John Kelvin llora y se bajonea en Lurigancho
John Kelvin llora y se bajonea en Lurigancho

, el abogado del cantante, José Carlos Mejía Flores, indicó que su patrocinado está ‘bajoneado’ y ‘preocupado’ al saber que tendrá que continuar en prisión luego de ser acusado de violencia física y sexual por la madre de sus hijos, Dalia Durán.

MIRA: Daniel Lazo: ¿Qué pasó con el ganador de La Voz Perú 2013?

Abogado, ¿cómo tomó la noticia John de que rechazaron el pedido de apelación?

Hablé con él y está sorprendido, porque con los arraigos que tiene era para que al menos le pongan arresto domiciliario y grillete electrónico. Además, está incómodo porque sus compañeros (del penal) compran periódicos, leen que el abogado de la otra parte (Dalia Durán) dice que se podría quedar preso hasta veinte años y eso le fastidia. Le he dicho que esté tranquilo, porque la otra defensa tiene que hablar lo que le conviene.

Como su defensor, ¿qué piensan hacer?

Tengo diez días hábiles para interponer un recurso de casación, pediré a la Corte Suprema que analice la forma de ambas sentencias y resoluciones.

Entonces, ¿John no pierde las esperanzas de recuperar su libertad?

Así es. Todavía tenemos varios mecanismos, a pesar de que ya tuvo dos fallos adversos, confía y tiene esperanzas. Espera alcanzar justicia en la Corte Suprema o en el Tribunal Constitucional.

MIRA: Paula Manzanal se defiende de Jossmery Toledo: “Fabio Agostini tenía razón, es una arribista” |VIDEO

Anímicamente... ¿Está bien?

Lo escuché preocupado y bajoneado. A cualquier persona le pasa esto si escuchas que alguien comenta que estarás preso veinte años, pero le pedí que esté tranquilo. Me dijo que participará en la feria (que habrá en el penal de Lurigancho) y comentó que separó un stand donde expondrá los morrales, carteras y billeteras que está haciendo. Eso lo tiene entusiasmado.

LLORA EN PENAL

De otro lado, fuentes allegadas al cantante señalaron que el músico estaba confiado de que recuperaría su libertad y le darían arresto domiciliario, pero la noticia que tendría que cumplir con los siete meses de prisión preventiva en el penal de Lurigancho, lo deprimió y estalló en llanto, además manifestó que extrañaba mucho a sus hijos.