A los 13 años aprendió a grabar sus propias canciones y a los 14 ya contaba con un estudio propio (Foto: Santa Fe Klan / Instagram)
A los 13 años aprendió a grabar sus propias canciones y a los 14 ya contaba con un estudio propio (Foto: Santa Fe Klan / Instagram)

es un rapero, cantante y compositor mexicano cuya fama ha crecido de forma meteórica gracias a sus temas, la forma cómo las interpreta y sobre todo por su carisma, convirtiéndolo en el favorito del público.

MÁS INFORMACIÓN: Quién es Maya Nazor, la mujer que se robó el corazón de Santa Fe Klan

Además de haber grabado su sencillo “Grandes ligas” junto a Snoop Dogg y Lupillo Rivera, ha colaborado con Calibre 50, Steve Aoki, Alemán, Nanpa Básico y Run the Jewels. Sin duda, un muchacho que ha sabido hacerse un nombre en la industria gracias a su talento y esfuerzo.

Pero para alcanzar el éxito, el artista, que también ha incorporado a su producción musical géneros como la cumbia y el regional mexicano, tuvo que pasar momentos muy complicados que incluso lo llevaron a vivir por varios meses en un carro. A continuación, la razón de que no tuvo una casa.

Además de su carisma, sus seguidores le tienen mucho aprecio por su humildad, según destacan en los comentarios de las fotos que sube en sus redes sociales (Foto: Santa Fe Klan / Instagram)
Además de su carisma, sus seguidores le tienen mucho aprecio por su humildad, según destacan en los comentarios de las fotos que sube en sus redes sociales (Foto: Santa Fe Klan / Instagram)

¿POR QUÉ SANTA FE KLAN LLEGÓ A VIVIR EN UN CARRO?

Ángel Quezada, el verdadero nombre de Santa Fe Klan, contó que los obstáculos a los que se enfrentó en la industria musical no lo detuvieron; por el contrario, lo llevaron a soñar en grande. Prueba de ello, fue cuando tuvo que vivir en un carro por varios meses. ¿La razón? Habían incendiado su vivienda en Guadalajara. Perdió todo.

“Hace como tres o cuatro años me quemaron una casa y estuvo cabrón. Tuve que seguirle. Yo andaba en Manzanillo, no sé dónde, en una playa, en un concierto. [De pronto] nos hablaron: ‘No que se está quemando su casa’ y llegamos al mero show, los bomberos y todo. Imagínate, me dio pena, les dije: ‘Es mi casa’. Me dijeron que pasara y sacara lo que pudiera y ya no había nada”, contó en una entrevista para el canal de YouTube “”.

Cuando se quedó en la calle, sin absolutamente nada, optó por rentar un lugar donde quedarse, pero los propietarios al verlo muy joven decidieron cerrarle sus puertas, pues pensaban que no tenía con qué pagar. Tras insistir varias veces, no le quedó otra opción que comprar un vehículo, que lo utilizó para vivir. Incluso en ocasiones se quedaba en un estudio.

“Compré un carro en ese tiempo y ahí me quedaba a veces. Trataba de que alguien me rentara, pero como me veían morrillo - y eso que yo ya generaba dinero con mi música por algo ya estaba en Guadalajara - no me creían que sí tenía dinero. Yo decía: ‘Tírame paro’, y me decían: ‘Cómo me compruebas’. Yo no podía y me quedaba a veces en el estudio con los de Alzada. Tenían un estudio, pero no tenían baño de regadera. Para bañarme me iba a hoteles, con amigas, amigos que me daban chance; y así conozco un chingo de raza que me hizo el paro como por seis meses”, narró.

En esta imagen que compartió el rapero puso como descripción: "Así soy y no cambiaré" (Foto: Santa Fe Klan / Instagram)
En esta imagen que compartió el rapero puso como descripción: "Así soy y no cambiaré" (Foto: Santa Fe Klan / Instagram)

ACOSTUMBRADO A VIVIR SIN LUJOS

En la entrevista, el artista nacido el 29 de noviembre de 1999 en Guanajuato manifestó que para él no era un inconveniente quedarse en su coche o bañarse en hoteles, pues estaba acostumbrado a vivir sin lujos, algo que lo motivó a demostrar su talento no solo en su país natal sino al mundo.

“Le eché ganas, mi jefa me decía que me regresara y dije: ‘No, todo bien’. Y desde ahí me motivé más. No tenía ropa, no tenía calzones, no tenía, pero compré un carro. Lo bueno que ahí me quedaba”, indicó.

En otro momento, Santa Fe Klan dio a conocer que en su carro, que le sirvió de hogar durante varios meses, se inspiró para componer algunas canciones. Su meta: que todos supieran de su talento.