Tanto el actor como el cantante fueron considerados los galanes de su época. (Foto: Televisa / AFP)
Tanto el actor como el cantante fueron considerados los galanes de su época. (Foto: Televisa / AFP)

A sus 80 años, sigue siendo uno de los personajes que más atención sigue acaparando en el mundo del espectáculo. Y no es para menos, ya que cuando se anima a contar pasajes de su vida deja con la boca abierta no sólo a sus entrevistadores, sino también a medio mundo.

MÁS INFORMACIÓN: La memorable escena de la pelea entre Andrés García y Sergio Goyri en “Pedro Navaja”

Respecto a las vivencias que tuvo, el reconocido actor se animó a contar que durante 10 años compitió con el cantante Julio Iglesias, a quien ganó y que, según contó, al final su contrincante reconoció su derrota.

A continuación, te contamos en qué consistió la competencia entre el protagonista de la telenovela “El privilegio de amar” y el intérprete de “Me olvidé de vivir”.

Ambos compitieron durante una década. (Foto: Instagram de Andrés García / AFP)
Ambos compitieron durante una década. (Foto: Instagram de Andrés García / AFP)

ANDRÉS GARCÍA VS. JULIO IGLESIAS

Resulta que el histrión, quien fue considerado uno de los galanes de los años 70, 80, 90 y 2000, contó que mantuvo un reñido duelo de una década con el cantante. La competencia consistía en saber cuál de los dos podía conquistar a más mujeres.

Algo que fue muy reñido, toda vez que ambos en su época de juventud y adultez eran considerados muy atractivos y muchas personas caían rendidos a sus pies, no sólo por su talento, también por su belleza física.

“Es verdad, estuvimos en competencia muchos años, como 10 años, para ver quién tenía más mujeres”, contó Andrés García, quien ha reconocido haber tenido gran cantidad de parejas.

Sin embargo, según narró, la meta que él había impuesto era inalcanzable. “Finalmente, él solito lo aclaró y dijo: ‘No, pues ya me ganó Andrés’, pero [él] también se echó su buen grupo de mujeres; no fue ningún santo casto, igual que yo”, manifestó.

Si bien, señaló que además de gustar a las mujeres por su atractivo, sabía ganárselas, pues era muy caballero, pero si alguna la rechazaba, no insistía. “Yo no soy de los que está dale, dale y dale, yo tenía muchas candidatas”.