Alberto Antonio Silva Reyes es el verdadero nombre del famoso productor musical (Foto: Tito Silva Music / Instagram)
Alberto Antonio Silva Reyes es el verdadero nombre del famoso productor musical (Foto: Tito Silva Music / Instagram)

, el fenómeno viral más reciente hecho en el Perú. Pocas veces un músico peruano logró captar la atención internacional en corto tiempo como lo hizo recientemente . Este popular artista peruano viene teniendo una fama global después de realizar una parodia de Stan (canción de y Eminem lanzada en el año 2000), a partir de unas supuestas.

TE VA A INTERESAR | ‘Mi bebito fiu fiu’: Real Madrid se une al fenómeno del remix peruano | VIDEO

Sin embargo, tras romper todos los récords en listas mundiales y posicionarse como #1 por varios días, ‘Mi bebito fiu fiu’ fue retirada de distintas plataformas musicales por infringir supuestos derechos de autor.

Ante la duda por posibles implicancias legales a los que podría estar sometido Tito Silva y la sorpresa generada por el retiro de la canción, dos expertos en temas de regulación y derechos de autor opinaron al respecto.

¿Tito Silva cometió una infracción de derechos de autor?

El director general de , Rubén Ugarteche, señaló a El Comercio que “bajo el artículo 49 de la ley de derecho de autor peruana, no se requiere pedir permiso al autor de la obra que va a parodiarse, porque si fuera requisito, muchos no te lo darían, ya que vas a burlarte de la letra que se ha escrito o de la persona que lo ha hecho. Para transformarla o adaptarla a otros géneros, sí se requiere pedir permiso”.

Por su parte, el especialista en regulación digital y derechos de autor Óscar Montezuma, indicó que Tito Silva “tiene argumentos para sostener que estamos frente a una parodia, que no hay un perjuicio que impida la explotación regular de la canción original… Hay argumentos que él puede utilizar para defender su posición de acuerdo con la norma peruana”.

TE VA A INTERESAR | Liga 1 le dedica ‘Mi Bebito Fiu Fiu’ a Beto Da Silva tras “gran momento del jugador” [VIDEO]

Asimismo, detalló que la forma en cómo está regulada la parodia en nuestro país, que es una excepción a los derechos de autor, hace complicado crear una parodia. “De alguna manera te está atando la situación, a que no sea tan sencillo hacer una parodia, que no ocurre igual en otros países. Es una regulación que en mi opinión no es la adecuada”, agregó.

Sin embargo, para que esta parodia no requiera de ninguna autorización, el tema debe reunir ciertas condiciones. “No debe implicar riesgo de confusión con la obra misma o que no se infiera un daño a la obra original”, detalla Ugarteche.

Esto puede hacerse, incluso, sin perjuicio de pagar por el tema que se está parodiando. “En pocas palabras, es como si no tuviera que pedirte permiso para usar tu automóvil, pero cualquier ganancia generada por él debe beneficiarte a ti”, remarcó.

¿Tito Silva puede ser denunciado por ‘Mi bebito fiu fiu’?

Consultado sobre si existe la probabilidad de que Silva sea denunciado ante Indecopi por plagio o infringir derechos de autor, Montezuma precisó que “no veo que haya una afectación” de por medio.

“No veo aquí que haya una comercialización ilegítima o una monetización, digamos, es simplemente un viral paródico que ha generado una visibilidad de esta parodia a nivel global, por eso no veo que sea un escenario probable” argumentó.

¿Por qué retiraron la canción de Spotify y otras plataformas?

“Porque existen unas reglas que regulan a las plataformas digitales, sobre todo las que están bajo las leyes estadounidenses, que establece un sistema de ‘Notice and Takedown’ (notificación y retiro de contenidos)”.

Bajo este esquema detalló que la plataforma, una vez que recibe una notificación de que hay algún contenido infractor de derechos de autor, debe proceder rápidamente a retirar el contenido para exonerar su responsabilidad, sino cae en falta.

“Es una regla que está regulada en una norma en EE.UU., que de hecho también las tenemos en los TLC’s que hace el Perú”, agregó.

Hubo casos, como el de “Dancing Baby”, del cantante Prince, donde un bebé salía bailando una canción de él que sonaba al fondo. “La disquera solicito la baja del contenido a la plataforma y fue eliminada, pero la madre del menor inició una demanda, ganó el caso y repusieron la canción en las plataformas”.

Montezuma finalizó señalando que no ve un escenario donde se puede haber generado un perjuicio a la explotación de la canción original.

No lo veo como un tema de esa magnitud para que genere una denuncia, más aún cuando las plataformas ya retiraron la canción y, como se trata de un viral, probablemente va a durar unos días. Justamente la magia que tienen estos virales es que tienen un tiempo de vida relativamente corto”, finalizó.

MÁS HISTORIAS Y NOTICIAS