Hace unas semanas, una emprendedora me comentó que son muchos los emprendimientos que quiebran a los dos años de empezar, pues no tienen paciencia y se aburren muy rápido. Además, desconocen de cada proceso de su negocio; por ello, es importante saber un poco de finanzas, logística, y de otras áreas para evitar errores que pueden ser garrafales. Según el Global Entrepreneurship Monitor, nuestro país está en los primeros lugares en cuanto a capacidad emprendedora. Además, la empresa de investigación Datum Internacional 2021, reveló que el 55 % de la población trabaja en un emprendimiento propio, y de estos, el 45 % empezó su negocio durante la pandemia. Sin embargo, 8 de cada 10 emprendimientos fracasan antes de llegar a los 5 años de vida.

“Esto se debe a la falta de un objetivo claro y la ausencia de planificación en la gestión del emprendimiento, lo que se evidencia en la equivocada priorización de sus inversiones. Además, es necesario prestar atención al comportamiento del consumidor; por ejemplo, en la actualidad, son considerados “clientes abeja” los que utilizan múltiples plataformas físicas y digitales para realizar la búsqueda de sus productos, comparar las ofertas y beneficios, revisar los comentarios que otros consumidores realizan; es decir, son mucho más sofisticados y exigentes”, comentó Ivette Orrego, gerente de ventas de Sokso.

En ese sentido, los emprendedores no deben perder de vista la investigación permanente sobre sus actuales, antiguos y potenciales clientes, así como de los competidores y en general sobre la industria en la que se desenvuelven. Por este motivo, la especialista menciona cinco consejos para evitar errores cuando se inicia un negocio y no fracasar en el intento.

Visión a corto plazo

Un error común es contar con una visión a corto plazo o pensar en un futuro inmediato, donde solo se busca ver ganancias lo más rápido posible. Esto, además de causar frustración y desaliento al emprendedor, muchas veces lleva a tomar decisiones equivocadas impidiendo que el negocio logre consolidarse.

Falta de capacitación

Por otro lado, otro de los errores más comunes es la falta de capacitación, la misma que evita que fortalezca las capacidades necesarias para llevar su emprendimiento a una siguiente etapa de mayor consolidación. De hecho, ahora la plataforma virtual de la marca de ventas por catálogos pone a disposición múltiples propuestas de capacitación que son accesibles y gratuitas.

Falta de información

Otro de los grandes errores a la hora de emprender tiene que ver con la falta de mirada al mercado y a sus competidores, lo que evita que reaccionen y hagan cambios oportunos sobre diseño de producto o servicio, precio, promociones, etc. Es decir, no logran responder a las necesidades cada vez más cambiantes de los consumidores.

No priorizar al cliente

Así mismo, descuidar la atención al cliente y no buscar asegurar que su experiencia sea exitosa, evita la recompra y esto aminora las posibilidades de crecimiento del negocio. Recordemos que un cliente satisfecho es el principal promotor de las ventas, más aún ahora que las redes sociales han tomado protagonismo como parte de los canales de comunicación y marketing de los negocios.

Inseguridad y desinterés

Debemos citar uno de los errores más frecuentes que llevan al fracaso a la mayoría de emprendimientos, y es la falta de confianza en sí mismo, así como la falta de persistencia frente a adversidades que se irán presentando a lo largo de la vida de su emprendimiento, sobre todo cuando están en la etapa inicial de su negocio.

Finalmente, Orrego explica que uno de los sectores donde crecieron los ingresos de los emprendedores durante la pandemia fueron las ventas por catálogo. Por eso, se sigue apostando por la venta directa a través de las promotoras en todo el Perú. Esto debido a que en nuestro país la cercanía del servicio one to one sigue generando un valor agregado importante.

Te puede interesar: