Stephanie Valenzuela sobre su novio Luka: “No es mi ‘Sugar daddy’, los dos trabajamos” (Foto: José Rojas)
Stephanie Valenzuela sobre su novio Luka: “No es mi ‘Sugar daddy’, los dos trabajamos” (Foto: José Rojas)

Por: Deyanira Bautista

A sus 31 años, la cantante y modelo , más conocida como ‘Tefi’, nos cuenta que encontró un ‘amor bonito’ en el empresario esloveno Luka Lah, quien le enseñó a pensar siempre en positivo, dándole mucha paz y seguridad. Hace un mes inició su historia de amor y aclara que no es su ‘sugar daddy’, pues comparten los gastos, pero como ‘hombre es muy caballero y detallista’. Además, dice que se siente una mujer más madura por los golpes que ha recibido en la vida.

Esta semana hemos visto a una ‘Tefi’ totalmente empoderada en diferentes programas de televisión. ¿Cómo estás?

Muy bien, mi cambio de actitud y mentalidad viene desde que empecé a entrenar mi subconsciente, me di cuenta de que todos necesitamos ayuda en nuestras vidas. Me siento más madura por los mismos golpes de la vida.

¿Qué te hizo madurar?

Cuando era chiquita sufrí de bullying en el colegio, trabajé desde jovencita, me independicé, perdí mi hijito cuando estaba con George (Forsyth), la televisión te enseña a ser más fuerte porque uno está expuesto y todo ello me entrenó para soportar golpes muy fuertes. Todo pasa por algo en la vida y cuando me caigo, me paro y sigo.

¿Por qué te hacían bullying en el colegio?

Se burlaban horrible de mí por mi cabello y porque no tenía ‘chichis’. A mis 13 o 14 años no tenía una personalidad fuerte y era muy doloroso.

Stephanie Valenzuela sobre su novio Luka: “No es mi ‘Sugar daddy’, los dos trabajamos” (Foto: José Rojas)
Stephanie Valenzuela sobre su novio Luka: “No es mi ‘Sugar daddy’, los dos trabajamos” (Foto: José Rojas)

¿Cómo era ‘Tefi’ en el colegio?

Era ‘nerd’, de los primeros puestos de mi colegio, estudiaba mucho y no era tan regia y espectacular, no había pasado por ‘lavado y planchado’.

Honestamente, ¿cuántos ‘arreglitos’ te has hecho?

Todos, de pies a cabeza estoy toda arreglada.

Cuánto habrás gastado…

Lo único que pagué fueron mis ‘chichis’ y nariz, después todo fue canje.

¿No eres de las chicas que les da roche decir que pasó por el bisturí?

¿Por qué? Al contrario, uno tiene que quererse como es y si te arreglas, bien por ti.

¿Qué no volverías a hacer en tu vida?

Todo lo dejaría como está porque me enseñó las cosas que ahora sé y, a pesar de todo lo malo, me siento bendecida, muchas puertas se me han abierto. La vida es para disfrutarla.

Y ahora la disfrutas al lado de tu pareja, el esloveno Luka Lah.

Sí, Luka fue una bendición en mi vida, llegó en el momento adecuado. Estoy feliz con él, me ayudó a cambiar mi mentalidad y a siempre pensar en positivo.

¿Cuánto tiempo llevan saliendo oficialmente?

Un mes recién. Cuando estuvimos en México recién decidimos estar, estamos yendo paso a paso y todo tranquilo.

¿Fue romántico para pedirte que seas su pareja?

Sí, siempre me sorprende con detalles. Cuando estrené mi canción ‘El perdón’ arregló la casa con flores y globos para celebrar.

¿Te enamoró que sea detallista?

Claro, pero su manera de ser y mentalidad es lo que más me gusta de él. Luka es un amor bonito que me da seguridad y paz.

Stephanie Valenzuela sobre su novio Luka: “No es mi ‘Sugar daddy’, los dos trabajamos” (Foto: José Rojas)
Stephanie Valenzuela sobre su novio Luka: “No es mi ‘Sugar daddy’, los dos trabajamos” (Foto: José Rojas)

Hay quienes dicen que es tu ‘sugar daddy’…

Los dos tenemos 31 años y para que sea mi ‘sugar daddy’ tendría que tener 20 años más… sería mi ‘sugar baby’, ja, ja, ja. En realidad, los dos trabajamos, no necesito eso (que la mantengan), pero obvio como hombre es caballero. Somos una pareja joven que se complementa y lo importante en una pareja es que los dos aporten y realicen sus sueños.

¿Cómo se siente él con la presión mediática?

Le fascina la cámara, es recontra figureti como yo.

¿Cómo se dicen de cariño?

Él me dice ‘reina de la cumbia, billonaria y perfecta esposa de Luka’ y yo le digo ‘rey, encantador, billonario y perfecto esposo de Tefi’. Así nos llamamos todos los días, parece largo, pero así nos decimos.

¿Luka es celoso?

No, estamos siempre juntos y hay confianza. No hay motivo de celos.

¿Perdonarías una infidelidad?

No. Estamos superbién, no somos de taparnos el teléfono ni las llamadas, todo es abierto entre los dos. No siento dudas.

¿Eres de las mujeres que revisan el celular de su pareja?

Quizás lo hice con otras parejas, pero con él no porque hay confianza.

¿Has planeado mudarte con Luka para convivir en otro país?

No me mudaré de México por ahora, pero sí hemos pensando que Miami sería un lugar al que nos gustaría ir después.

Stephanie Valenzuela sobre su novio Luka: “No es mi ‘Sugar daddy’, los dos trabajamos” (Foto: José Rojas)
Stephanie Valenzuela sobre su novio Luka: “No es mi ‘Sugar daddy’, los dos trabajamos” (Foto: José Rojas)

¿Te has comunicado con tu ‘comadre’ Paula Manzanal?

Siempre estamos en contacto por mi ahijado, pero la verdad no he venido de paseo, sino a trabajar y ver a mi familia. Aunque quisiera verla no hay tiempo.

¿Han tenido problemas porque estás saliendo con Luka (ex ‘saliente’ de Paula)?

No, nosotras lo hablamos y no hay ningún problema.

Tu nueva canción ‘El perdón’ es una fusión de cumbia y reguetón, ¿te gustaría grabar con algún cantante aquí?

Me encantaría grabar con ‘Agua Marina’, a ver si me hacen caso y me escriben.

¿Qué es lo que viene para ‘Tefi’ en su carrera musical?

Mi proyecto más cercano es terminar mi álbum ‘Cita con psiquiatra’, grabar videoclips y se vienen unas colaboraciones que grabé en el 2020 y no logré sacarlas por todo lo que pasó (con Eleazar Gómez).

Si tuvieras al frente a tu agresor Eleazar Gómez, ¿qué le dirías?

Nada, porque ya le dije todo lo que tenía que decirle. Cuando estuve con él, al principio era ‘cool’, pero no me había dado cuenta de que estaba con una persona totalmente agresiva. Tenía cambios de humor, pero nunca pensé que me iba a hacer algo así (atacarla).

¿Qué sueños te faltan cumplir?

Ser una cantante conocida internacionalmente, terminar de escribir mi libro, abrir mi ONG (para ayudar a mujeres maltratadas) y adoptar más perros.