Tula Rodríguez sobre su relación con Javier Carmona: "Hay mucho amor, somos una familia con tres hijos" | ENTREVISTA

Tula Rodríguez cuenta que está orgullosa de sus raíces provincianas y trabajó desde abajo para salir adelante. 

Tula Rodríguez
Tula Rodríguez
Tula Rodríguez

Más sobre:

Tula Rodríguez

Tula Rodríguez se siente orgullosa de sus raíces provincianas y de ser una ‘chola’ que desde niña trabajó duro para salir adelante. Por eso, las Fiestas Patrias, son para ella motivo de doble celebración y espera que todos los peruanos nos unamos como país para salir adelante y superar la crisis que ahora vivimos.

“Fiestas Patrias es una fecha que siempre me ha llenado de orgullo, me siento feliz de ser peruana. Este es un país rico en todos los sentidos, desde la gastronomía, su riqueza natural, hasta sus incomparables paisajes, ahora más con la alegría del fútbol y el calor de su gente”, comentó.

¿Cómo sueles celebrar estas fechas?
Por muchos años la he pasado trabajando, animando los shows de cumbia y folclore con mi gente. Sin embargo, este año estaré en Iquitos junto a mis hermanas y nuestros hijos. Esta vez, mi querido esposo se queda en casa.

¿Y te gusta comer algo especial?
Toda nuestra comida es riquísima, muero por la pachamanca, por un tacacho con cecina y, claro, una rica papa a la huancaína.

¿Y qué tal te sale?

Espectacular... la voy a preparar para que te deleites.

Te forjaste desde abajo como muchos provincianos que llegaron a la capital para trabajar y crecer...
Soy nacida en Lima, pero hija de migrantes. Mi madre es de Trujillo y tengo una abuela que era de Huancayo, así que de ahí me viene la ‘huainada’. No olvido mis raíces, he crecido en El Agustino, vendí marcianos, cancha, toffees y otras cosas para ayudar a mi familia y ser independiente.

¿Le has contado eso a tu hija?
Claro, y hace unos días estuvo vendiendo su canchita en el canal. Sabía que íbamos de viaje y le puse las pilas para que tenga su dinero para sus cosas. Ella es mi princesa, pero no vivimos en un palacio y tiene que ser ingeniosa... Le encanta el cuy, su papá con huevo, ha llevado su tamal al colegio y me acompaña al mercado, a Gamarra. Ella necesita aprender a comer de todo, a conocer la realidad de nuestro país, no porque a sus padres les va bien debe tener todo servido.

Falta que viaje en micro...
Lo ha hecho. Mi papá la llevó para que conozca y vino feliz con su boleto. Y también algo fascinada, porque dice que había shows en los micros, y bueno, hay cosas que poco a poco irá entendiendo. No va a crecer siendo una niña tan ‘pinky’. Además, como padres, le inculcamos muchas cosas que son básicas, pero indispensables para la sociedad, como no botar los papeles al piso, respetar las luces del semáforo. En estas Fiestas Patrias no solo se trata de ponerse el polo de Perú, hay que tomar conciencia de lo que hacemos cada día por el bien del país.

Otros viajan al extranjero en Fiestas Patrias...
Respeto a los que viajan al extranjero, a mí también me gusta viajar afuera, pero no en Fiestas Patrias; hay que conocer nuestro país, siempre hay algo que descubrir. Yo muero por mi marido y lo amo, pero ahora se quedará en casa con mi papá, y contaré las horas para abrazarlo y besarlo.

¿La relación está cada día más fuerte?
Somos uno. Hay mucho amor, somos una familia con tres hijos. Estamos muy felices.

¿Qué te indigna de todo lo que estamos viviendo?
Es lamentable lo que está sucediendo con los ‘audios de la vergüenza’ y esto debe cambiar. Nuestros hijos necesitan tener otro chip, trabajar honradamente sin quitarle nada a nadie, respetar y valorar lo nuestro. No podemos permitir que sigan llegando personas al Congreso y al Gobierno jurando por la plata. Tengo fe en que las cosas cambiarán, de no tener miedo de que nos vayan a asaltar en la calle y que nuestros hijos puedan ir al parque a jugar sin que aparezca un enfermo.

REGRESAR A LA PORTADA DE TROME.PE 

Ir a portada