La actriz de 31 años estuvo alejada de los reflectores por un buen tiempo (Foto: THOMAS SAMSON / AFP)
La actriz de 31 años estuvo alejada de los reflectores por un buen tiempo (Foto: THOMAS SAMSON / AFP)

Han pasado siete años desde que vivió uno de los momentos más traumáticos en su carrera y vida: la filtración de fotos en donde sale desnuda. La actriz fue una de las víctimas de un inescrupuloso hacker que accedió a estas imágenes privadas de la artista y otras celebridades. La famosa intérprete ha reaparecido en el medio artístico y confiesa que este episodio de su vida nunca podrá superarlo.

MÁS INFORMACIÓN: Jennifer Lawrence confiesa que se drogó en una escena de “No mires arriba”

Jennifer ha vuelto a ser captada por los reflectores que tienen en la mira a las famosas como ella y en una entrevista para la revista Vanity Fair, que se publicará en su totalidad en diciembre, comentó cómo vive actualmente, el trauma de la filtración de fotos desnuda y también sobre su experiencia en donde estuvo a punto de morir, entre otras cosas.

El momento traumático al que se refiere Lawrence fue cuando un sujeto con habilidades para robar datos en el ciberespacio accedió a sus cuentas de iCloud, así como a la de otras celebridades, y subió dicho contenido a la red. Dichas fotografías fueron vistas tiempo después en redes sociales, en donde se aprecia a Jennifer en momentos íntimos que quiso compartir con su entonces pareja, Nicholas Hoult.

MÁS INFORMACIÓN: Jennifer Lawrence y su esposo Cooke Maroney esperan a su primer hijo

JENNIFER LAWRENCE Y EL TRAUMA QUE NO SUPERA TRAS FILTRACIÓN DE SUS FOTOS ÍNTIMAS

Pese a que sus seguidores siempre están pendientes de sus movimientos, Jennifer Lawrence manifiesta que actualmente se siente nerviosa cuando brinda entrevistas, pues hace mucho que no se le ve en las portadas de los principales medios de espectáculos.

“No he hablado con el mundo en una eternidad. Y para volver ahora, cuando tenga todos estos nuevos accesorios agregados a mi vida que obviamente quiero proteger “, declaró la actriz que volverá al ruedo con la comedia de Adam McKay “Don’t Look Up”.

En el extracto que se adelantó de la entrevista a Jennifer, ella resalta las producciones en donde actuó antes de alejarse del radar que tiene mapeada las famosas. Entre estas películas figuran: “Passengers”, “Mother!” “Gorrión rojo” y “Fénix oscuro”. “No estaba bombeando la calidad que debería tener”, dijo. “Creo que todo el mundo se hartó de mí. Yo me cansé de mí”, agregó.

En este trance de su vida, Jennifer empezó a creer que no podía hacer nada bien. Ella sintió que todo el mundo tenía los ojos puestos en ella, y que cualquier movimiento en falso sería severamente cuestionado. “Si caminaba por una alfombra roja, era, ‘¿Por qué no corrió?’ ... Creo que complací a la gente durante la mayor parte de mi vida”, aseveró.

Lawrence llegó al instante en donde para ella significó un punto de quiebre en su vida. Era el año 2014 y un hacker sin escrúpulos filtró unas fotografías suyas desnuda, junto a la de otras famosas. Sin duda, este momento es un episodio que hasta el día de hoy la persigue y que, según declara, nunca superará.

“Cualquiera puede mirar mi cuerpo desnudo sin mi consentimiento, en cualquier momento del día”, dijo. “Alguien en Francia los acaba de publicar. Mi trauma existirá para siempre”, sentenció.

JENNIFER LAWRENCE ESTÁ EMBARAZADA Y ASÍ ES SU NUEVA VIDA

En la actualidad, Jennifer Lawrence vive con mucha cautela su día a día, puesto que ahora no solo tiene que cuidar de ella, sino también del hijo que espera junto a su pareja Cooke Maroney.

“Cada instinto de mi cuerpo quiere proteger su privacidad por el resto de sus vidas, tanto como pueda. No quiere que nadie se sienta bienvenido en su existencia. Y siento que eso comienza con no incluirlos en esta parte de mi trabajo “, manifestó.

La ganadora del Oscar se encuentra en la dulce espera a sus 31 años (Foto: CHRISTOPHE ARCHAMBAULT / AFP)
La ganadora del Oscar se encuentra en la dulce espera a sus 31 años (Foto: CHRISTOPHE ARCHAMBAULT / AFP)

Otra de las experiencias que tuvo en sobresaltos a la actriz de 31 años fue cuando en el 2017 el pequeño avión privado en donde viajaba sufrió un desperfecto, lo que hizo que realizara un aterrizaje forzoso.

“Volar es horrible y tengo que hacerlo todo el tiempo”, dijo, explicando que mientras sucedía todo, empezó a dejar “pequeños mensajes de voz mentales” a su familia, pensando que no sobreviviría al eventual accidente.