La pequeña ‘Alma’ y su escandaloso alarido nos recibe en la casa de Chorrillos. Tiene abundante pelaje, rostro de perrita buena y, pese a esa ‘bienvenida’, se muestra amable, cariñosa. Atrás aparece Joaquín de Orbegoso, le pide calma a su mascota, revela que es adoptada y aunque parezca un pastor inglés, no lo es.

TAMBIÉN LEE: Mamá de Luciana Fuster le deja duro mensaje: “Saber cocinar no es uno de sus mejores talentos”

Estamos en el hogar–taller del actor que se alista a ser el cruel visitador José Antonio de Areche en la serie ‘Los otros Libertadores’, que se estrenará el 26 de setiembre por Latina. Pero de malo tiene poco, muy por el contrario es distendido, ganador y con algunas derrotas que duelen. Conozca la vida y milagros de un muchacho al que también ‘bautizaron’ como el ‘Gringo atrasador’.

Joaquín, ¿has ‘partido’ a alguien?

No sé, pero también me han ‘partido’.

La dejas picando...

Es que en algún momento, como cualquiera, gané la partida.

¿Entonces?

Nunca digas no partiré, ja, ja.

¿En la calle te decían ‘atrasador’?

Hasta ahora.

¿De verdad?

Siempre me lo gritan y con cariño. También me llaman ‘Maldito Mike’.

¿Esa fama te da un plus para conocer chicas?

Es un facilitador en general.

¿Pero ayuda?

Nunca he ido con ese objetivo a una discoteca.

Pero al sacar a bailar todo se simplifica.

Soy medio pata de palo. Y me metí a una escuela y no aprendí mucho. Una vez visité Cuba, porque mi tío tenía un hijo allá y fui a verlo.

Sigue...

Entonces empezaron a rumbear y yo me agrandé en voz alta: ‘Van a ver cómo se baila’ y me mandé.

¿La rompiste?

Me gritó: ‘¡Primo, ¿qué es lo que tú haces?!’.

A Joaquín de Orbegoso aún le siguen diciendo 'Mike'. (Foto: Allen Quintana)
A Joaquín de Orbegoso aún le siguen diciendo 'Mike'. (Foto: Allen Quintana)

Ninguna dama te ha preguntado: ¿Te gusta meterte en las relaciones?

No, pero cuando una pareja me pide foto, le comento al novio: ‘Tranquilo, no soy partidor’.

Perdona, ¿te engañaron?

Sí, de chibolo.

¿Cómo se dio?

Nada digno de contar.

¿Fue tan duro?

Una enamorada en una fiesta con una persona cercana a mí. Pero hay un lado gracioso.

¿Por qué?

Es que años después le digo a un amigo lo que ocurrió y me contestó: ‘Si yo te lo dije’.

¿Cuál es la moraleja?

Eso define al que engaña, no al engañado. Demuestra que tiene una vida patética.

¿Y si te traicionan varias veces?

Ahí sí tendrías que ver qué pasa contigo.

¿Hogareño?

He aprendido de gasfitería, sé construir muebles y corregir los problemas eléctricos.

¿Cocinas?

Preparo quinua con verduras. Trigo con queso, un chorrito de leche y ají. Me salen muy bien el lomo saltado y la crema de zapallo.

¿Peloteas?

Estudié en el colegio Leonardo Da Vinci y nos enfrentamos a los ‘Reyes Rojos’ de Barranco.

¿De qué jugabas?

Me ubiqué por derecha, debía marcar a un moreno, que cuando me acerqué me amenazó: ‘Te voy a matar con... de tu m...’ y yo no entendía por qué tanta violencia, pero me rebelé: ‘Mátame, pues’.

¿Cómo acabó el partido?

Ganamos por 2 goles y Constantino Carvallo, el director del colegio rival, los castigó con una semana sin recreo, por confiarse.

Sales con un nuevo proyecto.

Desde este 17 de setiembre lanzamos, con nuestra productora ‘La Ira’, la obra ‘Venciendo al diablo’ con Pold Gastelo, que habla sobre la pandemia. Va al aire libre, en el parque Reducto de Miraflores, los viernes, sábados y domingos.

Ahora serás nuevamente malo.

En ‘Los otros Libertadores’ soy el corregidor José Antonio de Areche que se enfrenta a Túpac Amaru. Tenemos un par de escenas de diálogo increíbles. Prepárense, que el producto es realmente bueno.

Un gran abrazo.

A ustedes y a los lectores agradecerles por el apoyo.

‘Alma’ se ha sentado a su lado, ha movido la cola innumerables veces y siempre hizo caso cuando su amo le pidió que se ubique en determinado lugar. Joaquín ha respondido sin esforzarse y sin dejar de lado la sonrisa. Como lo diría el genio alemán Friedrich Nietzsche: “La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de buen humor que es capaz de utilizar”.

TE PUEDE INTERESAR