Una historia bella, con un final feliz, casi siempre empieza con una batalla complicada, difícil de llevar; pero es en ese instante cuando el talento y la perseverancia se unen para decirle al destino que no se van a doblegar. es un referente de la peruana, aunque su voz parece estar preparada para interpretar baladas o una buena . Con 38 años de trayectoria, no olvida lo bueno, malo y terrible que el tocó vivir. Los desaires del comienzo, los ‘maltratos’ cuando se quiere crecer y la sonrisa cuando se logra el objetivo.

MIRA: Lucho Paz: ‘Trabajé de guachimán y dos navidades las recibí en mi puesto’

Lucho, subir a la tarima, interpretar un tema, ¿siempre te provoca nervios?

Mucho más ahora que regresamos después de una Pandemia.

Antes de seguir, ¿es parecido un concierto por Streaming al que se da en un local y con gente?

Pese a que lo hacen con todo el cariño y le pones todo el profesionalismo, no se compara con estar frente al público.

¿Cómo fueron esas primeras veces frente a la gente?

A principio se sufre un poco, porque uno no es conocido.

¿Un momento complicado?

A veces pasa que nadie te acompañaba con la canción y te das cuenta qué te están observando.

¿Y cuándo respirabas aliviado?

En el momento que terminabas y te aplaudían.

Es un momento de mucha presión

Yo llegué al ‘Grupo 5′ y me encargaba de cantar baladas.

¿En pleno concierto?

El público estaba bailando bien bacán y de pronto entraba yo y lo primero que pensaba era: ‘Dios mío, ojalá les guste’

¿Cómo reaccionaban al verte ‘interrumpiendo’ el baile?

Se paraban a mirarme y me ponía más nervioso.

¿Y cómo se dio el cambio?

El director de la orquesta era quien interpretaba las cumbias y salsas. Pero un día se enfermó.

¿Qué siguió?

Como estaba mal, me dijeron que prueben conmigo y les gustó.

¿Y así se dio?

Entré a reemplazarlo y me convertí en la voz del grupo.

¿Se cumplió tu sueño?

Sabes que nunca pensé ser cumbiambero, pero las circunstancias me llevaron.

Luego diste el gran salto de ser solista

Di el paso, grabé mi propio disco, y lo llevé a una radio.

¿Fue un golazo?

Lo dejé, confiado en que lo iban a pasar, y me fui.

¿No lo hicieron?

Me enteré qué llegó el director de una orquesta y al escucharlo, lo botó a la basura.

¡Qué canallada!

Lo sorprendente fue, que después, un tema de los que estaban allí, ese señor mandó a grabar con uno de su orquesta.

¿Cuál era la canción?

Lloraré.

LEE: Dilbert Aguilar : “El peruano por naturaleza es chelero y chichero”

Volvamos atrás un momento, ¿alguna vez cantaste para poquísima gente?

Varias veces, para dos personas, y realizamos las presentaciones pese a todo.

¿No se desanimaron y se fueron decepcionados?

Al final, lo tomábamos como un ensayo.

¿Ninguno de los músicos quiso ‘tirar la toalla’?

Siempre decíamos que así una sola persona haya comprado su entrada, ya es suficiente para responderle a su confianza.

Y hoy tienes presentación

Después del partido de la selección haremos 2 horas de concierto. Esperamos que nos acompañen en la ‘Peña del Carajo’ para disfrutar de nuestros mejores temas y músicos en vivo.

¿Cómo adquirir la entrada?

Ingresen a mis redes sociales o llamen a 994688519 o 963684109.

Un gran abrazo

A ustedes por esta charla.

Te puede interesar:

tags relacionadas