Paul Martin, 'Pichón' de 'De vuelta al barrio', se confiesa con Trome
Paul Martin, 'Pichón' de 'De vuelta al barrio', se confiesa con Trome

Por: Fernando ‘Vocha’ Dávila

El pelo castaño, los ojos claros, la pinta de ‘pituco’, es solo apariencia. Por dentro es un tipo que maneja códigos de barrio, donde la palabra equivale a una firma y los amigos vienen de muchas madres y se tratan como hermanos. es un galán de nuestra televisión, nacido en Miraflores, pero no se quedó en su confort y transitó por la vida.

¿Tienes calle?

He parado en Balconcillo y trabajado en el Callao.

¿Un recuerdo de esos tiempos?

El parque Unión Panamericano y comprar yuquitas en Palermo.

¿Y en el puerto?

Chambeaba en una notaría y cuando me mandaban a Registros Públicos me comía mi cebiche en el mercado de Sáenz Peña.

Cuando el varón llora...

Lo hace a solas.

¿Te ha pasado?

Una vez me dieron la noticia de que una sobrina sufría de una terrible enfermedad y yo estaba por la Vía Expresa. No sabes cómo grité, pero luego me calmé y menos mal ella lo superó todo.

¿La mujer de tu amigo?

No se puede chocar nunca y eso es un principio de vida.

¿Y con la ex de tu causa?

Difícil y eso que no me ha pasado.

Dejas una ventanita abierta.

Es que a veces el amor te mueve los conchos.

¿Está permitido afanar a la hermana de un ‘brother’?

Por supuesto.

¿Y si se ‘raya’?

Se le trabaja.

Vas caminando y la pareja de tu ‘hermano del alma’ está con otro. ¿Cómo reaccionas?

Déjame pensar.

Tiempo vencido.

Le aviso y si puedo saco evidencias con mi celular; pero si es solo un conocido, ni me meto.

Completa la frase: A la casa…

No se lleva a cualquiera.

¿Crees en la amistad hombre y mujer?

Sí, pero cuando es tan cercana me da que meditar.

¿Otra observación?

Cuando estás soltero, tu mejor amiga es guapa y se toman un trago, creo que eso va a terminar en algo más.

¿El mejor consejo que escuchaste?

El de mi padre.

Paul Martin, 'Pichón' de 'De vuelta al barrio', se confiesa con Trome
Paul Martin, 'Pichón' de 'De vuelta al barrio', se confiesa con Trome

Desarróllate.

En la vida tienes que ser bueno, pero no tanto porque se van a aprovechar de ti, y no tan vivo porque tú te aprovecharás de los demás.

¿Pelotero?

‘Perro de presa’.

¿Ubicación?

Me desempeñaba de 6, volante de contención.

¿De los buenos o los ‘troncos’?

Jugué hasta que tuve un problema en la rodilla.

¿Conoces futbolistas?

He parado mucho con ‘Puchungo’ Yáñez.

¿Por qué Alfonso no tiene hijos?

Parece que no define y eso que ha practicado bastante.

¿Ayuda el barrio en la actuación?

Un actor debe tener vivencias para después encontrar los recursos en uno mismo.

Ejemplo, por favor.

Cómo hacer un personaje fresco o travieso, sino te has parado en una esquina no lo puedes inventar.

¿Te sientes galán?

Actor.

Cuando apareciste en ‘Natacha’ no podías ni caminar.

Una vez estaba en Barranco con un amigo...

¿Qué pasó?

Se apareció una señora muy guapa, de unos 40 años, se acercó y me tomó del rostro: ‘Esto va por mi hija’ y me besó en los labios.

Paul Martin, 'Pichón' de 'De vuelta al barrio', se confiesa con Trome
Paul Martin, 'Pichón' de 'De vuelta al barrio', se confiesa con Trome

¿Te dejó en shock?

Sorprendido y mi ‘pata’ me dijo: ‘Síguela, qué esperas’, pero no le hice caso.

¿Ganador con las chicas?

En la vida privada soy arrochado.

¿Te han robado?

Cuando tenía 17 años, rumbo a mi casa, dos ‘pastrulos’ me quitaron mi casaca.

¿Romántico?

Mi primer disco que compré fue de José Luis Perales.

¿Una canción que le hayas dedicado a tu esposa?

Solo le he dado besitos.

¿La has impresionado cocinando?

Ella lo ha hecho conmigo.

¿Cosas que haces en el hogar?

Cambiar focos, el trompito del caño. He ido aprendiendo.

¿Fiestero?

Fui, ahora prefiero quedarme en familia.

¿Tipo de música?

Salsa, rock, hasta cumbia.

¿Cuáles?

‘Pakines’, algo de ‘Los Destellos’, después ‘Grupo 5’.

¿Bailando?

Me defiendo.

¿Guardas los protocolos de bioseguridad?

No hay que bajar la guardia.

¿Cómo te trata el pueblo?

Muchos chicos me piden selfies y algunos me llaman ‘Pichón’ por la serie ‘De vuelta al barrio’ en América Televisión.

Gracias por tu tiempo y esta buena conversación.

A ustedes y recordarle a la gente que debemos seguir alertas con este virus. Un saludo a los lectores del diario.

La pinta es una, su interior es otro. El galán maduro se expresa sin apelar a la palabra rebuscada. Y aunque parezca fácil, es lo más complicado. Tal como lo dijo el genial escritor irlandés Oscar Wilde: ‘Ser natural es la más difícil de las poses’.