Modelo y actriz Carla Fernanda Ávila es una mexicana que actualmente vive en Corea del Sur. (Foto: Carla Fernanda Ávila / Instagram)
Modelo y actriz Carla Fernanda Ávila es una mexicana que actualmente vive en Corea del Sur. (Foto: Carla Fernanda Ávila / Instagram)

La actriz mexicana Carla Fernanda Ávila se ha hecho conocida tras participar en la exitosa serie “”, una producción realizada en Corea del Sur y que en poco tiempo ha logrado consolidarse como una de las favoritas en distintas partes del mundo.

MÁS INFORMACIÓN: Conoce cuánto es el premio de 45 mil millones de wones en soles, dólares y euros de “El juego del calamar”

Carla Fernanda Ávila desde que llegó al país asiático nunca imaginó que sería parte de uno los más grandes éxitos de la plataforma de streaming Netflix, pues, en Corea del Sur únicamente pensó en estudiar, motivo por el cual viajo en el 2017.

'El juego del calamar' sigue capturando fans en todo el mundo. (Foto: Netflix)
'El juego del calamar' sigue capturando fans en todo el mundo. (Foto: Netflix)

Squid Game” en inglés o conocida en países de habla hispana como “El juego del calamar” es una serie protagonizada por los actores Lee Jung Jae, Park Hae Soo y Wi Ha Joon y relata la historia de un grupo de personas quienes en un intento desesperado por escapar de la pobreza deciden participar de un misterioso juego que promete entregarles un valioso premio en efectivo al ganador.

A sus 28 años Carla Fernanda Ávila se ha convertido en la mexicana más famosa de los últimos tiempos.

¿CÓMO ES LA VIDA DE CARLA FERNANDA ÁVILA EN COREA DEL SUR?

Con la finalidad de tener una segunda carrera universitaria y con muchas ganas de convertirse en una ingeniera financiera, hace cuatro años la actriz y modelo Carla Fernanda Ávila viajó a Corea del Sur donde vive actualmente.

Ella nació en México y gracias a su esfuerzo pudo viajar a Corea del Sur para continuar con sus sueños. Sin embargo, la suerte estuvo de su lado y tras ser invitada a un casting en el 2019 pudo ser parte de la película “Barredenderos espaciales”. Luego haría lo mismo en “El juego del calamar”.

Ella tuvo una conversación con donde relata como es su día a día.

Para ser honesta, no me alcanza, siempre estoy viviendo al día y mi visa es de entretenimiento, así que por ley nada más puedo hacer eso, no puedo ir a un trabajo de medio tiempo como mesera o algo así”, manifiesta.

De lo que me pagan cubro la renta, pero también se debe saber que en esto pueden tardar en pagarte semanas, a veces digo, wow, con lo que gané puedo sobrevivir mes y medio, pero el pago tarda. Así que si mis amigas quieren que nos reunamos veo mi cuenta y no me alcanza”, agrega.

Desde que llegó a ese país vivió durante los primeros meses en una habitación de cuatro metros cuadrados, con baño y cocina común para todos. Poco a poco se mudó a una bodega que estaba habilitada como un cuarto, tenía cocina y baño externo. Ahora vive en una vivienda humilde y señaló que el contrato concluye en febrero por lo que tendrá que ver otras opciones.

CARLA FERNANDA ÁVILA EN INSTAGRAM

Carla Fernanda también se ha vuelto muy conocida en las redes sociales, sobre todo, en Instagram donde se vio impulsada por sus amigos a colocar una foto de ella donde aparece en la famosa producción “El juego del calamar”.

Si bien la mexicana aparece en esta serie, solamente se le puede ver en uno de los episodios donde se le observa con body paint. En dicha escena sale ubicada atrás del policía encubierto.

LOS INCONVENIENTES CON LA AGENCIA

A Carla Fernanda una agencia la llevó para que participe de “El juego del calamar” y allí hubo algunos inconvenientes debido a que no se le dio el pago acordado bajo el argumento que Netflix aún no pagaba el dinero.

Cuenta que le prometieron pagarle entre cuatro a seis semanas luego que culminaran las grabaciones pero ese tiempo se hizo más extenso. “Tuve que corretear mi dinero (…) Y me pagaron menos de lo que merecía”, señaló.

Aquí ocurre que las agencias cuando mandan tu perfil a las producciones te cambian el nombre para que la producción sólo te encuentre a través de ellos y tampoco enseñan los contratos, si los pides, te ponen en lista negra”, anotó.