De la muchacha que provoca sonrisas cada fin de semana o suspiros desde el programa de televisión, va quedando solo eso, la figura. es una caja de sorpresas dentro de su curvilínea anatomía. Pese a sus 28 años, la actriz cómica de ‘El Wasap de JB’ piensa de una manera diferente. Es una ‘millennial’, pero con su propia visión de la vida. Allí está su gran atractivo.

Exitosa, famosa, ¿y cómo va el corazón?

No tengo enamorado.

¿Y eso?

Estoy pensando en progresar.

¿Mucho trabajo?

Casi todo el día.

Entonces, no crees que es fundamental tu ‘media naranja’ para ser completamente feliz.

Mi felicidad no tiene que depender de otra persona.

Y si lo tuvieras, ¿qué es lo primero que le dirías?

Estoy en este ambiente de la televisión. Lo tomas o lo dejas.

Igual, el cuerpo pide ‘amigo cariñoso’.

Eso no va conmigo.

Los jóvenes de tu edad lo practican.

En ese tipo de relaciones, uno siempre sale dañado.

¿Por qué?

Una parte se termina enamorando.

¿Es peligroso?

Arma de doble filo.

Imagino que sí sales a vacilarte.

No voy a discotecas,

Gabriela Serpa se confiesa con Trome (Video: Fernando 'Vocha' Dávila)

¿Te gusta ser libre?

Lo que más odio de estar con alguien es que hay que estar avisando si vas al gimnasio, a almorzar con una amiga o hacerte las uñas.

Es parte de la relación...

No soy romántica, me considero práctica.

De repente te encanta un ‘macho alfa’.

Creo que busco un robot ja, ja, ja.

¿Ser de la farándula ayuda a que aparezcan los galanes?

Alguna vez me interesó alguien y se asustó.

¿En serio?

Me dijo que me veía inalcanzable.

¿Qué pensaste?

Que en realidad era un cobarde.

¿Tu conclusión?

El hombre debe ser atrevido y, si no se arriesgó, no valía la pena.

A propósito, ¿cómo ‘dibujarías’ al chico ideal?

Que use tatuajes, bien agarrado, pero el problema es que de ese tipo son mujeriegos.

¿Y con sus monedas?

El problema de estar con un misio es que no va a tu ritmo.

¿Te ha tocado?

Sí, encima recontra conchudo.

¿Tanto así?

Me engañó y me dejó.

¿Lo volviste a ver?

No hablo con mis ex.

¿Seguro?

Termino y los bloqueo.

Con tu último enamorado, ¿todo acabó bien?

Decidimos alejarnos por mutuo acuerdo, si lo veo lo saludo, pero no lo tengo en mis redes ni conversamos por teléfono.

¿Estarías con el ex de una ‘pinky’?

Tengo códigos.

¿Eso qué significa?

Si acepto salir, desde que estaba con ella, ya lo miraba.

Eres muy diferente a las jovencitas de tu generación.

Voy al baño, eructo, duermo como todos. Pisar huevos no va conmigo.

¿Así de directa eres para empezar con una pareja?

Siempre empiezo aclarando: Si vas a estar conmigo, soy así y asá.

¿Qué ofreces?

Fidelidad al cien por ciento. Nunca engañé a nadie.

¿Celos para alimentar el deseo?

No reviso Instagram, porque me enferma.

¿De verdad?

Me aburre ser celosa.

Tanta indiferencia no es buena.

No soy mamá de nadie.

Pides que esté siempre a tu lado.

Si me quiere, tiene que estar allí.

¿Cuántos días se verían por semana?

De repente dos veces.

Hace un rato me asegurabas que tienes los pies sobre la tierra, pero ser conocida siempre marea.

Me da roche. Cuchichean atrás de mí y me pongo nerviosa. Por eso evito ir a lugares públicos.

¿Huyes de la popularidad?

A veces me da ansiedad y me siento mal.

¿Qué haces?

Me voy del lugar.

¿Pueden tildarte de creída?

Cuando me piden una foto, muestro mi mejor sonrisa y la doy con cariño.

Entonces no debes salir ni a comprar.

Eso sí. Voy al mercado, tengo mi casera que me vende pollo y pescado.

¿Te han acosado en la calle?

Cuando paso por una construcción, de arriba me gritan, pero solitos todos son cobardes.

¿Dónde te ‘acharlas’ con la ropa?

En Gamarra. Bueno y barato.

¿Tacaña?

Eso dicen, pero soy ahorrativa. Hoy me privo de unos gustos, para poder darme unos mejores.

¿Organizada?

Escribo en un papel lo que debo pagar a fin de mes y cumplir con mis deudas.

¿Estás invirtiendo?

Vivo en casa de mis padres y he empezado a construir el segundo piso para tener mi comodidad y privacidad.

¿Ya hubo el adelanto de herencia?

Si me compro para mí y me voy, lo que he levantado quedará para ellos, quizá lo alquilen y tengan más ingresos cuando se jubilen.

¿Cuántos pares de zapatos en el clóset?

Veinte y casi todos canje.

¿Estudias?

Danza en la Universidad de San Marcos.

¿Buena alumna?

Sí, aunque no me gusta exponer.

¿Te ‘palteas’?

Soy tímida.

No te creo.

En serio. Solo que amo la actuación y me transformo cuando tengo al frente una cámara.

¿Cómo es tu día?

Me levanto, voy al gym, dicto clases de ballet a niñas y estudio en la universidad.

Hoy conocimos mucho más de ti.

Mi papá siempre tiene un Trome en mi hogar. Por eso, muchas gracias por entrevistarme.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR