Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

René Gastelumendi habla sobre los 'tramposos' (y nos dice si es 'sano' o 'vivazo') [VIDEO y FOTOS]

René Gastelumendi habló con nosotros en esta divertida entrevista en la que su sinceridad resalta en cada respuesta.

¿Quién es René Gastelumendi? Cuando estiró la mano en el saludo, descubrí un hombre sorprendido. Seguro tratando de imaginar cómo se sentirá cambiar del rol de entrevistador a entrevistado. René Gastelumendi, rostro familiar por sus apariciones en el noticiero de América Televisión y en el programa dominical, es un tipo pausado y por su fisonomía, pareciera que estamos frente a un sacerdote, pero una vez en confianza, surge el tipo divertido, que lee y cuenta historias. Aunque no parezca, ha caminado y vivido bastante.

¿Eres ‘sanazo’?
En un camarín de fútbol seguro que sí.

¿Y con tus patas?
De repente el más pendejo.

¿En resumen?
Ni pavo ni vivo.

¿Entonces?
Singular.

¿Diferencias con tus causas?
Los lunes, ellos ‘pichanguean’ y yo corro tabla.

¿Fulbiteas?
En el colegio era arquero. Estuve en Cantolao, pero en mi grupo ninguno llegó a la Profesional.

¿Galán?
Menos.

¿Te meterías con la ex de un amigo?
Nunca.

¿Le ‘fuiste’ a alguna hermana de tu brother?
Jamás porque me daría la impresión de que beso a mi pata.

¿‘Pituco’?
No.

Pero estudiaste en una universidad cara...
Allí tuve algunas dificultades.

¿Enamorando?
La logística me mató.

¿Y eso?
Si me gustaba una chica, ella prefería irse con el que tenía auto.

¿Bailarín?
Dos pies izquierdos.

¿Ni para afanar?
Un día lo hice.

¿Cómo te fue?
En Venezuela me frenaron: ‘Chamo, mejor vamos a conversar’.
Opinión de esta sentencia: ‘Las trampas son buenas actrices’.
Los tramposos son grandes actores. Cómo pueden ir a casa, ver a su mujer, decirle que la aman y encima hacerle el amor después de estar con la otra.

¿Hincha o fanático de la fidelidad?
Hay que ser fiel porque es un pacto con tu pareja.

¿Condenas a la hoguera a los mujeriegos?
Entiendo a mis amigos que se van de viaje y tienen un ‘choque y fuga’, pero eso de una relación en paralelo, una amante, ya es patológico.

¿Y has sido travieso de soltero?
Antes pecaba.

¿Una historia en el periodismo?
Iba en un auto con unos amigos y nos cerró una camioneta. Bajaron, nos encañonaron y nos robaron el auto. A uno de mis patas lo secuestraron por 15 minutos y lo soltaron.

¿Qué siguió?
Después se descubrió que era el delincuente ‘Gokú’ y en un reportaje en Lurigancho lo encontré.

¿Te reconoció?
Sí: ‘Colorado, te voy a dar un consejo. Cuando te asalten, no guerrees. El que te roba está dispuesto a disparar y matar’.

¿La profesión te dio calle?
Mi primera comisión fue en el Callao. Salí con toda la furia juvenil y entramos a San Judas. El chofer me aclaró: ‘Todo es bajo tu responsabilidad’.

¿Te presionó?
Sí y llegamos para apoyar a la hija de un ‘faite’ que estaba grave.

¿Te ‘cobraron’?
En el callejón toda la gente de mal vivir se nos vino encima y de pronto salió el moreno y gritó: ‘No vienen a joder, me van a ayudar, nadie lo toca a él ni a su chofer’. Desde allí tuve un buen amigo en esa zona.

¿Una amenaza?
Los de construcción civil me aclararon que tenga cuidado en poner su nombre. Alguna vez por mi reportaje se fue preso un delincuente ‘rankeado’ y los policías me pidieron que me mueva con cuidado.

¿Te piden ‘selfies’?
Sí y me da vergüenza.

Pero eso ayuda a levantar el ego.
Asumo que no es por un gran informe, sino porque me vieron en la televisión.

¿Y se los das?
Los vacilo: ‘Te doy, pero dime cómo me llamo’ y la mayoría ni sabe.

Con ese recorrido, creo que Phillip Butters se confundió contigo.
Es un tema que prefiero no tocar.

Pero al día siguiente, ¿te apoyaron?
Los que piensan como yo, me daban su respaldo y los que no, ni me hablaban.

¿Te gusta estar sentado leyendo noticias o salir a buscar la noticia?
Realizo las dos cosas, pero hay que ‘comerse’ la calle, ahí las historias tienen alma.

¿Alguna vez ‘coimeaste’ a un policía?
Antes de ser periodista.

¿Un vicio?
Fumaba hasta 12 cigarrillos diarios, pero hace 2 años no lo hago.

¿Crees en Dios?
Todo el tiempo lo estoy buscando.

¿Un gilero?
Erick Osores.

¿Y eso?
Educado y galán. Príncipe pero no princeso.

¿Diferencia?
El segundo es disforzado, engreído y no lo es.

¿Un gracias?
A Mávila Huertas, que me ayudó mucho.

¿Despiertas con CNN?
Mi esposa es colombiana-norteamericana y trabaja en esa cadena.

¿Nunca dejas de ser periodista?
Así es y mi señora me sugiere que deje un poco el trabajo afuera.

Pocos conocen que te casaste con una comunicadora.
Ella es perfil bajo, no le gusta que la entrevisten ni las notas.

¿Trome?
Hay que leerlo siempre y es una tentación ver a las ‘Malcriadas’.

(Fernando 'Vocha' Dávila)

Cargando siguiente contenido

Portada