Meghan Markle: El vestido de novia que enamoró más al príncipe Harry es de Givenchy y es espectacular | FOTOS

El Príncipe Harry le dijo a Meghan Markle  ‘te ves increíble’ cuando llegó al altar con su vestido de Givenchy hecho a medida.

Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!
Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!
Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!
Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!
Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!
Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!
Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!
Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!
Meghan Markle: ¡Luce Givenchy!

Tras varios meses de especulación, Meghan Markle salió de un Rolls-Royce Phantom, que tomó con su madre, Doria Ragland , vistiendo un elegante vestido de manga de tres cuartos de largo con un escote de barca, el cual enmarcaba los hombros y deja ver ligeramente las clavículas. El vestido de línea A blanco inmaculado y con pequeños adornos, estaba hecho de organza de seda triple, lo cual permitía esculpir su cintura. ¡Espectacular!

La duquesa de Sussex , eligió un vestido de diseño clásico y elegante de la casa francesa Givenchy ; diseñado por Clare Waight Keller (47), quien se convirtió en la primera mujer directora artística de la casa Givenchy . Asimismo, los zapatos de Meghan   Markle también fueron creados con satén de seda por la misma marca.

La diseñadora fue quien ayudó a Meghan Markle durante toda la ceremonia, pues no tenía madrinas en su gran día. Se dice que Meghan eligió a Keller , después de una reunión a principios del 2018, ya que estaba impresionada por la estética atemporal y elegante de la diseñadora.

El vestido tenía una ventaja en Hollywood, ya que la casa Givenchy se hizo famosa por Audrey Hepburn, y el vestido de la duquesa de Sussex, Meghan Markle , tenía el toque de la actriz, lo cual reconocía la trayectoria de la marca.

En un comunicado, Clare dijo: "Ha sido una experiencia inmensamente gratificante conocer a Meghan Markle a nivel personal, una que siempre llevaré conmigo. La Casa de Givenchy se une a mí para desearle a ella y al Príncipe Harry todos los deseos de felicidad en su futuro”.

Además y como era de esperarse, Meghan Markle llevaba un velo transparente, bordado a mano en hilos de seda y organza, el cual mostraba 53 flores que representaban a cada nación de la Commonwealth; el velo medía cinco metros de largo. Además lucía una tiara de diamantes de Queen Mary, prestada por la reina Isabel que le daba un toque especial.

Su característico moño desordenado estaba pulido en un moño bajo, sus uñas eran cortas y pulidas. El maquillaje fue sencillo; sin embargo, llevaba unos aretes de diamante Cartier que le resaltaban el rostro.

Meghan Markle entrando a la iglesia.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook , Twitter , y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada