Emilia Drago y Diego Lombardi
Emilia Drago y Diego Lombardi

Por: Fernando ‘Vocha’ Dávila

Él lleva la bicicleta, le explica los cambios y la sostiene con fuerza para que pueda sentarse sin problemas. Él tiene buen humor, elabora cada comentario para que salga más divertido, ella suelta la carcajada. , actor, padre e hijo de un director de cine. , actriz, madre e hija de un exfutbolista. Han formado un vínculo familiar donde los roles varían y ambos a la vez son protagonistas.

La pandemia vive entre nosotros y muchos matrimonios se han separado, pero esta pareja sigue junta y con mil historias por contar.

DIEGO: EN TRAGUITOS BAILO ALGO

Diego, si ‘Titín’ Drago hace un comentario de fútbol que no compartes, ¿le dices que su papá está mal?

Muy educadamente que no estoy de acuerdo.

¿Ven los partidos de Champions?

Antes le pasaba la voz: Amor, mira este jugadón.

¿Cómo reaccionaba?

No le interesa.

¿Entonces?

Recurro a mi grupo de ‘wasap’ y allí todos mis amigos sí comentan.

¿Cuántas veces has dormido en la sala?

Si hay un problema, en la cama me volteo y espalda con espalda. Pero hay algo importante...

¿Dime?

Aprendimos a conversar y si la charla no acaba y da para más, lo dejamos para el día siguiente.

Ahora vamos a la crianza de tus hijas.

Soy el ‘chanchero’, ja, ja.

¿Cómo es eso?

Emilia da de lactar y yo me encargo de sacarle su ‘chanchito’, que se toma su buen tiempo.

¿Cocinas?

En el confinamiento he preparado los platos.

¿'Exiges' que recoja la mesa?

Lo hago yo solo. Soy un buen ‘amo de casa’.

¿Un pasatiempo sería bailar?

No sé.

¿En serio?

Con mis traguitos algo.

¿Dos pies izquierdos?

Escucho música electrónica.

Ahí no se necesita ritmo.

Busqué ese espacio porque me puedo mover como me dé la gana.

¿Se toman su momento para una buena película?

¿Te refieres a 'tranquilidad?, ¿qué es eso? Ja, ja. Mis hijas son como el ‘Demonio de Tazmania’, avanzan como un remolino.

Entre tres mujeres, ¿eres el rey?

Mi hijita mayor dice que de grande se va a casar conmigo.

Eres su ídolo...

Seguro cuando tenga 13 me va a odiar, ja, ja.

Pregunta obligada de estos tiempos, ¿Gianluca Lapadula?

Creo que sí le va a aportar a la selección.

Muchas gracias.

A ustedes y a los lectores un gran abrazo.

EMILIA: NO LE REVISO EL CELULAR

Emilia sonríe siempre de buena gana, hasta parece que nunca se molesta, por eso toca hablar de esa parte de su interior que pocos han explorado.

La relación de ustedes se ve muy bonita. ¿Un defecto de Diego?

Es terco.

¿Y tú?

Más renegona.

¿Un ejemplo de su terquedad?

Si le digo: ‘Las aceitunas están en el refrigerador’, no las ubica y me responde: ‘No hay nada, mira’.

¿Qué haces?

Insisto, me paro y si las encuentro, no reconoce que no revisó bien: ‘Pero sí he buscado’.

Disfrutas tu ‘triunfo’ subrayándole: ‘Yo te dije’.

No, me sonrío y, con miradita de desprecio, me voy.

¡Eres complicada!

Impaciente, ja, ja.

¿Es tan bueno haciendo las tareas del hogar?

El confinamiento nos agarró con mi embarazo y por ello se encargó de todo.

¿Tuvo el piso impecable?

En lugar de trapear, se tiraba al suelo a hacerlo con la mano.

¿Qué consejo le diste?

Que agarre una escoba con trapo.

¿Le entras al arte culinario?

Sé cocinar, pero no es que me guste, lo hago por necesidad.

Cuando van a una reunión, ¿bailan?

Se pone a mi costado y me acompaña de cerca cuando doy mis pasos, ja, ja.

¿Tiene contraseña su teléfono?

No, tampoco lo reviso porque es parte de su privacidad.

¿Quién de los dos es más crítico a la hora de comentar la actuación del otro?

Cuando le ha gustado, me llena de elogios.

¿Y si desaprobaste a sus ojos?

Solo comenta que estuvo bien y me doy cuenta de que no es así.

¿La mujer nace con el instinto maternal y el papá aprende a serlo?

Estoy de acuerdo, porque lo llevas en tu vientre 9 meses y surge un vínculo muy grande.

¿Lo primero que aprendió tu esposo con las niñas?

No sabía cambiar pañales y ahora es experto.

¿Manera de reenamorarse?

Viajando.

Pero hace poco reabrieron los aeropuertos...

Por eso, más hemos sido padres y ya el otro mes vamos a volar.

¿Este unipersonal es un reinvento?

Lo haré desde mi casa, que la convierto en un teatro y Diego es quien hace la escenografía y las luces. Hay que cuidar que las bebés no lloren o Luna, que es la mayor, no se meta en plena función como en el ensayo, ja, ja.

Invita a las personas a disfrutar de tu espectáculo.

Se titula: ‘Llámame mamá’ y es una comedia virtual que a la vez es un homenaje de ternura y amor hacia las madres.

¿Cuándo la presentas?

La estrenamos este 13 y 14 de noviembre a las 9 de la noche y las entradas se pueden adquirir por @Joinnus, y en estos días la preventa costará 20 soles.

Me olvidaba, ¿y Lapadula?

Ja, ja, tiene un lindo tatuaje y me lo voy a copiar. Tengo mucha expectativa, quiero ya verlo y saber quién miércoles es, ja, ja.

Gracias por tus ‘confesiones’...

A ustedes, un gran abrazo por el buen rato. Un saludo a los lectores.

Se fueron con esa complicidad que dan los años vividos, de conocerse por dentro y por fuera. Con sus coincidencias y también diferencias, pero juntos. Razón tenía el novelista francés André Maurois: ‘Un matrimonio feliz es una larga conversación que siempre se hace corta’.