La trágica historia detrás de la letra de la popular bachata ‘Qué bonito’ [VIDEOS]

La exitosa canción de Rosario Flores, que ahora se ha convertido en un hit de Vicky Corbacho, esconde una triste historia detrás de su letra.

Vicky Corbacho

Vicky Corbacho, intérprete de la nueva versión en bachata de 'Qué bonito'.

Vicky Corbacho, intérprete de la nueva versión en bachata de 'Qué bonito'.

¿Quién no recuerda el tema de la española Rosario Flores ‘Qué Bonito’ ? Pues bien, la canción que se hizo popular en 1996 ha reaparecido en las emisoras radiales gracias a una nueva versión de Vicky Corbacho en bachata .

Pero a pesar de la alergia que transmite el nuevo ritmo, la historia que está detrás de sus letras es más que conmovedora. Y es que Rosario Flores escribió la canción en honor a su hermano Antonio, quien murió en 1995 y dejó en ella un vacío que jamás nadie podrá llenar.

La cantante dijo en una entrevista con ‘El Mundo’ que este acontecimiento, ocurrido tan solo dos semanas después del fallecimiento de su madre, marcó su vida. ‘ Estaba durmiendo cuando algo me despertó. Oí algo de Antonio y me fui corriendo para la cabaña donde vivía mi hermano. Pensé que se había caído o que se había dado un golpe, pero nunca… Se había ido al cielo. Fue un shock para mí que duró mucho tiempo’, dijo emocionada.

Vicky Corbacho - Qué Bonito

Aquel día perdí a mi alma gemela. Salté, grité mucho, me dio un ataque de nervios. Yo creo que soltar tanta rabia me salvó. Me afectó aquello en todo. Hasta que comprendí que mi hermano era más del cielo que de la tierra’, agregó.

Cabe indicar que Antonio perdió la vida víctima de una insuficiencia respiratoria y no se suicidó o murió por una sobredosis de drogas, como la prensa especuló en ese entonces. ‘A mi hermano no lo mataba nada porque era como un toro bravo. Tenía una hija, Alba, a la que adoraba. Nos tenía a mi padre, a Lolita y a mí. Tenía una unión muy bonita con mi madre, pero no se suicidó, para nada’, explicó la cantante.

Rosario Flores - Que Bonito

Rosario y su hermano se criaron juntos y eran muy cercanos. Aunque ambos tenían diferentes formas de ser y pensar, se llevaban muy bien. Él era más sensible, y yo más fuerte. Yo tenía la energía y él la sensibilidad de escribir. Yo era su musa y él mi maestro’, finalizó.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.