Actor de 44 años expresó su emoción por el esperado estreno de “Los otros libertadores”. (Foto: Leandro Britto / @photo.gec).
Actor de 44 años expresó su emoción por el esperado estreno de “Los otros libertadores”. (Foto: Leandro Britto / @photo.gec).

Gerardo Zamora es un reconocido actor peruano que con su protagónico llamado Valentín Condori en la telenovela “Que buena raza” ganó reconocimiento y se hizo conocido en el ámbito actoral. Hoy, después de 19 años, vuelve a Latina con la novela “Los Otros Libertadores” abocado en la historia del Perú.

MIRA ACÁ | Transformers: Pobladores y autoridades planean construir monumento de un robot en Tarapoto

TROME lo contactó horas antes del estreno para que nos dé detalles sobre su personaje , hablé de sus retos profesionales y dé detalles de su vida pocos conocidos.

¿Cómo tomas el reto de grabar una novela sobre historia del Perú llamado “Los Otros Libertadores”?

Bien, absolutamente emocionado de regresar a Latina, la casa que me formó como actor y que me dio la primera oportunidad de un personaje protagónico en “Que buena raza”. Además, de formar parte de un proyecto tan importante, ya que creo que es la primera vez que Latina realiza una proyección de época con proyección internacional. “Los otros libertadores” es una suma de esfuerzos y pasión por el alto a todo nivel. Todos estamos enfocados en hacer que este producto no solo se vea en las pantallas de Latina, sino a través de una plataforma importante y ya nos aseguraron que esta novela se va a ver una plataforma importante a nivel mundial.

¿Y justo sale en los 200 años de independencia del Perú?

Justo como lo señala el productor Luis Guillermo Camacho va a ser un registro histórico audiovisual que va a poder apreciar la nueva generación y va a quedar para el futuro. Lo importante es que celebrando este Bicentenario, los jóvenes se pueden interesar en personajes que quizás escucharon en la escuela al momento de estudiar, de pronto no ahondaron en ellos, pero a través de las historias que vamos a ver en “Los Otros Libertadores”, ellos puedan interesarse más y buscar información sobre estos héroes y que de alguna forma sirva para que ese amor por nuestra patria siga latente y que quizás si nos sentimos identificados, nos interese aún más nuestra historia.

¿Cuéntanos sobre tu personaje en “Los Otros Libertadores”?

Mi personaje se llama Alberto, es uno de los mejores amigos de José Olaya, con el cual verán compartiendo escenas en el mar, es una especie de aprendiz. José le tiene mucho cariño y el cariño es recíproco, ya que en los momentos difíciles vamos a ver como Alberto está pendiente de José, va a buscar junto a otras personas intentar que lo liberen a José Olaya. Creo que es una historia que está bien investigada y donde no solo se cuenta el perfil histórico del personaje, sino el lado personal que creo que es lo que va a calar mucho más en el público.

Hablabas de “Que buena raza”, ¿te imaginaste todo este crecimiento como actor?

Yo digo ha sido un regalo. Creo que todos los actores de alguna forma siempre no reconocen por algún personaje o alguna historia. En mi caso es “Que buena raza”. Yo cuando voy a provincia, sobre todo que me ha tocado viajar por trabajo, siempre se acuerdan del personaje Valentín, de la historia y hay gente que ve la novela por YouTube. Además, hay jóvenes que me escriben que le comentaron de la novela y que cuando era chico la dieron, pero se me ocurrió verla enganchándome con la historia. Es increíble como ha pasado el tiempo y como una historia ha podido calar en el público joven que recién la ve. Yo me siento muy emocionado por eso y por volver a Latina después de casi haber recorrido tanto en estos 20 años de carrera profesional y aprendido tanto. Incluso de haber enfocado mi carrera en una proyección internacional desde el 2017 que trabajo con ITM José Rivera en Colombia que me ha permitido trabajar en Colombia con cadenas como RCN, Caracol, Paraíso Travel y pueden ver en Claro Vídeo “La reina de Indias y el conquistador” una co producción de Caracol con Netflix.

¿Y en qué proyectos te vamos a ver?

Quiero aprovechar esta entrevista para anunciar que formo parte del elenco peruano de ”La Reina del Sur 3″. Justamente vengo de Bogotá de grabar mis primeras escenas la semana pasada. Ahora, me toca viajar al Cusco con parte del elenco peruano y van a venir de Colombia para grabar las escenas en los escenarios más importantes del Cusco y luego, me tocará regresar a Colombia para terminar de grabar mis escenas allá. Pero creo que es una gran oportunidad para todos los que estamos participando en este proyecto. Creo que los “Otros Libertadores” me está dando el empujón que necesitaba del lado peruano para que se vea que aquí se puede hacer producción internacional.

¿Grabar en pandemia imagino que fue difícil?

Si ha sido difícil. A mi me tocó de manera personal perder a mi madre en marzo de este año y fue difícil sobre llevarlo. Yo me refugio en el trabajo y el arte, que es lo que mi madre siempre me impulso. Ella soñaba con esta proyección internacional que poco a poco estoy logrando. Creo que me encamino en eso y solamente me queda para honrarla disfrutar lo que hago y es lo único que te vas llevar. Finalmente, la vida es vivencia, experiencia y el trabajo que tenemos nos permite tener vivencias tan profundas que nos van a acompañar hasta nuestros últimos días.

Siento mucho la pérdida de tu madre

Gracias por tus palabras. En la pandemia nosotros vivíamos juntos solo los dos y hasta el mes de marzo que nos contagiamos y que trágicamente mi mamá no pudo sobrevivir. Lo que nos deja las personas son enseñanzas y el camino que dejó mi madre ya está trazado y me aferro con eso y continúo. Ella siempre me dijo que mi camino estaba afuera, me lo dijo en los últimos tiempos y que decidí dejar cosas acá y salir de tu zona de confort, Hubo momentos difíciles porque dejas trabajos estables que de alguna manera te da estabilidad económica y mi madre me decía con que tengamos para comer es suficiente, ya nos lo arreglaremos y lo más importante es tu carrera. Cuando pasen los años dirás ¿Qué hice en mi vida? ¿Me conformé con lo que tenía o aposté por más? Todos tenemos la capacidad de hacerlo.

¿Qué consejo le das a los jóvenes que anhelan ser como tú?

Yo justamente dicto talleres de actuación. A los jóvenes que recién empiezan les digo que se preparen, porque la actuación no es un juego. A pesar de que en nuestro país aún no hay industria, creo que si se requiere una preparación profesional como en cualquier otra profesión. No basta con un taller de dos o tres meses. Necesitas a prepararte a todo nivel no solo como actor, trabajar tu voz y cuerpo. Además, que lo hagan por vocación. El reconocimiento en una labor pública viene siempre por añadidura. Es reconfortante para el artista que te reconozcan, pidan una foto, pero eso no debe ser el objetivo. El objetivo y fin debe ser lo que a uno le apasiona. Debe hacerse con responsabilidad, profesionalismo y amor.

Has tocado el tema de la fama, ¿en tu caso como lo manejas?

Personalmente a mi me gusta mucho el trato con el público. A veces lo comento, yo antes de dedicarme a la actuación trabajaba en servicio al cliente. Trabajé en una tienda por departamento, en un fast food y recuerdo que cuando había problemas con clientes llamen a Gerardo. Entonces, yo era el que enfrentaba el problema. Siempre lograba que el cliente que llegaba enojado salga un poco más tranquilo y a veces hasta contento. Ese lado personal ha hecho que enfrenté el trato con público y siempre disfruto cada vez que me piden una foto y le dedico el tiempo máximo a ellos. En los últimos años, he estado escenificando “El Vía Crucis” en provincia y al final de la presentación la gente pedía foto. Recuerdo que me he pasado hasta más de una hora tomándome fotos con la gente y los organizadores me consultaban que les avise para que me vaya y yo les decía que no. “Son minutos para mí, pero para la gente que está mirando va a ser la única oportunidad de verme y tomarse una foto conmigo. Si yo puedo hacerlo y no tengo una responsabilidad de trabajo en ese momento, yo feliz de compartir con el público. Yo lo veo como un regalo no es algo que a mi me haga sentir mejor que nadie. Es un privilegio que tiene que agradecer al público a que mi trabajo sea requerido y felicitado.

¿Cómo te gustaría que te recuerden?

Como un artista apasionado, que siempre se emociona como en sus inicios por cada trabajo que empieza. Es lo que hago como me dijo mi madre. “Disfruta con pasión, amor y eso va a dejar un legado”.

Finalmente, ¿veo que valoras más las oportunidades?

De pronto tuvimos una infancia difícil, donde no había para comer y mi mamá se esforzó mucho por ser cabeza de familia por sus tres hijos. Al terminar el colegio no saber a que dedicarme, me llevo en primera instancia a la actuación. Pero paralelamente tenía que estudiar otra carrera que fue Contabilidad. Yo quería estudiar Comunicaciones, pero me dijeron que en Contabilidad iba a encontrar más rápido, ya que en Comunicaciones necesitabas vara para tener un trabajo o ser desenvuelto y yo era muy tímido. Entonces, pagarme mis estudios implicaba trabajar medio turno y en la tienda por departamento trabajé un año, a tiempo completo, pero me enseño mucho a valorar el dinero y lo que se necesita para conseguir las cosas. Aprender a organizarme en economía y entender las prioridades. Ya en el momento del reconocimiento yo tengo los pies sobre la tierra. A veces el reconocimiento te hace sentir que estas encima por los demás, pero uno tiene que aprender a manejarlo.

TE PUEDES INTERESAR