiera personal y del hogar.

5.- Identifica las fechas de vencimiento de tus deudas con anticipación:

Si el usuario tiene un préstamo personal, por convenio o hipotecario, debe saber las fechas límites y calendarizarlos para realizar los pagos correspondientes a las cuotas del mes. De esta manera se evitará el cobro de intereses moratorios y ser reportado a las Centrales de Riesgo. Recuerda que las fechas de vencimiento te ayudan a organizar y planificar tus finanzas personales. Puedes verificar siempre tu estado de cuenta, en la sección que indica último día de pago.

Te puede interesar: