Carlos Galdós y la locura de amor por su esposa: Ser fiel [ENTREVISTA]

Carlos Galdós, con sus carisma y chispa, nos dio una entrevista que te sacará muchas sonrisas. Asegurado. 

Carlos Galdós
Carlos Galdós
Carlos Galdós
Carlos Galdós

Más sobre:

Carlos Galdós

Al inquieto ‘Cupido’ le salió un rival. No entona canciones de amor, tampoco suelta suspiros. Esta versión humana va derrumbando mitos, pero ¡cuidado!, también ama, aunque de una manera especial. Es mediodía en el ‘Parque del amor’, un ‘romántico distinto’ ha venido a podar las flores. Responde al nombre de Carlos Galdós. No lleva un arco ni flecha. Con su bate de béisbol viene a acabar con todo lo dulce de estos días, pero con el corazón en la mano.

¿Romántico?
A mi estilo.

¿Cómo es eso?
No llevo flores, tampoco creo en eso de regalar chocolates.

¿Entonces?
La mejor muestra de amor es romperte el lomo para que no le falte nada a tu familia.

Las mujeres siempre piden un gesto de ternura.
Es un detalle llegar a casa y decirles que están aseguradas para cualquier tema de salud.

¿Una locura por tu esposa?
Casarme.

¿Algo más emotivo?
Serle fiel.

Eso es una obligación...
Pero la cumplimos solo los que estamos enamorados.

¿Cuántas veces te apareciste con peluches?
Cuando mis hijos me compraron, después no. Además, tengo una teoría.

Carlos Galdós discute con una señora

¿Cuál?
Regalas un osito gigante, después lo embolsan y guardan ja, ja.

Este 14, ¿cine o a cenar a un restaurante con vino y velas?
En mi casa, porque todo está lleno.

Imaginé que pondrías música de Ricardo Arjona.
Eso hace un amoroso que le pega a su mujer. Seguro le metía golpe y le susurraba: ‘Mujeres, qué habría escrito Neruda, que habría pintado Picasso’.

¿Los celos son un sentimiento?
Es joder la vida a tu pareja.

¿Peleas con tu esposa?
Ya estoy bien viejo para eso.

¿Un motivo para que te incomodes?
Cuando invitas a tu pareja: ‘Vamos a cenar, ¿dónde quieres ir?’ y ella contesta: ‘Donde quieras tú’.

Carlos Galdós vs Gino Costa sobre la inseguridad ciudadana, la Policía Nacional y las municipalidades

¿Y van?
Llamo al chifa, separo mesa y cuando estoy en la puerta, me dice: ‘Mejor no’. Ahí sí digo: ‘Flaca, hemos recorrido 4 distritos y llegando me dices que ya no’, y me río.

¿Por alguien cambiaste tu estilo?
Alguna vez me lo pidieron en el vestir y acepté, pero no duró. Me sentía fabricado al gusto de ella. Una especie de Frankenstein.

¿Táctica que usaste para conquistar a tu señora?
Muestro lo peor de mí.

¿No se corren?
Es lo que hay y, si lo tomaron, después no hay derecho a reclamo.

¿Y puede surgir algo mejor?
Con suerte, sí, ja, ja.

¿Has dibujado en un árbol?

Muchas veces.

Entonces sí tienes tu bobo...
He escrito: Alan García, vete a la m...

Ah, pensé que habías dibujado un corazoncito.
Jamás.

¿Algo te ha hecho el amor?
Me han choteado por misio.

¿Cómo?
Tenía mi flaca y saliendo de un tono, la llevé en taxi a su casa y le pedí al chofer que me jale hasta la avenida.

¿Y?
Me bajé y esperé que amanezca para que pase mi micro y me pueda ir a dormir.

Asu...
Y en eso la vi pasando bien sentada en el auto de un ‘pata’.

¿Te fuiste a ‘liquidar’ con música de Iván Cruz?
No, me puse a chupar como él.

O sea que tienes tus derrotas.
Alguna vez me pegué a una chica en la fiesta, ‘invertía’ mis mejores chistes, sacaba a relucir mis pasos de baile, pero aparecía un tipo y se la llevaba.

¿Pelotero?
En el fútbol he sido como Pedro Pablo Kuczynski gobernando: malazo, una cag...

Xoana González y Carlos Galdós se emborrachan con pisco en pleno programa

Cuando armaban los equipos, ¿te escogían?
Iban rigiendo, eligiendo y era el último del equipo.

¿Billar?
Paraba todo el día en el taco, jugaba ‘minga’ y ‘cantada’, que es avisar dónde vas a meter la bola. Eso daba más dinero.

¿En tu casa no te presionaban?
Mi viejita me reclamaba: ‘Qué haces todo el día allí’, y respondía: ‘Estaba consiguiendo plata’

Sí tienes calle, entonces...
Claro, en los billares encuentras todo: droga, gente frustrada, consejos. Es una superuniversidad.

Mira lo que has vivido, pero eres responsable.
Hace más de 25 años que me levanto a las 6 de la mañana.

No te perdiste.
No podía. A los 20 me cargué mi casa, el sueldo de mi madre no alcanzaba.

¿Tu último acto de pasión?
Cuando acabe esta entrevista, llamaré a mi mujer: ‘Acabé mi entrevista, estoy yendo a verte’.

No me parece.
Pero es mucho respeto y eso vale más que cualquier otra cosa.

Un abrazo, ‘Anticupido’, y gracias por abrir ese corazón tierno, aunque no lo crean.
Gracias a ustedes. ‘Yo odio San Valentín’ es mi unipersonal, que presentaré el 14 y 17 de febrero en el ‘María Angola’ y ‘Plaza Norte’. Vayan y seguimos con esta conversación.

Que todo te siga yendo bien.
Lo bueno de conversar con Trome es que dices tu verdad y nadie se molesta.

(Fernando 'Vocha' Dávila)

Ir a portada