calificó de intrascendente el entredicho que tuvieron y en el entierro del compositor , cuando la cantante le habría pedido a Florcita no llorar por su padre.

“Eso ya pasó, es que tener siete mujeres y en cada mujer, un hijo, debe ser complicado, pero hagamos la paz. A ambas las aprecio porque Susy es mi comadre, pues soy el padrino de Flor, y a Cecilia yo le hacía el bajo con Polo, fui el Cupido”, contó Loza.
Y ayer el compositor recibió un homenaje póstumo en el Rímac, donde se develó una placa con su nombre.

En la ceremonia participaron sus hijos Marco Polo, Flor, Cristovals y Carmen Polo.

“Ahora la plaza de Armas del Rímac se llama Augusto Polo Campos y estamos orgullosos, y este 25 de febrero, la Municipalidad de Lima hará un concierto por el cumpleaños de papá”, dijo Marco Polo. (B.Pashanasi)