El personaje de Gustavo Bueno se volvió recurente e, incluso, tuvo un romance con Carmencita, la hermana de su pupilo (Foto: Panamericana TV)
El personaje de Gustavo Bueno se volvió recurente e, incluso, tuvo un romance con Carmencita, la hermana de su pupilo (Foto: Panamericana TV)

“Mil oficios”, una de las series más exitosas del Perú, contó con grandes actores dentro del elenco, además de arropar a jóvenes promesas de la actuación que con el tiempo se convertirían en realidad. En ese grupo de intérpretes estaba Gustavo Bueno, el veterano actor que ingresó en la temporada 3 de la ficción, tiempo suficiente para ganarse el cariño de todos los televidentes.

Para cuando ingresó a “Mil oficios” tenía sobre su espalda más 15 producciones nacionales en las que había estado. Era un actor muy conocido por sus papeles en “Gamboa”, “La captura del Siglo”, “Luz María”, “Estrellita”, “Latin lover”; entre otras. A la serie de Efraín Aguilar llegó para interpretar al ‘maestro’ de Quique Palacios (Lucho Cáceres) fue él quien le enseñó todas las técnicas para ser un verdadero macho alfa, o como ellos decían: ser “el gallo del gallinero”.

LAS CONDICIONES QUE PUSO GUSTAVO BUENO

El reconocido actor peruano apareció en “Mil oficios” para ayudar a Quique y recordarle todas las enseñanzas. Al comienzo, Manolo Nuñez aparecía esporádicamente, pero luego el personaje se vuelve más recurrente, al punto de pretender a Carmencita, la hermana de su pupulo. De hecho, en un momento Manolo y Carmen logran tener un romance, aunque este fue corto.

Al comienzo, Manolo Nuñez aparecía esporádicamente, pero luego el personaje se vuelve más recurrente, al punto de pretender a Carmencita (Foto: Panamericana TV)
Al comienzo, Manolo Nuñez aparecía esporádicamente, pero luego el personaje se vuelve más recurrente, al punto de pretender a Carmencita (Foto: Panamericana TV)

Si su participación en la serie fue destacada y hasta el día de hoy los fans más atentos lo recuerdan, Gustavo Bueno, al incio se mostró reacio con ser parte del elenco y, de hecho, puso ciertas condiciones para aparecer en la historia. Al menos eso es lo que contó hace algunos años el productor de la ficción.

En una entrevista con , Efraín Aguilar reveló algunos pasajes secretos de la época en que se grabó “Mil oficios”, entre ellos, los términos que puso el actor de 69 años.

“Gustavo Bueno me puso ciertas condiciones para actuar en la teleserie. Me dijo que no quería hacer ninguna escena donde hiciera el ridículo”. confesó Aguilar. “Empezó actuando a la defensiva, hasta que se dio cuenta que en la comedia se tiene que hacer el ridículo, y todo cambió”, agregó.

Lo cierto es que Bueno aceptó la convocatoria de Aguilar y, además, en el momento más duro de la serie: los problemas en la administración de canal había porpisiado la salida de un gran número de actores principales.

Gustavo Bueno en la tercera temporada de "Mil oficios" (Foto: Panamericana TV)
Gustavo Bueno en la tercera temporada de "Mil oficios" (Foto: Panamericana TV)