MDN
Rosángela Espinoza

animó este fin de semana un evento en Comas al que acudió con su acostumbrado vestido rojo y con aires de diva, pues no respondió a las preguntas de la prensa asegurando que recién había sido operada de la vista y apenas veía. Sin embargo, para la chica reality todo se volvió peor apenas pisó el escenario.

El frío recibimiento del público hizo que Rosángela Espinoza se esforzara más de la cuenta, pero la gente apenas le siguió el ritmo y no quiso participar. 

Algunas personas la grababan con su celular, mientras que otras conversaban y esperaban que el grupo de cumbia empezara con su espectáculo. 

"Cómo está mi gente, ¿está activada?", dijo Rosángela Espinoza al saludar al público. "A ver dónde están los aplausos", siguió la chica reality pero nadie la siguió.

En otro momento, Rosángela se burló de Michelle Soifer cuando uno de los integrantes de la agrupación quiso decirle un piropo: "por siaca yo no soy Michelle que se la cree toda. Yo sí tengo ojo".

Pero en otro momento, cuando tocó el momento de despedirse, Rosángela Espinoza apenada dice que tiene que retirarse y pregunta al público si desean que ella se vaya a lo que todos responden "sí", pero la modelo se hace la que no escucha. "No quieeeeren".

FANS LA TILDAN DE CHINCHOSA

Al salir del lugar del evento varias personas se acercaron a la chica reality y le pidieron tomarse una foto con ella, pero se negó excusándose que recién la habían operado.

Esto ocasionó que otros la tildaran de 'chinchosa' y 'creida'.

tags relacionadas