La Nueva Invasión presentó recientemente su nuevo single 'Haciéndolo mejor'.
La Nueva Invasión presentó recientemente su nuevo single 'Haciéndolo mejor'.

Experimentar para encontrar un sonido revolucionario en su . Esa fue la premisa de la agrupación de cumbia fusión ‘’ al momento de componer su próximo disco, del cual ya dejaron ver su primer vistazo con el lanzamiento de “Haciéndolo mejor”, pegajoso tema que ha encontrado una buena recepción entre los oyentes.

Más información Libido presentó su disco acústico grabado en el Gran Teatro Nacional

Trome conversó con Gonzalo Lissia (voz y percusión) y José Vargas (batería) para conocer más sobre el trabajo realizado en este nuevo single y cómo analizan el posicionamiento de su género en la industria musical.

P: ¿Qué pasó por sus cabezas al momento de crear “Haciendo Mejor”?

Gonzalo: “Haciendolo mejor” lo compuse más que nada con una energía de salir de la cuarentena, de terminar con la pandemia. Básicamente de eso, de retomar un poco, después de los dos años de cuarentena, la vida normal. Con hartas ganas de volver a salir, a encontrarte con gente, a enamorarte. Esa fue la energía que me movió para componer la canción, ha sido una canción de salida de la cuarentena básicamente.

P: He leído que apuntan a revolucionar el sonido de la cumbia fusión con este nuevo disco.¿Qué novedades buscan presentar desde el lado de los sonidos?

G: Venimos del “Amor y resistencia”, que fue como una pequeña transición de lo que veníamos haciendo. El sonido de La Nueva Invasión se ha ido modernizando de alguna forma. El primer disco las canciones estaban más apegadas al género, por así decirlo. En el “Vitamina Inka” como que lo grabamos en Argentina y muchos dicen que suena a la cumbia argentina. El “Amor y Resistencia” lo grabamos acá con Juan Carlos Fernandez. A raíz de ese disco, en nuestra cabeza despertó una cosa. En Spotify, ‘Yo te quiero así’ y ‘Te han dicho’ son las dos canciones más escuchadas de nuestra discografía. Nosotros veníamos con canciones de corte más actual, más política. Dijimos que vamos a darnos un espacio para hablar del amor.

Gonzalo Lissia, percusionista de La Nueva Invasión.
Gonzalo Lissia, percusionista de La Nueva Invasión.

P: ¿Y sobre el sonido?

G: En cuanto al sonido, que no sea cumbia el género. No queremos imitar a Armonía 10 o al Grupo 5. También fue una opción sacar un disco más de cumbia, que es un sonido que le gusta bastante al peruano, pero dijimos, vamos a arriesgar y hacer sonidos más novedosos. En eso estamos.

(José ingresa a la entrevista vía Zoom) Hola, José. justo hablaba con Gonzalo sobre lo pegajoso que es “Haciéndolo Mejor”, ha tenido muy buena recepción.

José: Estamos felices por la acogida que ha tenido el nuevo single. Estamos en una nueva etapa de la banda, un nuevo sonido, asumiendo riesgos como siempre, como desde el primer disco. Cuando lo hicimos, era un sonido visceral, punk. Cuando hicimos el segundo, la gente esperaba algo parecido, pero terminamos haciendo algo totalmente diferente. Cuando hicimos el tercero, viramos un poco más al pop. Este cuarto estamos arriba a todo lo nuevo. Siempre tratando de innovar y corriendo riesgos.

P: Reflexionando un poco sobre todo lo que ha sido su carrera. ¿Cuánto ven que han madurado al momento de la creación de temas?

J: Es un gran proceso porque al inicio de nuestra carrera musical con La Nueva Invasión, al inicio fue algo positivo, pero a la vez fue una forma de no hacer tan fácil el trabajo y de no ser tan técnicos. Con el tiempo hemos ganado oficio y eso ha hecho que las canciones se hagan más rápido. Además, usando el contexto de pandemia, muchos de los compositores de la banda decidieron trabajar desde sus casas y eso fue buenazo.

José Vargas, bateriasta de La Nueva Invasión.
José Vargas, bateriasta de La Nueva Invasión.

P, La cuarantena también impulsó a que ciertas plataformas hoy sean utilizadas por cada vez más artistas para marketear sus novedades, como es el caso de TikTok, y presentarse como una alternativa frente a las radios.

J. A mí personalmente me encanta el TikTok, me parece una herramienta democrática. Corta transversalmente las clases sociales. No tienes que tener mucho dinero para hacer contenido interesante para un sector, eso me parece bastante democrático.

G. Como todo, tiene dos lados. En definitiva, lo que vemos ahora es que las radios se influencian de las tendencias que marcan las redes sociales. Pero, lo que pasa allí es que la mayoría de las tendencias son de afuera. Si bien antes en la radio te podían pasar o no, y de eso dependía que pegue tu canción, sí había un mercado local. Si te das cuenta, en este momento, la mayoría de las tendencias son globales. Tú revisas el top 50 de las canciones escuchadas en Perú y ninguna es peruana. Por un lado parece que tienes como una gran audiencia, pero al mismo tiempo las disqueras grandes en el mundo ya tienen dominado ese espacio, por lo que cada vez que entran con una canción, es demencial.

P: ¿Por ello es mucho más difícil posicionar a la cumbia fusión en comparación a géneros urbanos, que son los que casi acaparan la radio?

G. Parte del crecimiento de la escena de cumbia fusión, donde estamos nosotros, ha sido un poco -conversando con los colegas- es saber dónde nos ubicamos musicalmente. La salsa peruana ha logrado tener un dicho radial, tienes las radios de cumbias con un sonido y una firma muy clara; y tienes las radios urbanas. Este sonido, que es el nuestro, no se ubica fácilmente en ninguno de esos nichos. Es parte del trabajo, hay que seguir mostrándole a la gente este sonido que, en mi opinión, es nuestro sonido, es el sonido del Perú. Es el sonido que viene de La Sarita, de Los Mojarras, que agarra un poco la guitarra de Los Chapis, que agarra un poco de la cumbia de Chacalón, la cumbia de Los Andes, es lo que creo. Es cuestión de seguir trabajando, seguir avanzando poco a poco y hacernos un espacio.

P: De otro lado, “Haciéndolo Mejor” tenía una fecha inicial de lanzamiento que tuvo que ser pospuesta por la coyuntura social actual. Es un poco difícil ser indiferente a lo que nos pasa como país...

G. En realidad, lo que pasa en mi opinión, es que mientras no encontremos como sociedad el lugar que ocupa cada casa, vamos a seguir un poco complicados. Si nuestros políticos van a seguir ganando espacios en prensa, le van a seguir quitando espacio a los logros deportivos, musicales, científicos, es lamentable. Pero sus pugnas terminan acaparando todo lo mediático y las redes sociales. Así no se puede. Mientras siga siendo así, es muy complicado.

Para nosotros, por lo menos, lanzar un producto como “Haciéndolo mejor” en el que hemos trabajado con el mejor productor musical, que tenemos sesión de fotos, que estamos trabajando un video, es un esfuerzo super gigante. Este tipo de coyuntura termina salpicando.

P. Es inevitable no pensar que temas como “Van a caer” toman tanta relevancia en estos momentos. ¿El nuevo disco nos depara algún single con contexto social?

J. Lo que pasa es que nosotros nunca hemos querido tener una etiqueta. La música ha salido como ha tenido que salir en el momento que estaba hecha. En el primer disco, muchos de nosotros salíamos de la universidad y habíamos sido parte de algunos movimientos, por lo que era natural hacer un disco con bastante contenido social. Obviamente, nuestra mirada social siempre va a ser crítica y va a estar acorde con lo que sucede. Pero la música que nos ‘canta’ hacer ahora es lo que estamos haciendo. Lo que salga tendrá que salir, sin etiquetas.

P: Entre sus experimentos, ¿consideran probar algún tema cuyo sonido esté apegado a la cumbia tradicional?

J. Nuestro formato no nos da. Somos una banda de 7 personas. La cumbia tradicional tiene 6 vientos, tienen 15 personas para arriba. Es un poco utópico hacer un sonido parecido. Si podemos embarcarnos en algo, es la nueva cumbia o cumbia fusión. Prefiero que estemos con las bandas que son amigos nuestros, que están haciendo música que es la nueva cumbia.

G. Más que apegado a la cumbia tradicional, creo que la cumbia tradicional se apegó a algo que es el pop. La cumbia tradicional no arranca como un género que no habla de amor, arranca hablando de lo que le pasa a los trabajadores de campo, de lo que le pasa a las azucareras. Inclusive la cumbia acá, no empieza hablando de amor, tienes el caso de los Chapis con la chicha, que tienen “Proletario soy” o Chacalón. Parte, como todo movimiento que se inserta a una industria, decanta en temas universales. Se hace más pop. Creo que eso es lo que estamos explorando ahora. Siento que es un proceso normal. Es parte del crecimiento de un artista, de que hay más allá de lo que ya conoces.

P. Finalmente, veo que ustedes ya han dado conciertos en diferentes regiones. Poco a poco se va reactivando. Debe ser muy nostálgico ver cómo se ven espectáculos como eran antes.

J. Sí, completamente, muy agradecidos al público y a los organizadores, que arriesgan un montón. Hemos podido viajar un poco y ver que ha ido evolucionando esto y ya tratando de regresar un poco a lo que fue antes de pandemia. Muy felices porque el cariño del público en todos lados es reconfortante.

TE PUEDE INTERESAR