Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Antonio Pavón: "Sheyla Rojas miente, me prohibieron pasar tiempo con mi hijo" | FOTOS

Antonio Pavón afirma que Sheyla Rojas es la que miente y tiene mensajes y audios donde le pide reunirse para llegar a una conciliación.

Sheyla Rojas y Antonio Pavón
Antonio Pavón le dice te quiero a Sheyla Rojas
Antonio Pavón defiende a Sheyla Rojas
Sheyla Rojas dijo esto sobre Antonio Pavón en su rol de padre [FOTOS Y VIDEO] - 1

Antonio Pavón aseguró que la madre de su hijo, la conductora Sheyla Rojas , ‘miente’ y que sus ‘palabras no tienen valor’, luego que la rubia afirmara que jamás le prohibió que vea a su hijo.
Antonio, vemos que estás disfrutando con tu hijo.

¿Ya te sientes más tranquilo y feliz?
Sí. Antoñito es lo más importante en mi vida, lo amo y él a mí. Tenemos una conexión divina y especial.

Has señalado que deseas llevar una relación cordial con Sheyla; sin embargo, ella te ha tildado de mentiroso y que solo buscas hacer un show televisivo...

Hubiera preferido dejar el tema ahí nomás, pero he visto su respuesta y son mentiras. Tengo mensajes y audios, que son desde hace cinco meses, donde le pido, con mucha educación, sostener una reunión como padres para llegar a una conciliación. Salir (en televisión) no es un show, sino es un grito, una voz de
desesperación de un padre que quería ver a su hijo. Me prohibieron pasar tiempo con él . Sheyla miente.

Ella también resaltó que cubre los gastos de Antoñito e incluso pagó tu pasaje por el viaje que hicieron a Filadelfia...
En cuanto a lo monetario y económico también miente, porque tengo todos los vouchers que he venido pagando. Antes, mi ingreso era mayor y pagaba 3 500 soles, pero ahora doy 1 500, porque es en medida a mis posibilidades.

¿Crees que ella le da más prioridad al dinero o al hecho de quién aporta más para tu hijo?
La prioridad es darle cariño y tiempo a Antoñito. He estado en las operaciones, en las postoperaciones, velé sus sueños y he presenciado cuando mi hijo lloraba de dolor, pero eso no tiene un valor económico, sino un valor sentimental incalculable. Estuve en los momentos más difíciles de su vida, cuando ella (Sheyla) no ha estado nunca. Cuando viva el sufrimiento de mi hijo, podrá hablar de dinero o de lo que sea. Mientras tanto, sus palabras no tienen valor.

Cargando siguiente contenido

Portada