Juan Manuel Restrepo es un actor colombiano que se hizo muy conocido por participar en “La reina del Flow 2" (Foto: Juan Manuel Restrepo/ Instagram)
Juan Manuel Restrepo es un actor colombiano que se hizo muy conocido por participar en “La reina del Flow 2" (Foto: Juan Manuel Restrepo/ Instagram)

La segunda temporada de ha traído de regreso a sus protagonistas originales Mario Cimarro, Danna García, Paola Rey, Juan Alfonso Baptista, Natasha Klauss y Michel Brown; pero también nos ha mostrado a una nueva generación de gavilanes, entre los que destaca , quien da vida a León Reyes en la telenovela de Telemundo.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo será el último episodio de “Pasión de gavilanes 2″, según Natasha Klauss

El intérprete de 24 años se hizo muy popular a raíz de su participación en la exitosa serie “La reina del Flow”, protagonizada por Carolina Ramírez y Carlos Torres. Gracias al éxito de esta producción, que fue todo un fenómeno en Netflix, el nombre de Juan Manuel Restrepo comenzó a sonar con fuerza y fue así que ha logrado popularidad a nivel internacional.

El actor colombiano ahora es parte del elenco de la segunda temporada de , donde ha vivido grandes experiencia y anécdotas. Una de ellas tiene que ver con unos caballos, animales que son utilizados con frecuencias durante las grabaciones de la telenovela. ¿Qué le pasó a Juan Manuel Restrepo? Aquí te contamos la historia.

MÁS INFORMACIÓN: Todos los detalles de la boda de Natasha Klauss, la actriz de “Pasión de gavilanes”
Juan Manuel Restrepo es un actor colombiano que se hizo muy conocido por participar en “La reina del Flow 2" (Foto: Juan Manuel Restrepo/ Instagram)
Juan Manuel Restrepo es un actor colombiano que se hizo muy conocido por participar en “La reina del Flow 2" (Foto: Juan Manuel Restrepo/ Instagram)

LA ANÉCDOTA DE JUAN MANUEL RESTREPO CON LOS CABALLOS EN “PASIÓN DE GAVILANES 2″

En una entrevista con People en Español, Juan Manuel Restrepo habló acerca de su experiencia en la segunda temporada de “Pasión de gavilanes”. Desde el momento que le confirmaron que sería parte de la secuela de la telenovela de Telemundo hasta el día de hoy, el actor reconoce que ha aprendido mucho y que esta producción lo ha marcado.

En “Pasión de gavilanes 2″, Juan Manuel Restrepo da vida a León Reyes, hijo de Norma y Juan. Su personaje, junto al de Sebastián Osorio (Erick Reyes), es acusado de haber asesinado al profesor Genaro Carreño. Esta tragedia marcará a la familia Reyes-Elizondo y los pondrá a prueba en todo momento.

Durante las grabaciones de “Pasión de gavilanes 2″, los caballos tienen mucha presencia en varias escenas de la ficción. Juan Manuel Restrepo, al igual que otros compañeros, han interactuado en varias oportunidades con los animales que miden entre 1,65 y 1,70 m de altura.

En una ocasión, Juan Manuel Restrepo junto a su compañero Sebastián Osorio vivieron un adrenalínico momento cuando realizaron una escena con los caballos.

Según el testimonio del actor, el director los hizo montarse en los caballos de base y luego tuvieron que galopar: “La escena consistía en bajar por un terreno destapado, es decir, tierra y piedras, pasar un prado plano y atravesar por un riachuelo natural. Así que montados nos desplazamos hacía el lugar de inicio, que era en el otro extremo de ese campo de prado inmenso”, recordó.

“La escena iba ser grabada desde un drone y no teníamos texto. Llegamos al punto de inicio y nos dieron acción desde lejos; avanzábamos en galope suave y rápidamente los caballos comenzaron a calentarse, como quien dice, los motores están encendidos y responden a cualquier estímulo”, explicó el actor colombiano.

Juan Manuel Restrepo en el capítulo 2 de la segunda temporada de “Pasión de gavilanes” (Foto: Telemundo)
Juan Manuel Restrepo en el capítulo 2 de la segunda temporada de “Pasión de gavilanes” (Foto: Telemundo)

Juan Manuel Restrepo recordó que en medio de la escena los caballos se desbocaron ya los animales son capaces de percibir las emociones de las personas. Y en ese momento él y su compañero tuvieron un ataque de risa que no pudieron controlar.

“Resulta que los caballos sienten la energía de los nervios en las personas, las emociones y según eso se comportan ellos. Por alguna razón a mí y a Sebastián nos dio un ataque de risa, de esos que están revueltos con nervios, y en medio de la escena los caballos se desbocaron, pero nuestra carcajada permanecía igualmente. Afortunadamente todo salió bien”, finalizó.