José Carrillo, de zapatos 'Kapaso', creía que era imposible exportar y ahora envía containers a Chile | VIDEO

Emprendedor José Carrillo aprendió el negoció de la fabricación de su padre, quien empezó esta empresa en los arenales de Villa El Salvador. 

Emprende Trome

(Fotos: Mónica Palomo)

José Carrillo aprendió el oficio de su padre.  (Foto: Mónica Palomo)

Más sobre:

Emprende Trome

Hace unas semanas, durante un recorrido que hice por ‘Perú Moda’, conocí a un entusiasta emprendedor José Carrillo, quien me contó que era un zapatero de tradición, pues heredó el oficio de su padre y está trabajando muy duro para no ‘desaparecer’ ante la avalancha de productos chinos. Con 50 años en el mercado, ‘Kapaso’ envía containers a Chile, fabrica para grandes empresas peruanas y se alista para ingresar a la gran plataforma de Estados Unidos.

José, llevas en los genes el oficio de zapatero…

Sí, somos dos generaciones, mis padres vinieron de Trujillo. Él sabía a la perfección este rubro y cuando llegó al arenal de Villa El Salvador lo único que sabía hacer era esto, empezó trabajando para otros. Nosotros no fabricamos por ganar dinero, sino porque nos gusta.

¿Cuál es tu sueño?
Nuestra mira era fabricar y queríamos vender a Bata, a grandes tiendas y lo logramos. Ahora estamos en otra etapa, buscamos nuevos mercados, ir al extranjero. En el ‘Perú Moda’ que participamos conseguimos un cliente, empezamos con cien pares ahora mandamos 3 mil.

¿Qué recuerdos tienes de los inicios en Villa El Salvador?
Era un arenal, no había nada, ahora el Parque Industrial está así porque su gente lo hizo con sus manos. Cuando salía del colegio venía corriendo para ayudar a mis padres a armar las cajas y en todo el proceso.

Emprende Trome: Zapatos Kapaso

El maestro zapatero hace todo a mano, ¿mantienen esa tradición?
No queremos perder la identidad. Nos encontramos contentos porque los buenos resultados en el extranjero se están dando. No cabe duda que la gente aprecia el zapato hecho a mano.

¿Han viajado para capacitarse?
Sí, hemos hecho pasantías en Boloña y en Milán, Italia. En Chile visitamos las boutiques, también viajamos a la feria de Sao Paulo.

¿Te consideras un emprendedor?
El peruano ve nuevos retos, si no se venden los zapatos, siempre hay que buscar alternativas, otros mercados. Yo les contagio a los jóvenes que busquemos nuevas opciones. Les doy ánimos a mis colegas de otros distritos para unir fuerzas y fabricar calzados, porque son miles de pares que piden afuera. El calzado peruano se resiste a morir.

¿Cómo resumirías todos estos años?
Que todos los días se aprende algo nuevo, por eso nos reunimos para dar ideas e innovar.

¿Qué es lo más complicado en este negocio?
La importación china, es difícil competir así, la Sunat nos pide que paguemos más, pero no podemos pagar si no tenemos compradores. Antes se adquiría en Lima el 70% de producto nacional, ahora el 80% es importado y el 20% nacional, el sector está colapsando.

¿Cómo les ha ido en esta edición del ‘Perú Moda’?
Hay compañeros que han podido conseguir clientes en el extranjero, ese día hemos salido con buenos ánimos, alegres y muy optimistas de que vamos a vender nuestros productos.

¿Por qué le pusieron a su marca ‘Kapaso’?
Porque cuando fuimos a Italia, allá nos decían: El capo de la mía empresa, de ahí decidimos llamarnos ‘Kapaso’.

¿Cómo hizo para enviar su primer container a Chile?
Hace dos años participé en ‘Perú Moda’ y conocí a una clienta chilena, ella muy buena persona, yo le enviaba mensajes y no me respondía, hasta que de tanto insistir, me dijo que le hiciera una muestra. Después apareció en mi taller para contarme que le había gustado mi trabajo y que le quedaba bien el zapato. Me mandó a hacer una docena para probar y hoy le mando tres mil pares para cada temporada.

José, viniendo de abajo y con mucho trabajo a cuestas, ¿qué consejo le darías a los jóvenes que quieren ingresar a este rubro?
Es una ruta difícil, pero al final tiene su recompensa. Pensé que era imposible exportar, pero ahora lo hago, así que sigan sus sueños. Fue un logro llenar en 15 días un container para que se vaya a Chile, pero se logró, así que deben ser perseverantes.

¿Qué debe hacer el Estado para apoyar a la industria del calzado?
Replicar ‘Perú Moda’ en otros países. Estados Unidos es una gran plataforma de venta, nos van a conocer y saber de los productos hechos a mano.

¿Cuántas empresas están en pie tras la ‘avalancha China’?
En el Parque Industrial había 60 empresas, pero muchas han desaparecido y solo quedamos 16, nos resistimos a cerrar.

¿De dónde viene la materia prima?

El mejor cuero es arequipeño, es un cuero guante, todo es nacional.

¿Cómo fideliza a sus clientes?
Vendiendo un producto de calidad, con buenos acabados que duran años. Ellos nos traen modelos de páginas extranjeras y se los hacemos como nos piden.

TIPS: 
Hay que enfocarse en sus sueños. Nada es imposible, todo está en tu corazón y en las ganas que le pongas a lo que quieres.

Ir a portada