Ricardo Darín tras ser acusado de maltrato: “Nunca voy a poder limpiar mi nombre”

La actriz que hizo la denuncia fue Valeria Bertuccelli, quien aseguró que la actitud de su colega fue "una manera de la que no se trata a una compañera de trabajo".

El actor argentino Ricardo Darín consideró hoy que ya nunca podrá
El actor argentino Ricardo Darín consideró hoy que ya nunca podrá
El actor argentino Ricardo Darín consideró hoy que ya nunca podrá
El actor argentino Ricardo Darín consideró hoy que ya nunca podrá

Ricardo Darín consideró que nunca podrá "limpiar" su nombre y lamentó que le hayan situado en un grupo "de maltratadores agresivos y agresores", luego que la actriz Valeria Bertuccelli lo acusara de "maltrato".

"A mí me han colocado en un grupo que es absolutamente indeseable, de maltratadores agresivos y agresores. Hay una publicación americana que habla del Harvey Weinstein argentino", lamentó el actor en declaraciones a la televisión Trece TV.

Bertuccelli develó hace una semana que, mientras compartió escenario con Darín en la obra "Escenas de la vida conyugal" en 2013 y 2014, sentía que "no estaba siendo tratada como quería" y "no la estaba pasando bien", y que decidió irse de la producción porque consideraba que "artísticamente" no tenía un lugar y "no iba a resistir ninguna clase de maltrato".

Aunque no dio detalles de en qué consistía ese "maltrato", la actriz aseguró que la actitud de Darín fue "una manera de la que no se trata a una compañera de trabajo".

Al aterrizar de un vuelo en un aeropuerto de Buenos Aires, el protagonista de "El secreto de sus ojos" (2009) afirmó, con la voz quebrada, que su figura quedó ensuciada "en todas partes del mundo".

"Nunca voy a tener la posibilidad de poder limpiar, no solo mi nombre, (sino) el camino de uno y sus antecedentes, lo que se llama un prontuario, que se construye durante toda una vida", recalcó al confirmar que se siente "herido" y "estupefacto".

El actor, de 61 años, que ya hace unos días dijo que todo se trató de un malentendido, se refirió ahora a la "hipersensibilidad social" que, según él, hay respecto a "la defensa de los derechos femeninos" en la actualidad.

"Aprovecharse de esa coyuntura para colocar esto en un cuestión de violencia de género me parece muy perverso y no me parece que sea casual. Es un infantilismo", sentenció sin mencionar a la supuesta agredida.

Ir a portada